Defiende O'Rourke frontera de México con EEUU




  • EL PASO, TEXAS — El candidato demócrata a la presidencia de Estados Unidos, Beto O'Rourke, declaró que los inmigrantes hacen que el país sea más seguro mientras organizaba mítines en todo Texas para iniciar formalmente su candidatura a la Casa Blanca para el año 2020, buscando reforzar su estado natal profundamente conservador y defender la frontera entre EE.UU. y México en un momento en que el presidente Donald Trump ha amenazado con cerrarla.

    El excongresista, que representó a El Paso durante tres períodos en la Cámara de Representantes hasta el año pasado, comenzó el día sábado dirigiéndose a más de 1.000 simpatizantes en su ciudad natal, al otro lado de la frontera de Ciudad Juárez, México. Más tarde habló en la histórica Texas Southern University en Houston, antes de terminar con un evento nocturno en Austin, dirigiéndose a una gran multitud a un tiro de piedra del Capitolio estatal de granito rosado.

    En un improvisado escenario de El Paso con una camisa azul, al ritmo de "Clampdown" de The Clash, O'Rourke declaró: "Estamos a salvo, no a pesar del hecho de que somos una ciudad de inmigrantes y solicitantes de asilo. Estamos a salvo porque somos una ciudad de inmigrantes y solicitantes de asilo".

    "Hemos aprendido a no temer nuestras diferencias, sino a respetarlas y abrazarlas", le dijo a una multitud que ondeaba pequeñas banderas estadounidenses y letreros en blanco y negro que decían "Viva Beto", mientras que a menudo interrumpían a su candidato para cantar su primer nombre. O'Rourke también habló largamente en español, provocando vítores fuertes y sostenidos.

    En una serie de tweets el viernes, Trump advirtió que podría cerrar la frontera sur de EE.UU. la próxima semana "si México no detiene de inmediato TODA la inmigración ilegal que ingresa a Estados Unidos". En comentarios posteriores a los periodistas, agregó: "Lo mantendremos cerrado por mucho tiempo. No estoy jugando".

    O'Rourke ha hecho de la promoción de la frontera - culturalmente rica y económicamente poderosa - la pieza central de su campaña y habló en una esquina del centro de la ciudad, a pocas cuadras de ella. Denunció las recientes decisiones de los funcionarios federales de detener "en jaulas" bajo el puente internacional de El Paso a las personas que cruzaron a Estados Unidos para buscar asilo, diciendo que esos detenidos "son nuestros seres humanos y merecen ser tratados como nuestros seres humanos".

    O'Rourke ingresó a la contienda el 14 de marzo y ya ha visitado nueve estados, pero había prometido regresar a El Paso para un inicio oficial.
    Como lo ha hecho anteriormente, renovó los llamamientos para trabajar con los republicanos y los demócratas, diciendo "antes que nada, somos estadounidenses primero", lo que provocó coros de "¡Estados Unidos! ¡Estados Unidos!", pero también hizo predicciones más audaces que en el pasado, diciendo que si su campaña puede unir a personas de todo el espectro ideológico, puede superar al resto del campo presidencial demócrata 2020 y "derrotar a Donald Trump".

    Un pequeño pero vocal grupo de partidarios de Trump en El Paso, se reunió a pocas cuadras del evento para gritar sus sentimientos anti-O'Rourke durante horas.

  • Artículos relacionados



  • Opiniones sobre esta nota