‘Nikolas llegó a su límite luego de la muerte de su madre’




  • os días después del tiroteo que sacudió al colegio Marjory Stoneman Douglas, en Parkland (Florida), en el que 17 personas perdieron la vida, siguen dándose a conocer más estremecedores detalles sobre Nikolas Cruz, el joven de 19 años, exalumno de la institución, que perpetró el ataque con un fusil AR-15 y se encuentra en la cárcel del condado de Broward, al norte de Miami.
    Y es que de acuerdo con los relatos de familiares y allegados, el difícil comportamiento de Cruz viene de varios años atrás. Nikolas llegó a los brazos de Roger y Lynda Cruz, quienes lo adoptaron junto a su hermano Zachary a temprana edad. Para Barbara Kumbatovic, cuñada de Lynda, ellos son personas amorosas que no pudieron tener hijos biológicos y decidieron darse una oportunidad con los dos pequeños. 

    El testimonio de Kumbatovic fue recopilado por el diario Sun-Sentinel, en el que describe a Lynda como un ama de casa ciento por ciento dedicada al cuidado de sus hijos. Sin embargo, con el transcurso del tiempo, Nikolas empezó a presentar serios problemas de conducta que parecieron salírsele de las manos, por lo que decidió llevarlo a terapia en repetidas ocasiones.

    Así, pese a los esfuerzos de su madre, el mal comportamiento de Nikolas se fue agudizando, en especial después de la muerte de Roger, su padre, a causa de un infarto cuando el niño tenía apenas seis años. 

    “Ella era una mujer encantadora y trabajadora. Hizo un hermoso hogar para ellos. Puso mucho esfuerzo y tiempo en su educación, su recreación, lo que sea que necesitaran. Era una buena madre que hizo todo lo posible porque necesitaba compensar el ser madre soltera”, afirmó Kumbatovic.

    Pero, incluso vecinos de Cruz relataron al mismo diario que habían tenido que llamar en varias ocasiones a la policía por incidentes con el chico, algunos de estos relacionados con disparos a pollos. 

  • Artculos relacionados



  • Opiniones sobre esta nota