LA URGENCIA Y OBVIA RESOLUCIÓN EN LAS DECISIONES DEL CONGRESO PARA GOBERNADOR POR CINCO Y NO POR DOS AÑOS






  • Es el caso de la iniciativa de Decreto formulada por la fracción parlamentaria de Morena, por conducto del Diputado Víctor Manuel Morán Hernández, para realizar reforma al Artículo Octavo Transitorio de la Constitución Política del Estado,  relativo al Decreto 112 de fecha 11 de septiembre de 2014, en el cual se establece que "Para efecto de la concurrencia de la elección de Gobernador del Estado con el proceso electoral federal 2021, el Gobernador electo en el proceso electoral de 2019, iniciará funciones el primero de noviembre de 2019 y concluirá el 31 de octubre de 2021."

    El Diputado Morán Hernández inició solicitando la dispensa de trámite de la iniciativa presentada porque a su decir era de calificarse como de urgente y de obvia resolución, manifestando que de continuar con el periodo de la gubernatura señalado por la Constitución generaría una mayor afectación al erario público, creando incertidumbre económica, política y social, impactando en los servicios públicos y en el bienestar integral de la ciudadanía, agregando que la población ya tenía conocimiento de la iniciativa porque se dio a conocer antes de la elección y se legitimó su interés con su voto en las urnas.

    Realizada su petición, el Diputado Miguel Antonio Osuna Millán de la fracción parlamentaria del PAN, manifestó su desacuerdo con la dispensa de trámite señalando que esta situación generaba desconcierto e incertidumbre porque se había elegido a un gobernador por dos años, por lo que era necesario detenerse y hacer una reflexión.

    Sobre el particular, ninguno del resto de las Diputadas y los Diputados presentes hizo intervención alguna, por lo que se procedió a someter a votación la dispensa de trámite donde 21 Diputados votaron a favor y 1 voto en contra.

    Por si usted no lo sabe, una dispensa de trámite implica que no se lleven a cabo todos los trámites internos relacionados con un asunto considerado de urgente y obvia resolución, por lo que en la misma sesión en que se presenta se somete a la consideración del Pleno para su análisis, discusión y votación.

    Fue el propio Diputado Morán Hernández quien dio lectura a la iniciativa en la que escuchamos todos los argumentos en la que se apoyaba, lo que nos hizo remontarnos a aquel 11 de septiembre de 2014 cuando a iniciativa del PAN se había decretado que el periodo gubernamental que iniciaría en 2019 sería de dos años, donde los argumentos vertidos también hicieron referencia a necesidades de índole económico, político y social. Ante ello, resalta la pregunta de hasta dónde esos argumentos económicos, políticos y sociales han cambiado entre ese 2014 y este 2019 que justifiquen de manera clara y sustancial la iniciativa de reforma aprobada.   

    Sin ser abogados y mucho menos constitucionalistas, no deja de sorprendernos que una reforma legal como la realizada venga a incidir en un proceso ya concluido, donde toda la información electoral hizo referencia a dos años y el ciudadano eligió a su gobernante justo por ese lapso de tiempo, tal como lo afirmó el Diputado Osuna Millán.

    Es así que el gobernador entrante no gobernará durante los dos años para los que fue elegido, sino que lo hará por cinco años, dada la decisión tomada por el Congreso del Estado.

    De la misma forma en que ocurrió cuando se sometió a debate la dispensa de trámite, al hacerlo respecto a la iniciativa presentada por Morena, el Diputado Osuna Millán reiteró su desaprobación, lo que tampoco tuvo mayor eco, por lo que se procedió a someter la iniciativa a votación por cédula de los Diputados presentes, resultando 21 votos a favor y 1 voto nulo.

    De la forma en que fue tratada por el Pleno del Congreso del Estado la iniciativa en comento, se observa una absoluta falta de análisis, discusión y debate públicos, donde la ciudadanía fue limitada a conocer cuántos Legisladores estuvieron a favor y cuántos en contra, lo que necesariamente implica que no se conozcan las razones que llevaron a quienes, en este caso,  estuvieron a favor. La muy socorrida opción de calificar los asuntos tratados por el Congreso como de urgente y obvia resolución debe ser revalorada por los Legisladores. La ciudadanía debe conocer las motivaciones de cada de uno de ellos cuando se tratan asuntos de interés público. Resulta muy cuestionable que dada la relevancia del tema del que aquí se escribe, el tiempo dedicado por el Congreso desde el inicio de su presentación y hasta su conclusión, haya sido de tan solo 30 minutos, donde 10 de ellos se dedicaron a la votación vía cédula.

    No está por demás mencionar que los otros temas tratados en la misma sesión también carecieron de análisis, discusión y debate. En la medida en que no haya una absoluta transparencia en las decisiones legislativas, se generará en la población, en la misma medida, la idea de en tales decisiones prevalecen más los intereses partidistas y las ambiciones políticas particulares que los verdaderos intereses y beneficios ciudadanos.

  • Artículos relacionados



  • Opiniones sobre esta nota