Me arrepiento de Anaya, pero no había otro: Gustavo Madero




  • Gustavo Madero, el impulsor de Ricardo Anaya en el Partido Acción Nacional (PAN), desde diputado hasta candidato presidencial, se arrepiente de haber apostado “de buena fe” por alguien que traicionó, pero aclara que no había nadie mejor: “Yo no veía a otro, la neta no veía a otro”.

    Después de que en Twitter reconoció con tristeza “que quienes más criticaron a Ricardo Anaya acabaron teniendo razón y que quienes lo apoyamos perdimos y nos equivocamos”, Madero completa: “Cuando tú confías en alguien y esa persona no cumple o traiciona, no es que fue más inteligente, sino que no cumplió”.
    No sólo culpa a Anaya del derrumbe del PAN, también lo señala por “causarle daño a la transición democrática” del país al propiciar con su derrota la victoria de Andrés Manuel López Obrador y la “amenaza de regresión política” que –dice– representa.

    “Yo hice todo de buena fe, apoyando a una persona que le veía mucho talento, pero que al final equivocó el proyecto en sí mismo. ¡Él no era el proyecto, él era un instrumento, el mejor que teníamos. Yo no veía a otro, la neta no veía otro, y le construimos todo el andamiaje.” 


  • Artculos relacionados



  • Opiniones sobre esta nota