Las asociaciones público privadas no son deuda, responde gobierno estatal




  •  

    MEXICALI, B. C.- Jueves 4 de abril de 2019.- El Gobierno del Estado, a través de autoridades de diversas áreas de la Administración estatal, reitera su disposición para continuar informando con transparencia sobre la realidad de las finanzas públicas, con el propósito de mantener el diálogo y el trabajo coordinado entre sociedad y gobierno, que coadyuve en el desarrollo de la entidad y los bajacalifornianos, así mismo, aclara que los proyectos APP no constituyen deuda para la entidad, tal como lo establece la Ley de Disciplina Financiera.

     

    En ese sentido, el Subsecretario General de Gobierno, Carlos Armando Reynoso Nuño, dijo que la Administración estatal no ingresará a la narrativa política electoral y que ante cualquier desinformación, se seguirá exponiendo los hechos a los diversos sectores de la sociedad con el fin de dejar claro cualquier dato.

     

    “Quienes están inmersos en las campañas que se mantengan en ese escenario, nosotros no permitiremos que se falte a la verdad, como un candidato que aseguró que el Gobierno del Estado se endeudó con 100 mil millones de pesos lo cual es totalmente falso, e intenta confundir a los bajacalifornianos”, dijo el funcionario estatal.

     

    Reynoso Nuño dijo que el Gobierno del Estado es respetuoso del Congreso del Estado y reconoce su trabajo, ya que en una sesión celebrada el jueves, aprobaron el refinanciamiento de la deuda estatal, así como las empresas bajo el régimen de Asociación Público Privada (APP´s), que son la desalinizadora de Rosarito y el segundo piso en Tijuana.

     

    Respecto del refinanciamiento o reestructura de la deuda, autorizado por el Congreso del Estado, el Secretario Técnico del Gabinete Financiero, Miguel Ángel López Arroyo, comentó que este tiene el objetivo de obtener la menor sobretasa posible y cambiar el perfil de pagos para liberar flujo a la siguiente Administración estatal. 

     

    El mayor beneficio de esta reestructuración de la deuda se basa en el Saneamiento Financiero del Estado, producto de la liberación de flujo, ya que se contará con recurso para que sea reutilizado en programas de impacto, es decir, que se tiene la disminución en el servicio de la deuda, misma que favorecerá en reorientar recursos a rubros con alto déficit como lo es Educación, Salud, Pensiones, e incluso financiamientos.

     

    Hay que puntualizar que con el Refinanciamiento de la deuda NO se está contratando más deuda, pero sí se están mejorando las tasas de interés; se pagará menos servicio de deuda en los primeros ejercicios; No se incrementa considerablemente los años; la contratación es por medio de un proceso competitivo, es decir, la mejor banca que garantice menos intereses; se cumple y se seguirán cumpliendo con la Ley de Disciplina Financiera; además que es un proceso normado y respaldado por la Federación, No se puede disponer del crédito sin contar previamente con el visto bueno de la SHCP por medio del Registro Público Único.

     

    Sumando a lo anterior, esta reestructuración nos beneficia como Estado, en la reducción en el servicio de la deuda durante los siguientes años ayudará a mejorar el segundo indicador del Sistema de Alertas (servicio de la deuda y obligaciones sobre ingresos de libre disposición). 

     

    También se verá una disminución en la amortización anual de capital, la mejora significativa en el perfil de amortización permite liberar recursos presupuestales para destinarlos a programas prioritarios de inversión pública productiva y a gasto social y, en su oportunidad, para realizar pagos anticipados de la deuda sin penalización. 

     

    Se tendrá un aumento en el plazo para el cumplimiento de obligaciones, esto permitirá la disminución de las tasas de interés ponderadas, además, disminuir la presión para el cumplimiento en los plazos pactados, asegurando la viabilidad de las finanzas estatales. 

     

    De igual manera, a corto plazo se pueden mejorar las evaluaciones que respecto de la Entidad realizan las agencias calificadoras, con los efectos benéficos para las condiciones de los créditos.

     

    En el caso del refinanciamiento o reestructura de la Deuda no hay que perder de vista que lo que se busca es permitir que se genere mejores condiciones de liquidez para la siguiente Administración.

     

    Es incorrecto evaluar el refinanciamiento señalando que se paga más intereses en la vida del crédito, esto es producto del incremento en el plazo ponderado, el cual se incrementa en casi 6 años, es incorrecto el dato de dos años que se señaló en la conferencia del CCE porque solo toma en cuenta el plazo más largo de los créditos actuales.

     

    Este refinanciamiento se debe evaluar desde el punto de vista de cuanto recurso se libera para esta y la siguiente administración y sí se reduce la tasa, en este caso se cumplen las dos premisas como se comenta incluso en la conferencia de prensa. Adicionalmente se liberan participaciones que le permitirán al Estado tener una mayor flexibilidad financiera.

     

    Por su parte, el Subsecretario de SIDUE, Oscar Alberto Gracia Valencia, explicó que en el caso de las Asociaciones Publicó Privadas, el dictamen recientemente aprobado autoriza ajustes financieros en el proyecto Desalinizadora Rosarito, así como la firma del contrato y contratación de línea de crédito contingente, en el caso del Periférico Tijuana, pero que de ninguna manera representa deuda para el Estado.

     

    En los dos proyectos dijo, fueron licitados en 2016, y en ambos también los consorcios ganadores, fueron los que presentaron la mejor propuesta técnica y económica.

     

    Resaltó que estos proyectos están soportados por amplios estudios técnicos y tienen el fin de asegurar condiciones para el desarrollo de la zona metropolitana de Tijuana. Además, ambos generarán ingresos propios que los harán económicamente viables, ya que esto no representa la contratación de deuda pública, reiteró.

     

  • Artículos relacionados



  • Opiniones sobre esta nota