Rinde Melba Olvera cuarto informe de actividades de la CEDHBC




  • Mexicali.- La Presidenta de la Comisión Estatal de los Derechos Humanos de Baja California (CEDHBC), Melba Adriana Olvera Rodríguez, presentó ante el Poder Legislativo, el cuarto informe de actividades del Organismo Público Autónomo.

    En la sede del Congreso del Estado, la Ombudsperson de Baja California, informó que en 2018 la CEDHBC recibió 5 mil 189 solicitudes de intervención, que significan un número mucho mayor de personas afectadas, las cuales requirieron de alguna Gestión u Orientación; de estas solicitudes, en más de 2 mil 300 se iniciaron procedimientos de investigación a través de expedientes de Queja.

    Durante la sesión de la Comisión de Derechos Humanos del Congreso del Estado, que preside la Diputada Trinidad Vaca resaltó que durante 2018 se concluyeron más de 5 mil expedientes, de los cuales aproximadamente el 50% fueron asuntos recibidos desde 2010. Es decir, existe un esfuerzo importante por abatir el rezago histórico que se encontró en 2015.

    En la sesión en la que también participaron las y los Legisladores Héctor Mares, Claudia Agatón, Rocío López, Victoria Bentley e Iraís Vázquez, Olvera Rodríguez puntualizó que se han adecuado los lineamientos de recepción e integración de Quejas, así como para la construcción de las Recomendaciones, lo que ha permitido tener un enfoque de interseccionalidad desde el primer contacto de cualquier persona con la CEDHBC, y una capacidad técnica en las investigaciones basadas en el derecho internacional.

    En el mismo sentido, subrayó la presencia que han tenido las mujeres en la defensa de los derechos humanos, pues fueron ellas quienes en la mayoría de los casos acudieron ante la CEDHBC, generando la apertura del 70% de los expedientes, así como obteniendo un total de 611 Quejas recibidas con relación a presuntas vulneraciones a derechos humanos de mujeres durante 2018.

    Como resultado de la creación de la Quinta Visitaduría General y de los tres programas institucionales sobre niñez y adolescencia, discapacidad y mujeres, se registraron incrementos importantes en la apertura de expedientes relacionados con niñas, niños y adolescentes, personas pertenecientes a comunidades o pueblos indígenas, personas que viven con VIH/Sida, así como de personas en contexto de movilidad humana.

    Agregó que durante 2018 la CEDHBC emitió 23 Recomendaciones de las cuales 19 fueron derivadas de investigaciones por violaciones a derechos humanos de expedientes de Queja y 4 Recomendaciones Generales en las que se acreditaron violaciones a derechos humanos en perjuicio de 71 personas: 3 niñas, 5 niños, 6 adolescentes mujeres y 5 adolescentes, 30 mujeres de las cuales una es persona adulta mayor y 22 hombres, siendo uno de ellos, persona con discapacidad auditiva.

    La mayoría de las Recomendaciones emitidas por la CEDHBC, no solo durante 2018, sino desde junio de 2015 se construyeron a partir de violaciones a derechos humanos en las cuales más del 50% de las víctimas fueron mujeres.

    Desde la protección y la defensa la CEDHBC ha mantenido una participación activa en las distintas coyunturas sociales registradas en Baja California, destacando la presencia permanente en los distintos eventos y puntos en donde se han concentrado personas en contexto de movilidad humana, siendo partícipes de acciones en favor de este colectivo, bajo una visión interseccional.

    Destacó que un logro histórico fue la obtención de medidas de compensación para víctimas de violaciones de derechos humanos reconocidas a través de sus Recomendaciones, quienes recibieron de manera satisfactoria pagos de indemnización tendientes a reparar de manera integral el daño causado.

    Desde junio de 2015 se firmaron 105 Acuerdos de Colaboración, entre ellos, 84 Convenios de Colaboración y 21 instituciones firmantes del Pacto por los Derechos de las Mujeres y las Niñas. Lo que hace una realidad que la Comisión tenga mayores espacios para incidir, no solo en las instituciones públicas, sino en las organizaciones de la sociedad civil.

    Como resultado del Programa de los Derechos de las Mujeres y del Mecanismo de Supervisión de la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad, la CEDHBC tiene instalados dos Observatorios con la sociedad civil organizada; el Observatorio de los Derechos de las Mujeres y las Niñas y el Observatorio de los Derechos de las Personas con Discapacidad de Baja California, respectivamente. Espacios en los que se ha contado con la asistencia de representantes de organizaciones internacionales como de la Alianza Internacional de la Discapacidad y de Disability Rights International.

    Olvera Rodríguez resaltó que durante 2018 se publicó el Diagnóstico sobre Política Migratoria en la Frontera Norte de México y las Directrices para la Actuación de Defensoras y Defensores de Derechos Humanos en Situaciones Migratorias Especiales, en conjunto con las ocho Comisiones que integran la Zona Norte de la Federación Mexicana de Organismos Públicos de Derechos Humanos (FMOPDH); así como la Guía para el Monitoreo de la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad, en conjunto con diversas instituciones de derechos humanos de la Federación Iberoamericana del Ombudsman (FIO). Ambos documentos de investigación, se realizaron bajo la asesoría técnica del Proyecto de Fortalecimiento de la FIO de la Agencia de Cooperación Alemana (GIZ por sus siglas en alemán), con quien la CEDHBC ha tenido una cercanía y vinculación.

