Insuficiente, liberación de doctor acusado de homicidio; necesario descriminalizar el acto médico




  • Luis Alberto Pérez Méndez, traumatólogo pediatra acusado del homicidio doloso de un menor de tres años de edad a quien intervino por una fractura en un brazo, fue liberado la noche de este jueves, luego de que la Sala Regional del Tribunal Superior de Justicia de Oaxaca reclasificó el delito como culposo.


    Sin embargo, esto no significa que esté exonerado, sino que podrá continuar el proceso en libertad, detalló Julio Bueno, secretario general del movimiento #YoSoyMédico17.

    “Sí claro, va a seguirlo en libertad pero el proceso, el juicio va a seguir. Esto no quiere decir que esté libre de culpa o que esté puesto en libertad porque fue exonerado de los cargos. El proceso lo llevará en su domicilio, en su casa, seguirá como un juicio normal pero ya quitándole esa tipificación como dolo eventual que le habían puesto horriblemente que lo tenía en la cárcel conviviendo con delincuentes y con criminales, con narcotraficantes, puesto que él nada más estaba haciendo su trabajo y tuvo un desenlace fatal. Eso es la realidad”.
    El pediatra estuvo 10 días en el penal de Santa María Ixcotel lo que generó la movilización del personal médico en todo el país bajo el hashtag #TodosSomosLuis. El pasado domingo, unos 50 mil médicos y enfermeras de 76 ciudades salieron a las calles para exigir la liberación de su colega.

    De hecho, informaron que aunque se suspende el paro nacional programado para este viernes 13 en instituciones públicas y privadas, y en el que sólo se darían los servicios de emergencia, el personal está en libertad de hacer algún tipo de movilización en protesta.

    Julio Bueno aclaró que la liberación de su colega no detendrá la lucha por mejorar las condiciones laborales del personal médico. Apuntó que se les está dando “una aspirina y el cáncer sigue avanzando”.

    ““No, es un parche. Eso es un parche y yo te apuesto que si pasa otra vez, va a haber una respuesta similar porque el médico trabaja descontento, el médico trabaja enojado. El problema es más de fondo. Yo te apuesto que si el médico ganara bien y estuviera contento con su trabajo, no sale a manifestarse por ningún motivo. Esto te habla de que hay problemas de fondo en salud de inversión, de infraestructura, inclusive de falta de personal y está condicionando a que haya más demandas y que esté molesto en el país”.

  • Artculos relacionados



  • Opiniones sobre esta nota