Tribunal Supremo anula suspensión del Parlamento británico; afirma que es 'ilegal'




  • En un importante golpe para el primer ministro británico, Boris Johnson, el Tribunal Supremo británico declaró ilegal este martes su decisión de suspender el Parlamento durante cinco semanas durante la crucial cuenta atrás para el Brexit.

    La decisión unánime de los 11 jueces del tribunal declaró “nula y sin efecto” la orden de suspender las sesiones parlamentarias.

    La histórica decisión provocó peticiones inmediatas de que Johnson renunciara al cargo.

    El líder del opositor Partido Laborista, Jeremy Corbyn, dijo en la conferencia de su partido que la decisión refleja el “desdén” de Johnson por la democracia y el Estado de Derecho.

    Corbyn afirmó que Johnson debería “convertirse en el primer ministro que menos tiempo ha servido”.

    El duro tono del fallo judicial y el hecho de que fuera un voto unánime hizo que muchos señalaran que Johnson no puede seguir en el cargo.

    “Su posición es insostenible y por una vez debería tener el coraje de hacer lo correcto y renunciar”, afirmó delante del Tribunal la legisladora del Partido Nacional Escocés Joanna Cherry, una de las personas que presentó la demanda contra el primer ministro.

  • Artículos relacionados



  • Opiniones sobre esta nota