Rechazan a paciente con covid-19 en el Autódromo; llega al INER y muere




  • Alejandro 'N' de 67 años, falleció en un lapso de poco más de dos horas después de ser rechazado en el hospital Autódromo Hermanos Rodríguez, habilitado por el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) para la atención de personas con problemas respiratorios relacionados con el covid-19, a pesar de tener un diagnóstico de neumonía atípica y un cuadro sintomático acorde al coronavirus. 
    A las 11:44 de ayer, sus hijos Iván y Leonardo llegaron a la puerta 6 de la Ciudad Deportiva Magdalena Mixhuca, acceso destinado por el instituto para el ingreso de pacientes y familiares; sin embargo, el personal de vigilancia les indicó que para poder ingresar a su papá, debía ser remitido por otro hospital o llegar en ambulancia.  Para ese momento, Alejandro se encontraba en la parte trasera del automóvil en el que era transportado, recostado y con tanta dificultad para respirar que su esfuerzo se escuchaba a metros de distancia, como un ligero silbido, acompañado de una queja. Los hermanos atendieron la recomendación de trasladarlo al Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias (Iner), ubicado en la zona de hospitales en Tlalpan. 
    A las 12:20 horas, 36 minutos después de que fue rechazado su ingreso en el autódromo, el señor ingresó a Urgencias, donde fue valorada su condición y se determinó hospitalizarlo. Sin embargo, poco antes de las 14:00 horas, Alejandro perdió la batalla: un paro respiratorio fulminante terminó con la esperanza de su familia de que se recuperara. El diagnóstico previo fue neumonía atípica, sin que se pudiera confirmar o descartar que fue positivo a covid-19. “Siempre había sido fuerte”, señala Iván minutos después del fallecimiento de su padre. Alejandro se fue en cinco días, los síntomas comenzaron el domingo pasado: dolor de cabeza, dificultad para respirar, fiebre, mismos que se fueron agudizando conforme pasaron los días hasta este viernes, en los que su dificultad respiratoria y lo amoratado de sus manos y labios despertaron la alerta. Aunque sus hijos reconocen que llegó en condiciones críticas, no falta el cuestionamiento: ¿qué hubiera pasado si lo hubieran atendido en el primer hospital? ¿Si esos 36 minutos de tiempo perdidos de un nosocomio a otro se hubieran empleado en la atención de su papá? “Estoy consciente de que mi papá venía un poco delicado y si, temíamos eso, entonces ahorita a echarle...”, señala Iván luego de notificarle el deceso de su progenitor a su hermano quien, emocionado por el ingreso de su papá al Iner, esperaba buenas noticias. Al tiempo de que los hijos de Alejandro asimilan la muerte de su papá, con tanque de oxígeno en mano, Jacob Salazar, de 55 años, ingresa al hospital. Sus familiares buscan internarlo, pero es rechazado. Mismo diagnóstico, neumonía atípica; sin embargo, sus síntomas comenzaron desde el pasado 20 de abril y han ido en aumento. "Vamos a empezar, es el primer hospital, lo traemos con neumonía, esperemos que ya me lo reciban. Él está así desde el 20 de abril, no le han hecho ninguna prueba, ha estado en la casa con las medidas que han dicho, pero empezó a empeorar desde hace cuatro días; fuimos a un particular y nos dice que es forzoso hospitalizarlo", señala su sobrina Claudia Tlapal.


  • Artículos relacionados



  • Opiniones sobre esta nota