De la Independencia, a la Reforma y a la Revolución: Chihuahua, una capital que piensa en grande




  • CHIHUAHUA, CHIH.- Esta enorme entidad, la mayor del país, alberga su capital con menos de un millón de habitantes, sin embargo en menos de 25 años de alternancia ha evolucionado conservando su tradición histórica combinada con una modernización  notable que refleja su empuje y prosperidad en el Norte del país.
    Recorriendo esta ciudad, está a la vista que quienes la han gobernado, tanto del PRI, como del PAN, han pensado en grande.
    Una nueva zona económica, comercial, hotelera, de edificios en vertical, con un listado amplio de agencias de autos que no está en todas las entidades, centros comerciales o "malls" al estilo gringo de grandes proporciones y con abundante clientela emergen en el nuevo Chihuahua.
    Luce limpia, verde, con escaso graffiti, con iniciativas de reforestación y de aseo colectivo, bajo cada bote de basura, donde no hay acumulación ni moscas, se colocan unos cartones con el llamado a pegar ahí los chicles y no contaminar las zonas peatonales.
    No faltan los contrastes, los indígenas tarahumaras, vendiendo sus artesanías o sus hijos pidiendo monedas, como tampoco están ausentes los prósperos Menonitas, corriente migratoria del Canadá,  de piel blanca y ojos de color, hacendosa y productora de los famosos quesos. 
    Recorriendo la antigua zona, la céntrica y tradicional, se respira una gran riqueza histórica acumulada:
    1.- El actual Palacio de Gobierno, zona donde estuvo en el Calabozo subterráneo preso el Cura libertario Miguel Hidalgo (Independencia) y donde luego fue fusilado, en 1811, frente a la Plaza de Armas.
    2.- La Casa de Juárez (Reforma), convertida en Museo, con los carruajes, recámara, estudio y mobiliario y documentos, que dejó cuando el Benemérito vivió aquí por unos meses en 1864 cuando la presidencia itinerante, tras la invasión francesa.
    3.- La casa de Pancho Villa (Revolución), convertida hoy también en Museo, gracias a su esposa Luz, que murió a inicios de los 80's conservando casi intacta la casona que hoy es administrada eficientemente por la Secretaría de la Defensa Nacional, y que data de inicios del siglo pasado.
    Es decir, Chihuahua tiene su haber y hacer en la historia de los tres grandes movimientos y transformaciones: Independencia, Reforma y Revolución.
    La zona Centro, no es como en otras ciudades, un lugar de soledad, abandono y vandalismo, abunda el comercio próspero, el turismo nacional y extranjero alrededor de una de las más hermosas Catedrales, y muchos de los edificios han sido restaurados y conservados, principalmente por los gobiernos estatal y local, para dar cabida a la actividad del sector público, conservando su fisonomía intacta, y pasando a su lado y subterránea, vías rápidas y de transporte colectivo, que han respetado las calles ya convertidas en plazuelas repletas no solo de turistas, sino de nativos locales y de la región, que acuden a presenciar los bailables, shows musicales y eventos culturales infaltables principalmente en los fines de semana, ambientados por un clima que en verano apenas supera los 35 grados.
    Llama la atención la empresa "Bárbaros de Chihuahua" que ofrece económicos tours hasta de noche, para conocer los sitios históricos,como la famosa "Quinta Gameros" y a relatar con personajes vestidos a la época de los grandes sucesos históricos que vivió la región.
    Muy demandante en sus "troles" repletos la ruta de "Chihuahua de noche" que visita las sedes de la cerveza artesanal, para concluir en una plaza del Mariachi, donde abunda la música folclórica, con suculentos restaurantes en la zona anexa al Monumento del Angel y erigida en memoria a Villa El Centauro del Norte, donde no solo están los antiguos edificios restaurados, sino los nuevos monumentos a la arquitectura contemporánea.
    Tanto en infraestructura, transporte,  conservación, rescate se constata visualmente que los gobernantes, alternando uno a otro, han competido eficazmente para dejar su huella en grande con enormes obras, sin escatimar en inversiones o en miradas cortas, lo que ha venido a conservar radicalmente lo viejo pero a darle modernidad al toque en los alrededores.
    No desconocen las escandalosas corruptelas de quienes por el poder público han pasado, pero la huella dejada por la mayoría de los exgobernantes ha sido mucha mayor.
    Rebasando por mucho ya a ciudades norteñas como Tijuana, como Juárez, como Hermosillo, ya Chihuahua es una gran capital, sin dejar de lado su enorme aeropuerto ampliado, asi como sus interconexiones, y crecientes desarrollos inmobiliarios de interés social pero emergiendo una gran actividad en los fraccionamientos medios e incluso residenciales, con la marca Ruba como su detonante nativo, y ya incluso teniendo dos campos de golf, así como numerosos museos, casa de cultura, donde se han rescatado y restaurado los que fueron primeros cines, con una demanda educativa de nivel superior, tanto pública como privada, formando abundantes profesionistas y activando una clase trabajadora del campo y ciudad así como un empresariado que también ha sido puntal en la economía nacional.
    A diferencias de mas de una década atrás, los hechos de violencia ya no son cotidianos. y a pesar de ser entidad fronteriza, se nota un orden y una autoridad policial que asegura el orden y la tranquilidad, luego de momentos álgidos de crímenes y ataques a defensores de derechos humanos como a políticos mismos.


  • Artículos relacionados



  • Opiniones sobre esta nota