SIN TAPUJOS. Del Amloclós y otros temas




  • Recibí un video de un mitin celebrado recientemente por López Obrador en Ciudad Madero, Tamaulipas, me impresionó la asistencia y organización. Tanta gente que me recordó la segmentación que se realizaba con las visitas del Papa aquí en México, separando a la multitud con cercos de malla ciclónica. Para mejor control.
    Allá estuvo don Andrés echándose a la bolsa a los petroleros, parte importante de la enorme cantidad de mexicanos organizados para votar, al igual que otros muchos grupos como los maestros, el campo y los burócratas, producto de gobiernos cuyos objetivos han estado lejos de fomentar una población responsable y digna para hacer del país una patria productiva y generosa.
    Por el contrario, han acostumbrado a millones de mexicanos a que “Papá Gobierno” les resuelva sus necesidades a cambio de agacharse, aplaudir y votar. Gobiernos que han practicado la clásica política manipuladora: Dar pescado gratis y no enseñar a pescar.
    En este video vi a López Obrador, ejemplar representante de esta corriente paternalista, prometiendo dar gratis de todo, desde efectivo en forma de becas, ayudas o como se llamen, hasta gasolina y energía eléctrica baratas. 
    Ofreció echar abajo la Reforma Educativa. Cero despidos. Cero reprobados. Cero sanciones a maestros faltistas. Libertinaje abierto. Que para eso estará disponible el Presupuesto, para gastarlo a manos llenas en soluciones indignas para la persona humana y costosos barriles sin fondo. De trabajo, responsabilidades, estudio y esfuerzo, casi no dijo nada. 
    La gente lo escuchaba eufórica, loca de alegría aplaudía casi sin parar a cada promesa que salía de la voz entrecortada, emocionada, del nuevo Santa Claus mexicano. Como decía mi abuelita Fela: Que Dios nos agarre confesados.

    ¿DESAPARECERÁN LOS PARTIDOS?

    Curioso lo que está sucediendo con los tres partidos grandes. Varios columnistas especializados dan por muerto al PRI después de esta campaña, con datos duros. Pero claro, una cosa es plantearlo y otra cosa que suceda. El dinosaurio está como los gatos, con siete vidas. También el PAN anda muy mal gracias a los pleitos de Anaya con Margarita, Calderón y demás, en concreto, moribundo. Y con mayor razón si pierde, sería la puntilla. El PRD está en la lona por lo mismo, irremediables divisiones entre las famosas tribus. Como conclusión, la mesa está servida para que nazca un nuevo partido que agrupará a los tres, una especie de nuevo PRI que ahorita se llama MORENA.

    EL DINERO NO ALCANZA

    Me parece que esta frase, muy pocos mexicanos pueden dejar de sentirla, de sufrirla. Me atrevo a decir que solamente con muchos, pero muchos billetes, alguien se puede atrever a no resentir lo que está pasando. El costo de la vida se ha ido elevando de forma impresionante. Es un hecho: El dinero, los pesos, ya no alcanzan para nada, y si los conviertes a dólares, igual, “anca la gualmart” pasa lo mismo.
    Escuché en la semana que los industriales se quejaban de mucha rotación en su personal, que la gente se les iba después de entrenarlos, en busca de mejor salario. La solución es sencilla y de enorme necesidad: Suban los sueldos y salarios: La gente anda muy presionada por ingresos. Otra vez, el dinero no alcanza.
    LA INSEGURIDAD EN GRADO ALARMANTE
    Hay inquietud aquí en Mexicali por la inseguridad. Están pasando cosas inéditas. Como el caso de la semana pasada en que tres individuos armados asaltaron un salón de belleza especializado en poner uñas postizas, entraron como Pedro en su casa, encañonaron a jovencitas y señoras, les quitaron dinero, joyas y celulares. A plena luz del día, en un centrito comercial cerca del Cetys.
    Y esta es solo una muestra del gran nivel de inseguridad. La causa principal: Ingresos. Esta gente necesita dinero, para drogas o para mantener a sus hijos, no lo sé. Una razón más para que las grandes empresas, en especial las exportadoras (hay tela de donde cortar), suban los sueldos. Volvemos a lo mismo, el dinero no alcanza.
    Y hasta aquí la dejo, estimado lector. Nos vemos la próxima semana si el Patrón de mero arriba no dispone otra cosa. 

    *) El autor, 78 años, ingeniero agrónomo. Entomólogo algodonero Valle de Mexicali (1963-64). Agricultor 20 años Caborca (1971-94). En Sonora y BC directivo industria Plaguicidas 22 años y 8 en la industria Editorial. En Mexicali, Director Nutrimex (2011-14) (email: togomez39@gmail.com)


  • Artculos relacionados



  • Opiniones sobre esta nota