Propone AMLO "federalizar" todas las plazas magisteriales




  • CIUDAD DE MEXICO.- En un acto sin precedentes, el presidente Andrés Manuel López Obrador ha dedicado dos reuniones en Palacio Nacional, a miembros de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) en tanto que con la dirigencia del SNTE, solo ha sostenido una sola reunión.
    En ambas reuniones, la última apenas este lunes, ha participado el profesor Marco Antonio Pacheco Peña (ver foto donde aparece a un lado de la secretaria de Gobernación) quien coordina la CNTE en BC. De hacerse realidad, habría una sola nómina para todo el magisterio nacional y ya no habría maestros estatales y maestros federales, aunque el dilema sería cómo homologar no sólo nómina sino salarios actualmente diferenciados..
    En dicha sesión se informó que la redacción de las leyes secundarias de la nueva reforma educativa deberán considerar la federalización gradual de todas las plazas magisteriales, según estableció el Presidente López Obrador dentro de los lineamientos generales por los que deberá regirse la mesa de trabajo entre el Gobierno federal y los integrantes de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE).
    Durante la segunda reunión privada que tuvo con los integrantes de ésta en Palacio Nacional, quienes aun con la desaparición de la “mal llamada” reforma educativa siguen inconformes, el mandatario les manifestó por escrito -como había sido acordado en la primera reunión del pasado lunes- que respetaba el desacuerdo en el que se mantenían.
    Los integrantes de la comisión única negociadora serán parte de las mesas de trabajo en las que estarán los secretarios de Gobernación, Educación y Trabajo, Olga Sánchez, Esteban Moctezuma y Luisa Alcalde, respectivamente.
    Además de la federalización de todas las plazas, el mandatario también expresó en la carta que, con previo censo de verificación, se basificará a todos los maestros de todos los regímenes de la enseñanza educativa.
    Definir número de alumnos y métodos de acceso a las escuelas normales pública, y a partir de ello otorgar plazas a todos los egresados de esas escuelas, punto en el que ambas partes habían estado de acuerdo.
    El morenista incorporó peticiones de la CNTE en los lineamientos, pues la promoción de plazas considerará en 40% la antigüedad, en otro 40% experiencia en zonas de alta pobreza y marginación y el 20% restante comprenderá desempeño manifestado por alumnos y padres de familia.
    Aliados en su campaña, ni la SNTE ni los grupos alrededor de Eba Esther Gordillo, han tenido esa atención presidencial de recibirlos en dos ocasiones en Palacio Nacional.

  • Artículos relacionados



  • Opiniones sobre esta nota