Votemos por el sí en la consulta del 1º de agosto de 2021




  • Nos encontramos en un momento en el que podemos entrar a una democracia participativa y es una buena opción para la ciudadanía ante las inconsistencias y crisis de la democracia representativa. Por primera vez se nos consulta y dudamos en participar, pues como ya sabemos, el INE inició el 15 de julio la promoción de la consulta popular sobre someter a juicio a los ex presidentes de la época neoliberal: Carlos Salinas de Gortari, Ernesto Zedillo, Vicente Fox, Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto. El texto de la pregunta original fue cambiado por la Suprema Corte, ya que la mayoría de los ministros les deben el empleo, y la sustituyeron por otra, confusa e imprecisa. Aun así, hace unas semanas iniciaron un sondeo de opinión. Los resultados están en las dos gráficas que aparecen en esta sección:
    https://www.jornada.com.mx/2021/07/16/opinion/006o1eco
    Podemos afirmar categóricamente que la pregunta que aprobó la Suprema Corte de Justicia de la Nación es confusa, profusa y difusa. Por ello, la respuesta de la ciudadanía en la consulta popular del 1º de agosto de 2021 no proporcionará información válida ni confiable. Cabe destacar que estoy completamente de acuerdo con ese ejercicio democrático a fin de contar con un sustento legal para someter a juicio a los cinco ex presidentes que gobernaron el país de diciembre de 1988 a noviembre de 2018.

    Las trabas que desde la legalidad se impusieron a este ejercicio, por ejemplo; imponer que 40 por ciento de la ciudadanía vote para que el resultado sea vinculante a un proceso judicial, parecen impedir que los cinco ex presidentes puedan comparecer y explicar lo que sucedió durante sus mandatos; pero también se trata de que la gente vote, porque si sólo el 25 por ciento de la población acude a las urnas, el triunfo de eso -que se conoce como democracia participativa-, no podrá ser discutido por nadie, así la consulta no pase a mayores. Total, eso es lo importante, la gente y su deseo de participar en el gobierno.

    La pregunta obligada es: ¿quieren o no que se juzgue a los ex presidentes del país?, el voto duro de los partidos quedó reducido a la baja participación. Asi, el partido de las mayorías, de los sin partido, más los abstencionistas, hacen mayoría, y por eso es muy importante ir a votar todos y todas, no importa si votan por el sí o por el no, con el solo hecho de participar abrimos la puerta a la democracia participativa y entonces todas las decisiones de trascendencia nacional serán consultadas, al menos yo si quiero opinar y que me consulten.

    Por el bien de [email protected], el 1° de agosto ve a votar y, de ser posible, con todos los de tu familia independientemente de su posición y opción a “Si o al No”, lo que cada quien piense que es lo correcto: ¿Tienen los mexicanos el derecho a analizar cómo fue el gobierno de cada uno de ellos? Los mandatarios de los cinco gobiernos anteriores, en acatamiento al artículo 87 constitucional, pronunciaron el siguiente juramento: “Protesto guardar y hacer guardar la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y las leyes que de ella emanen y desempeñar leal y patrióticamente el cargo de Presidente de la República que el pueblo me ha conferido, mirando en todo por el bien de la Nación”. Los cinco, en su momento lo juraron, pero hay que conocer los resultados y el impacto de sus acciones, aunque no se les juzgue jurídicamente, pero si social y culturalmente, aunque no los enjuicien ni devuelvan un centavo de lo corruptamente transado.

    Pero hay que reconocer que el país que tenemos es herencia de la corrupción e impunidad de décadas de mal gobierno, y eso lo sabemos [email protected] y hay que proponer nuevas reglas contra la impunidad y la corrupción, ya no se puede dejarlo como está, al final si no actuamos perdemos [email protected] y esta es una buena oportunidad para integrarnos a una nueva práctica democrática ante gobiernos que ni ven ni escuchan, como decía el viejo refrán político mexicano, queremos que nos vean y que nos escuchen, pues adelante es nuestra oportunidad y lo veníamos proponiendo reclamando y exigiendo desde hace mucho tiempo pero la miseria moral y la ceguera política lo impidió.

    Finalmente, en 2018 el electorado mandó otro mensaje: gobierno unificado. La manera como lo entendió AMLO y su coalición, será motivo de discusión en las siguientes entregas. El presidente concentra más poderes informales que formales, pero carece de la base social en la cual sustentaba su poder la así llamada, -de manera equívoca-, Monarquía absoluta sexenal. Ya no hay corporativismo de sectores, los poderes fácticos mantienen su peso en la política y a ellos no les conviene estas prácticas democráticas por la complicidad de políticos y empresarios en la corrupción e impunidad. Ahora serán los ciudadanos los que tenga más poder, pero será a corto y mediano tiempo. Este es el inicio del poder ciudadano y la sociedad civil, como lo está haciendo el movimiento feminista que ahora se está posesionando en todos los espacios; en la equidad e igualdad de género, sobre todo en la esfera política, le falta mucho en las otras esferas como la económica, cultural, social y demás, no digamos en lo agrario o rural, pero van caminando y esperemos acompañarlas. Por lo pronto, ¡vamos [email protected] votar!.

     

  • Opiniones sobre esta nota