UMBRAL PÚBLICO. POBREZA LABORAL




  • En el Estado de Baja California, al tercer trimestre de 2020, aproximadamente 855 mil bajacalifornianos, de un total de 3,315,766 habitantes, se ubican en pobreza laboral, que es una situación en la que el ingreso laboral de un hogar no es suficiente para alimentar a todos sus miembros. 

    La diferencia entre el porcentaje de la población con un ingreso laboral inferior al costo de la canasta alimentaria, que es equivalente a la línea de pobreza extrema por ingresos, para el Estado de Baja California, entre el tercer trimestre de 2019 y el tercer trimestre de 2020, alcanzó un 6.9 por ciento de la población, es decir, creció de 18.9% a 25.8 por ciento; conforme al Índice de Tendencia laboral de la Pobreza del tercer trimestre 2020 del CONEVAL, con información de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo Nueva Edición (ENOEᴺ), del INEGI.

    En otros estados aledaños de la región noroeste, la estimación de su población en pobreza laboral es la siguiente: en Sonora, se estima en 1,140 miles de sonorenses, correspondiente al 40.0 por ciento de su población, de un total de 2 850 330 habitantes; en Sinaloa, se estima en 1,168 miles de sinaloenses, el 39.4 por ciento de su población, de un total de 2 966 321 habitantes; en Chihuahua, se estima en 981 mil chihuahuenses, el 27.6 por ciento de su población, de un total de 3,556,574 habitantes. Adicionalmente, en la CDMX, se estima en 4,022 miles de personas, el 45.1 por ciento de su población, de un total de 8,918,653 habitantes. 

    La variación a nivel nacional de la población con un ingreso laboral inferior al costo de la canasta alimentaria aumentó 6.0%, al pasar de 38.5%, a 44.5 por ciento, en el tercer trimestre de 2020, lo cual se refleja en un incremento de la pobreza laboral en 7.5 millones de personas, en 28 de los 32 Estados de la República Mexicana.

    Entre los factores que explican este incremento, afirma el CONEVAL, se encuentran la disminución anual de 6.7% en el ingreso laboral real, el aumento en los precios de la canasta alimentaria y el aumento en la tasa de desocupación.  En otras palabras, el poder adquisitivo del ingreso laboral real per cápita, una disminución de 6.7% entre el tercer trimestre de 2019 y el tercer trimestre de 2020, al pasar de $1,794.87 a $1,675.21; durante el tercer trimestre de 2020, también se dio un aumento del Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) respecto al registrado en el mismo periodo del año anterior, la inflación promedio anual se ubicó en 3.9%, mayor a lo reportado en el tercer trimestre de 2019 que fue de 3.3 por ciento. Por otra parte, recordemos también que entre abril y junio de este año se perdieron más de un millón de empleos formales registrados en el Instituto Mexicano del Seguro Social, si bien paulatinamente, se han ido recuperando, sigue siendo un fuerte impacto.

    Los hogares en pobreza laboral pueden lograr aumentar sus niveles de alimentación y sustento a partir de ingresos no laborales, como remesas de sus parientes migrantes en Estados Unidos y transferencias o acceso a programas sociales.

    En 2019, en México, la cifra del Producto Interno Bruto fue de -0.1 por ciento y en Baja California el comportamiento del PIB 2019, fue apenas de 1.6 por ciento y en 2020 los pronósticos son adversos; por un lado, la economía nacional afectada por la crisis sanitaria, con una posible caída de aproximadamente menos 8 por ciento y localmente conforme al Indicador Trimestral de la Actividad Económica Estatal, al segundo trimestre de 2020, la variación porcentual respecto a igual trimestre del año anterior, en el Estado de Baja California, es de -18.6 (cifras desestacionalizadas), lo cual avizora que podría incrementarse significativamente la población en pobreza laboral, que por falta de recursos no pueden tener acceso suficiente a alimentos y educación y por eso, no pueden generar recursos para salir de esta situación.


    @PR_Avila


    Economista (UNISON), Maestría en Administración Pública (UACH) y Profesor de Asignaturas en la Facultad de Contaduría y Administración de la Universidad Autónoma de Chihuahua



  • Opiniones sobre esta nota