Para Trump, todo ha terminado menos los tuits




  • WASHINGTON —  Hace dos años, el presidente Trump se burló de Carrots, el pavo, de quien dijo que se había “negado a ceder y exigió un recuento” de un voto que supuestamente había perdido en el concurso anual de indulto de aves de la Casa Blanca.
    El martes, poco antes de que Trump perdonara oficialmente a un pavo de Acción de Gracias llamado Corn en una ceremonia en el jardín de rosas, el presidente se alineó con Carrots y tuiteó: "¡¡¡No concedo nada!!!” en mayúsculas, indicando que se repitan las elecciones del 3 de noviembre.

    Pero después de tres tensas semanas, el vasto gobierno federal avanzó repentinamente con una transición formal al presidente electo Joe Biden, y los tuits llenos de ira de Trump parecían desvinculados de cualquier realidad política.

    Luego de una decisión tomada el lunes por la noche por el jefe de la Administración de Servicios Generales, el equipo de Biden recibió más de $6 millones para contratar personal; fue autorizado para reuniones informativas de inteligencia clasificadas y para buscar verificaciones de antecedentes del FBI sobre los nominados; y recibió cooperación en planes para combatir la pandemia de COVID-19 y administrar una vacuna.


  • Artículos relacionados



  • Opiniones sobre esta nota