SIN TAPUJOS. SE LE MUEVE UNA PATITA




  • El pasado lunes 21 de mayo se publicó en este espacio una colaboración que titulé “El arroz ya está cocido”. Me basé en los resultados del segundo Debate de la campaña para Presidente celebrado aquí cerquita en Tijuana y por supuesto en las muchas encuestas que marcan a AMLO en un primer lugar distante. Aquí le transcribo el último párrafo para entrar en materia.
    Escribí: “Me parece que este arroz ya está cocido y este intercambio de opiniones, de puntadas y de lodo, demasiado lodo, no influirá para nada en el resultado de las elecciones del 1 de julio. Salvo un milagro de la Virgen de Guadalupe tendremos a don Andrés bien sentadito en la silla presidencial. Y a ver cuánto tiempo aguanta, él en lo personal, y el país, junto con todos nosotros, en lo general”.
    Y al parecer la Morenita del Tepeyac escuchó mi plegaria e intervino en este arroz gracias a dos asuntos muy delicados que acaba de denunciar, con muchos pantalones, el joven Ricardo Anaya, quien fue atacado de nuevo, con burdos videos y mucha difusión con el manoseado y no probado asunto de la bodega de los 54 millones.
    Anaya ratificó, con absoluta claridad a nivel nacional, con una gran cobertura y enorme apoyo, que todo lo del video era una gran mentira. Ratificó que de ganar la presidencia, iba a ordenar investigar a Peña Nieto y que si resultaba culpable, lo iba a meter a la cárcel. Remató con otro asunto de gran calibre, denunció que López Obrador ya había pactado con el Presidente Peña Nieto para no investigarlo por problemas de corrupción. El clásico borrón y cuenta nueva.
    Estos dos asuntos deben hacerle mucho daño a López Obrador en la votación del 1 de julio, pero no en sus feligreses, la gente que es devota de este personaje no cambia su voto por nada del mundo, su clientela cautiva es inamovible. Lo adoran con los ojos cerrados.
    Pero no pasará lo mismo con los millones de votantes indecisos que están furiosos contra el Gobierno de Peña Nieto y a quienes les gustaría que, si es culpable, fuera a dar con todos sus huesos y secuaces al bote. Anaya les está dando esta seguridad.
    El otro bloque de votantes que podría cambiar su voto son los millones de 

    simpatizantes a secas de López Obrador a los que no les va a gustar que su gallo ande haciendo arreglos “en lo oscurito” dejando a un lado sus fuertes y constantes señalamientos de que en su gobierno todo será claro y transparente. Verán que es puro rollo. 
    Porque la posibilidad de un arreglo ha quedado muy clara con varias declaraciones a favor de Peña Nieto, tanto del mismo López Obrador como de algunos de sus más cercanos colaboradores. Negar lo que es obvio….estakabrown. 
    En conclusión: No demos por muerto a Ricardo Anaya. Se le mueve una patita.

    LA NEGRA INDUSTRIA ELECTORAL

    El reciente estudio titulado y difundido “Dinero bajo la mesa: Financiamiento y gasto ilegal de las campañas políticas en México”, dirigido por Luis Carlos Ugalde y María Amparo Casar, dos expertos en materia electoral y financiado por Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad, A.C., puso en evidencia que el costo de las campañas políticas en curso es el más elevado en la historia del país y tal vez del mundo entero. 
    El estudio, profundo, bien hecho, concluye que por cada peso que entrega el gobierno a los partidos para las elecciones, hay por lo menos otros quince por debajo de la mesa.
    La cifra oficial es de 12 mil millones de pesos para todos los partidos. Con este estudio estaríamos hablando de un total, REAL, de 192 mil millones de pesos. La modesta cantidad de 9 mil 600 millones de dólares a 20 por uno.  
    Esto explica que se estén comprando boletas electorales, ya no en cientos, sino en miles de pesos cada una. La corrupción, el lodazal, el derroche, en todo su esplendor. Una auténtica mentada de madre a la pobreza por parte de la corrupta, corruptora y dispendiosa industria electoral mexicana, obviamente, con algunas excepciones, muy pocas.
    Discúlpeme por favor, estimado lector, pero no me aguanto. Esta chinfladera me obliga a gritarle a los culpables… ¡VIVA MEXICO…CABRONES!

    (*) El autor, 78 años, ingeniero agrónomo. Entomólogo algodonero Valle de Mexicali (1963-64). Agricultor 20 años Caborca (1971-94). En Sonora y BC directivo industria Plaguicidas 22 años y 8 en la industria Editorial. En Mexicali, Director Nutrimex (2011-14) (email: togomez39@gmail.com)

  • Artculos relacionados



  • Opiniones sobre esta nota