CAMPAÑA ELECTORAL Y RECUENTOS




  • Campaña electoral y recuentos

    Fernando González Reynoso

    El actual momento político en nuestra país es coyuntural, esto se da cuando hay cambios de alto impacto, pero que es muy difícil de explicar la causa y el efecto en corto, porque requiere de hacer primero un diagnostico sobre los factores que intervinieron para ese cambio de impacto, no es reducible al “fue el enojo popular o social” , tendría en su caso que cuantificarse, cuanto, de quienes y porque, que sería lo más fácil, porque implica un análisis estructural, pero lo más difícil es lo segundo, como si tuviéramos sobre la mesa el antes y el después, el después es más difícil porque es algo que no se ha realizado.

    Hasta el día de la elección predominaban los escenarios pesimistas, de más de lo mismo, porque los factores reales de poder iniciaron una campaña anti AMLO, desde los gobiernos federal estatales y locales, lo empresarios con el “Así no” los medios de comunicación y locutores de vendimia, desataron una guerra terrible y escandalosa, ante el temor de perder todo lo que corruptamente han acumulado en estos gobiernos espurios, luego sacaron el cobre del criollo que llevan dentro, desde el PRI se les califico de “prietos”  morenos, ninguneando toda cultura popular, naca, prole, chaparra, indígena, ignorante, pobre y todos los adjetivos.

    Pero este primero de julio el país de las elites fue derrotado por el México de la desigualdad, de los desfavorecidos, los de abajo y más abajo, de los de que caminan con el pie descalzo hasta los pirruris, salieron a votar en todos los ricones del país, “El águila por fin devoro a la serpiente y se hecho al vuelo coreando por todo México la participación” , eran  los gritos que callaron, los niños que mataron, son sus lágrimas de olvido, los feminicidios y la desigualdad del genero, el olvido social, la marginación del joven y la disputa por su futuro, es el hambre de la sierra, la injusticia en el asfalto, la furia de la tierra y el reclamo por la avaricia del engaño, obreros y burócratas, ahí estuvimos todos y todas, se hicieron presentes todos los agravios contra los malos gobiernos del PRI, PAN y PRD, desde lo que algunos llaman “El México Profundo”.

     La democracia que se escucho fue la del pueblo, en el debate popular, los ciudadanos de a pie, los de sin televisión los trabajadores informales y formales, todos discutían su futuro en la calle, en la familia, en la escuela, en el trabajo, en el campo, en los restaurantes, en la cantina, hasta en misa, principalmente en las redes sociales ahí se dieron los verdaderos debates en celulares, computadoras,  y por todos los medios.

    Y desde antes de las 7:00 de la mañana salieron ejércitos de ciudadanos, nunca antes entusiasmados por asistir al evento electoral, como funcionarios ciudadanos o representantes de partidos, como observadores y cuidadores del voto, formaron un muro contra el fraude, alertas y muy despiertos para todo ver, oír o presenciar, asumiendo su responsabilidad de hacer las cosas bien hacer que la democracia llegara y funcionara y el régimen se hundió.

     Con ello nace la esperanza, mas de 30 millones de mexicanos a la hora de votar lo hicieron por un líder que puede cambiar el rumbo del país, un líder que se templo desde la sierra, el pantano, la montana y el desierto, “Así se templo el acero” diría Tolstoi, sobreviviente de muchas guerras como el desafuero, el fraude y la denotación, la manipulación, sobrevivió la violencia y provocación, la compra de votos, el miedo, las campañas negras de los profesionales de la comunicación los cuadros partidistas, la escoria y escuadrón de los mapaches y compradores de credenciales electorales al final se le reconoció.

    Ganó la consigna del “No mentir, no robar y no traicionar”, ganó la ciudadanía, activa y participativa, politizada, la que aun no quiere irse a casa, quiere participar, quiere enterarse del cambio y ser parte de él, pero es un ejército armado, que no hay que subestimar, quiere cuidar su voluntad, el respeto electoral y la democracia, pero también exige implícitamente la participación ciudadana ante el rechazo al poder representativo, a la democracia directa: plebiscitos, referéndum e iniciativa ciudadana, viene la revocación de mandato, ya lo exigieron con una senadora y como dicen un mensaje para la clase gobernante” Cuando veas las barbas de tu vecino cortar, pon las tuyas a remojar”.   

  • Artculos relacionados



  • Opiniones sobre esta nota