    Desde el aspecto normativo, la CEDHBC tuvo la oportunidad de incidir y acompañar dos procesos legislativos a los que ha dado seguimiento la Comisión; la publicación de la Ley para el Uso de la Fuerza y las Armas en Baja California y la Ley de Víctimas para Baja California.

    De igual manera, se emitieron diversas opiniones consultivas sobre iniciativas, reformas, proyectos o decretos; sobre la creación de la Comisión de Búsqueda; sobre la Ley para Garantizar la Protección Integral de las Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas; sobre la discapacidad; sobre la migración; sobre la Ley para el Uso de la Fuerza y la Ley de Víctimas entre otras.

    Asimismo, la Ombudsperson destacó que se logró que los cinco ayuntamientos, los tres poderes del Estado, así como un importante número de organizaciones de la sociedad civil firmaran el Pacto por los Derechos de las Mujeres y las Niñas, compromiso moral y de buena fe, supervisado por la CEDHBC que permite multiplicar los esfuerzos de las instituciones para impulsar la igualdad sustantiva entre mujeres y hombres y la perspectiva de género en su actuar para impulsar mayores garantías a los derechos de las mujeres y las niñas.

    En lo que respecta a las actividades de educación y promoción en derechos humanos, el Organismo ha puesto particular énfasis. Desde junio de 2015 a la fecha se ha multiplicado de manera progresiva la cantidad de personas que han recibido educación en materia de derechos humanos por parte de la CEDHBC, logrando llegar a más de 175 mil personas de la población en general y a más de 20 mil servidoras y servidores públicos. Tan solo en 2018, ascienden a 37 mil 486 las personas que recibieron actividades de promoción y educación, lo que representa un aumento de más del 50% respecto a 2017.

    Como se puede observar, indicó, las actividades de promoción y educación representan un quehacer diario importante para la CEDHBC, donde cada día del 2018 se realizaron 4 actividades simultáneas de educación en el Estado, llegando en promedio a más de 100 personas al día. Es decir, hoy se tiene mayor cercanía con la población en general, a través de actividades lúdicas, con lenguaje asequible y con contenidos que buscan la construcción de valores y conductas, de habilidades para la vida, para la resolución de conflictos y la paz, con especial énfasis en las actividades dirigidas a las niñas, niños y adolescentes.

    La Ombudsperson manifestó que es indiscutible que de manera progresiva, “los Organismos Públicos Autónomos de Derechos Humanos son necesarios para lograr un verdadero Estado de Derecho y para que la garantía plena de todos los derechos para todas las personas en Baja California sea una realidad”.

    “Desde la figura Ombudsperson, construir la paz en una sociedad es una encomienda que implica la corresponsabilidad. Diversas manifestaciones amenazan la defensa de los derechos humanos, que debe ser entendida como en la búsqueda del respeto a la dignidad de todas las personas, independientemente de cualquier estatus”, refirió.

    Melba Adriana Olvera Rodríguez hizo énfasis en el papel que desempeñan las y los Ombudsperson del mundo. Durante su participación en el IV Congreso Internacional PRADPI “Las Defensorías del Pueblo Iberoamericanas ante la Agenda 2030”, en la Universidad de Alcalá, España, manifestó que "las y los Ombudsperson del mundo somos promotoras y promotores naturales de la igualdad de género, pues sin igualdad de derechos no hay justicia y nuestro trabajo es buscar la justicia siempre".

    En ese sentido, recordó que durante su intervención en el XXXII Congreso de la Federación Iberoamericana del Ombudsman, en Andorra, subrayó el papel del Ombudsperson en la defensa de los derechos de las personas en contexto de movilidad humana, bajo una perspectiva transversal, en la que respete la dignidad de las personas y se garantice la no discriminación por la condición de migrante o mujer; a proteger el derecho de niñas, niños y adolescentes a desarrollarse en un ambiente familiar adecuado; y proteger a las personas de los grupos en contexto de mayor vulnerabilidad, que puedan ser objeto de desalojos asegurando que puedan continuar con sus vidas de un modo digno, lo cual representa un gran reto en virtud del crecimiento del fenómeno migratorio.

    Para finalizar, la Presidenta de la CEDHBC, Melba Adriana Olvera Rodríguez, puntualizó que “las personas, las instituciones y la sociedad hemos de trabajar en la evolución de nuestras conciencias, el autoconocimiento, el respeto y el amor, fomentar la compasión y ser cada vez más empáticos. Porque estos valores están ligados a la justicia, y la justicia a la igualdad, a la equidad, a la libertad y al respeto. Si aprendemos a vernos y reconocernos en las otras personas, estaremos fomentando la paz, respetando la dignidad y por ende los derechos humanos y optaremos por la justicia; nos asumiremos como parte de la misma familia, la familia humana”.

    3 archivos adjuntos

  • Artículos relacionados



  • Opiniones sobre esta nota