¿PLURALISMO O BIPARTIDISMO?




  • Es difícil prever o predecir la realidad pero no se trata de eso. Decía Benedetto Croce que la historia es un cruce de temporalidades que se entrecruzan y en el tiempo presente tenemos las de largo alcance y las de corto alcance. La historia de los partidos en México es sinuosa pero elemental en el fondo como todo trasfondo. 

    Desde la Reforma existen los partidos modernos y el sistema de elección pasó primero por una etapa muy confiable donde lo mismo Juárez que Lerdo o Porfirio Díaz reconocían los resultados. Díaz fue el primero en amañar las elecciones pero más que unipartidismo había un caudillismo dictatorial (1884-1910), hasta que las elecciones fueron puestas en seria duda. Madero restaura la fiabilidad de las elecciones pero fue interrumpido por las armas revolucionarias. Bajo regímenes revolucionarios, de la influencia de Flores Magón y los primeros sindicatos obreros nace el Partido Comunista Mexicano en 1919. Al triunfo de la revolución el proceso se invierte porque había que calmar los ánimos revolucionarios de mas de 800 generales la mayoría autoconsiderados presidenciables. Después del gigantesco fraude electoral denunciado por José Vasconcelos contra Álvaro Obregón, en 1929 nace el Partido Nacional Revolucionario, antecesor del PRI, que encauzó los ánimos revolucionarios hasta consolidar los primeros planes de desarrollo sexenal e instituir todas las organizaciones de Estado incluidos los interlocutores de la sociedad civil incluidas las empresariales como nace el Partido Acción Nacional en 1939. 

    Los militares ceden finalmente el poder a los civiles desde el general Ávila Camacho. Los antecesores del PRI fungieron como partido único, el PCM y el PAN y otros partidos placebo fueron avasallados durante 71 años por la maquinaria priísta, hasta que perdió Cuahtémoc Cárdenas contra Carlos Salinas por un enorme fraude electoral. El PRI quedó tocado de muerte hasta que pierde totalmente las elecciones bajo un proceso fiable arribando el PAN con Vicente Fox al poder. Todo este periodo abarca el Unipartidismo. Después vino el gigantesco fraude electoral de urnas perpretado por el PAN de Felipe Calderón, luego retorna el PRI con otro gigantesco fraude pero ahora de massmedia (fraude massmediático) en 2012. Con todo el tinglado IFE-INE de apariencia pluralista y la claudicación del PAN ante el PRI en el Pacto por México, en realidad no hubo pluralsmo, el unipartidismo siguió disfrazado, no terminó en el 2000 prosiguió hasta 2018. Entonces tenemos que el unipartidismo abarca desde 1929 hasta 2018.

    Seguramente el INE seguirá vendiendo su aparato pseudopluralista pero parece que otra vez los partidos paleros volverán a ser avasallados ya no por un partido pero si por dos. Caeremos en un bipartidismo. El problema es que AMLO también habla de pluralismo y basta bajarle un tantito la piñata a los independientes. Pero, podrán hablar de bipartidismo los historiadores porque durante el unipartidismo priísta hubo muchos satélites. Con la derrota del unipartidismo en el año 2000, el engaño fue que al pactar PAN y PRD bajo la consigna del PRI se volvió a caer en el unipartidismo. Ahora en 2018 se derrota definitivamente al unipartidismo y en el trasfondo se hace presente un eje dinámico social dado a partir de liberales y conservadores. Por la sencilla razón de que solo después del uno sigue el dos (conformada por dos unos) y después del dos sigue el tres (conformado por tres unos) y así pero después del dos siguen todos los números. 

    No se trata pues de trasnochados que creen volver al siglo XIX en el siglo XXI, se trata de los dos principales usos del cerebro que es conservar y mantener (memoria) y arriesgar y abrirse al mundo (conocer), por lo que este eje dinámico es de todos los tiempos. Y, por supuesto que ambos tienen sendos atractivos, conservar cuando se obtiene algo preciado y no se quiere perder y abrirse al mundo con mayores riesgos a cambio de superarnos y ser mejores. En ambos casos, se posee todo un arte y una ciencia del qué y cómo conservar y de medir riesgos si se quiere progresar.

    Raul Corral Quintero
    Anahuacalli, 8 julio 2018

  • Artculos relacionados



  • Opiniones sobre esta nota