Colectivo reprocha ausencia de víctimas de la militarización en discurso de AMLO




  • Defensores de derechos humanos que forman parte del colectivo #SeguridadSinGuerra, lamentaron la ausencia de las víctimas de la militarización de la seguridad pública en el discurso de la toma de protesta del presidente Andrés Manuel López Obrador, a quien le reprocharon los “excesivos elogios” a las Fuerzas Armadas.

    En entrevistas por separado, Edgar Cortez Morales, del Instituto Mexicano de Derechos Humanos y Democracia (IMDHD) y Juan Martín Pérez García, de la Red por los Derechos de la Infancia en México (REDIM), manifestaron su preocupación por la propuesta de continuar con la estrategia de colocar a las Fuerzas Armadas al frente de la seguridad pública del país.
    Al término de más de una hora de discurso ante el pleno del Congreso de la Unión, Cortez Morales comentó: “Extrañé que no hubiera dicho algo sobre la problemática de las desapariciones en México y sobre la crisis de derechos humanos, porque la única alusión que hizo fue con relación a proporcionar cursos de derechos humanos a las Fuerzas Armadas, que integrarán la Guardia Nacional”.
    Fuerte crítico de la militarización de la seguridad pública, el defensor destacó que lo que se confirmó en el discurso es que “las organizaciones y el presidente coincidimos en que hay que acabar con la violencia, la diferencia está en el cómo hacerlo”.

    Tras cuestionar “el exceso de elogio, la falta de autocrítica y la descalificación a la Policía Federal”, Cortez Morales dijo que “esperaba un planteamiento más integral, pero no dijo nada a propósito de la procuración de justicia, nada a propósito del poder judicial, y en cambio reiteró su apuesta de enfrentar el problema de la violencia con una sola medida que es la Guardia Nacional”.

    Recordó que la militarización de la seguridad “es una historia que hemos vivido, no partimos de ‘a lo mejor algo pasa’, sino que venimos de muchos casos en los que miembros de Fuerzas Armadas han tenido responsabilidad en violaciones graves a derechos humanos”.

    Para el defensor, no es posible que “un cursito de derechos humanos”, como propuso López Obrador, sea garantía para evitar los abusos, “porque el tema es la naturaleza misma de la institución castrense, formada para la guerra para eliminar a un enemigo, así piensan, así se preparan, esa es la mística y la mentalidad que tienen”.

  • Artículos relacionados



  • Opiniones sobre esta nota