Incumple AMLO con bajar IVA en frontera al 8% al consumidor




  • El nuevo gobierno federal del presidente Andrés Manuel López Obrador incumplió su promesa este primero de Enero de 2019 con la que atrajo a muchos votantes en el sentido de que iba a disminuir al consumidor el Impuesto al Valor agregado (IVA) del 16 al 8% en esta entidad y en toda la frontera norte.
    Tampoco se hizo efectivo la tasa cero del Impuesto sobre el Valor Agregado (IVA) para la gasolina y el diésel, como lo había asegurado apenas el jueves pasado la titular de la Secretaría de Economía (SE), Graciela Márquez Colín.
    “Con ello vamos a poder cerrar la brecha, aunque no completamente, que existe entre el precio de gasolina y el diésel a lo largo de los estados fronterizos con los condados del lado estadounidense”, declaró apenas en su primera rueda de prensa realizada en la sede de la dependencia federal después de haber asumido el cargo, según la revista Expansión.
    Afirmó en ese momento que la medida permitirá estimular a las empresas y proveedores para ofrecerles a un costo más bajo los energéticos.
    López Obrador había dicho tanto en su cierre de campaña en el auditorio del Estado, como en la reciente gira de agradecimiento por su victoria en el Centro Cívico que cumpliría con bajar el impuesto.

    La realidad en el bolsillo contrasta con promesas y anuncios oficiales

    Consumidores de esta y otras fronteras del norte del País, dejaron pendientes algunas de sus compras el año pasado 2018, pues confiaron que en lugar de pagar con el 16% en diciembre del 2018 sus compras, ya a partir de la primer hora del 2019, pagarían el 8%.
    El senador de Morena Ricardo Monreal, dijo a este semanario a inicios de diciembre que el presidente AMLO cumpliría a la frontera con la baja del IVA, y es que en la iniciativa de ley de ingresos o de recaudación federal la baja no se contempló y fue mediante un anuncio de un supuesto decreto presidencial en Nuevo León, que por el año nuevo la disminución se produciría, pero nunca se dijo que sería mediante el enrredoso mecanismo de "crédito fiscal" al que se acogió para disfrazar la no disminución del impuesto que el gobierno priista de Enrique Peña Nieto y sus legisladores aplicaron a los fronterizos en el sexenio anterior incrementándolo del 11 al 16%.
    La acción irritó a los consumidores fronterizos que vieron con agrado que el entonces candidato en repetidas ocasiones en Mexicali como en Tijuana, cifró su compromiso con el pueblo en la triada "No  mentir, no robar y no traicionar al pueblo". Pero la realidad ya en el gobierno otra vez superó a las promesas y palabras. 
    El beneficio que sí está por verse es la duplicación de salario mínimo y la disminución del ISR, aunque cabe destacar que en nuestra entidad los beneficiados del mínimo son apenas casi 111 mil asalariados a los que les decretó el nuevo gobierno federal emanado de Morena y de AMLO, el doble de salario  mínimo, pero esta medida no beneficia al millón 600 mil personas ocupadas en algunas actividad económica en este estado.

    Factura antes y  hoy en el 2019, papelito habla

    Como se  observa en las imágenes gráfica de facturas, este semanario hizo el ejercicio de compra en la ultima semana de diciembre de 200 pesos de gasolina, solicitando facturación de la misma, para compararla con la que vendría este primero de Enero de 2019.
    Como se observa el 16% sigue aplicándose en el año nuevo incluso el número de litros posible de adquirir con esa suma fue en ambos periodos de 10 litros y medio, lo que significa que ni bajó, ni se eliminó el cobro de dicho impuesto.
    Cajeros de Oxxo cuestionados porqué no había disminución del IVA en las compras, simplemente se excusaron: No hubo nada oficial.
    Un día antes, se había advertido además que la aplicación de los beneficios fiscales del decreto de estímulos fiscales región fronteriza norte, no se aplicarán de forma indefinida según el articulo primero transitorio que a continuación se transcribe:
    Primero. El presente Decreto entrará en vigor el 1 de enero de 2019 y estará vigente durante 2019 y 2020.
    Es decir, las medidas, en lugar de fijarlas como permanentes, quedaron para dos años, por lo que se estarían revisando por el Ejecutivo en turno.


  • Artículos relacionados



  • Opiniones sobre esta nota