UMBRAL PÚBLICO. CONTRACCIÓN ECONÓMICA NACIONAL Y ESTATAL




  • La contracción económica nacional en el 2020 se ubicó en -8.5% del Producto Interno Bruto y en el Estado de Baja California en -7.1 por ciento del PIB. 

    Derivado en gran medida del impacto de la contingencia sanitaria, la economía mexicana presentó una contracción de -8.5% durante el pasado año de 2020, en su comparación interanual, con el año previo de 2019, y en lo que corresponde al Estado de Baja California en el primer trimestre del 2020 se mostró un decrecimiento de  -0.77%,  de        -0.3%, en el segundo trimestre una caída de -19.28% y en el tercer trimestre  -1.26 y en el total de los 9 meses de ese período un -7.1 por ciento, caída no muy lejos del desplome a nivel nacional. Lo anterior, según estimaciones del Instituto Nacional de Estadística y Geografía, INEGI.

    A pesar de esos indicadores económicos muy adversos, tanto que no se presentaban en el país, desde los años de la gran depresión económica, de hace casi nueve décadas; también desde el ejercicio fiscal anterior, se han venido presentando datos económicos positivos, que, junto con un posible programa efectivo de vacunación, pudieran significar que se aminoren, en un plazo más breve, las graves afectaciones económicas actuales y posibilitar la superación de la actual recesión económica.

    La variable económica más alentadora y también seguramente la que mayor aportación haya hecho para mitigar las dificultades económicas de un amplio sector de la población y sobre todo en los grupos de menores ingresos y con situación de pobreza, nos referimos a las remesas de nuestros migrantes en Estados Unidos, cuyos montos siguen creciendo y alcanzando nuevas cifras record. En el año de 2020 el total de remesas recibidas alcanzó la cifra histórica de 40,606.60 millones de dólares, lo que representa 4,167.8 millones de dólares más, respecto del año de 2019, cuando se recibieron 36,438.76 millones de dólares. En el caso del estado de Baja California en el ejercicio de 2020 se recibieron 1,234.9 millones de dólares, un 30.2% por ciento más que en 2019, donde llegaron 948.7 millones de dólares de nuestros paisanos migrantes. Las remesas se han convertido en el principal ingreso de divisas en México.

    Otro indicador macroeconómico relevante es el referente a la balanza comercial, donde México alcanzó un superávit comercial histórico, por 34 mil 476 millones de dólares el año pasado de 2020, aunque esto fue posible por una reducción de las importaciones, debido a la contingencia sanitaria, pero también a que se observó un impulso a la demanda externa, sobre todo de los Estados Unidos.

    Otro dato económico también importante refiere a que, durante 2020, los ingresos tributarios crecieron un 0.7 por ciento, conforme a información del SAT, se pudiera calificar de perceptible apenas, pero muy favorable dada la situación de la contingencia sanitaria. La captación del impuesto sobre la renta, ISR, en 2020 fue de 1,760, 294 millones de pesos y ña del impuesto al valor agregado, IVA, fue de 988,979 millones de pesos.

    Los comportamientos de las variables económicas anteriores pudieran incidir en que el rebote económico en el 2021 sea en forma de V en lugar de forma de U con un repunte lento, lo cual sería favorable para la recuperación económica.

    @PR_Avila
    Economista (UNISON), Maestría en Administración Pública (UACH) y Profesor de Asignaturas en la Facultad de Contaduría y Administración de la Universidad Autónoma de Chihuahua

  • Opiniones sobre esta nota