Sueña jugar con México en Copa Davis




  • MEXICALI, Baja California, 12 de febrero de 2018.- Apenas en el 2015 fue medallista de oro en Olimpiada Nacional para Baja California; ahora, el tenista juvenil mexicalense Sergio Molina está feliz por haber portado los colores de México en la Copa Davis 2018, realizada en Tijuana.

    A sus 16 años, el heredero de Sergio Molina y Marina Capín ha tenido la dicha de portar los colores nacionales con el equipo Mayor de México, dirigido por el capitán Leonardo Lavalle.

    Quien a los tres años de edad se inicio en el tenis, gracias a que sus padres también fueron jugadores del “deporte blanco”, recientemente, vivió una semana de ensueño al acompañar al equipo mexicano, el cual terminó por imponerse 5-0 a Puerto Rico, para avanzar a la segunda etapa en Copa Davis.

    “Ha sido increíble, esta es una experiencia muy buena, trate de hacer lo mejor, ojalá y se hubiera podido jugar, darle un punto a México pero le doy el crédito a todos los demás compañeros, están jugando muy bien, ojalá y pueda seguir en el equipo varios años más”, dijo.

    Esta experiencia en la llamada “Copa Mundial del Tenis”, ahora lo ha hecho soñar en grande, prepararse y buscar su lugar en futuro cercano en el equipo de México.

    “Representar a tu país, estar en el equipo de tu país es algo que da mucho orgullo, es un sentimiento que no puedo describirlo, me siento muy honrado de portar esta camisa, gracias a Dios estamos haciendo las cosas bien, falta mucho más, falta mucho camino y si Dios quiere vamos a estar jugando muchas Copas más aquí”, señaló.

    En la historia del tenis mexicalense, ningún cachanilla ha jugado Copa Davis, aunque ha habido buenos jugadores como Manuel “Meño” Ramírez, quien en los noventa vivió su mejor momento, incluso, llegó a imponerse a Alejandro Hernández pero no tenía los puntos ATP por ser colegial en Estados Unidos.

    Otro colegial en Estados Unidos fue Armando Carrascosa Gallego, quien corrió la misma suerte que el “Meño” Ramírez, aunque llegó a ser invitado al equipo mexicano por Francisco Maciel; Jorge Aldrete fue otro cachanilla que en los noventas lució en su juego y está entre lo mejor de la capital de Baja California.

    Ahora, Sergio Molina, también conocido como el “Cocolito”, se perfila para ser el primer mexicalense en jugar Copa Davis, luego de su trabajo como juvenil con el equipo de “Leo” Lavalle.

    “Sergio es un muchacho que tiene que aprender mucho, la verdad muy contento de tenerlo en el equipo, le echó muchísimas ganas, aprendió todo lo que tenía que aprender, ojalá y podamos estar en contacto con él y seguirlo ayudando, esta es una zona (en México), en la que hay que trabajar muy fuerte, hay que hacer mucho esfuerzo”, comentó Lavalle.

    Ellos (jugadores y Capitán), indicó Sergio, me han dado muchos consejos, entre los principales es orden y disciplina, detalles que un futuro lo harán mucho mejor jugador, dentro y fuera de la cancha.





    FUE ORO EN ON 2015





    El cachanilla disfruta el tenis desde los 3 años, un deporte en el que cada día se divierte más, gracias a la herencia de sus padres, en especial al “Cocol” Molina, a quien veía como su “héroe”, por lo que buscó seguir este camino, el cual ha sido exitoso desde infantiles.

    A nivel nacional, infantil y juvenil, Sergio ha enfrentado a 52 mexicanos, siendo un impresionante resultado debido a que se mantiene invicto ante paisanos, además, 50 de sus victorias han sido en sólo dos sets; como dato curioso, el oro en Olimpiada Nacional 2015 en Nuevo León, es uno de los dos juegos que ha ganado en tres sets.

    “La Olimpiada Nacional fue algo increíble, sentí un honor estar ahí, en lo personal amo a mi Estado, me siento honrado de ser bajacaliforniano, no hay cosa más grande que ser de Baja California, entonces, ganar la de oro para mi y para el Estado fue un sentimiento grande, increíble”, aseguró.

    Ese año, Sergio Molina vivió otra experiencia grande en el tenis, una gira por Europa, donde adquirió enseñanzas valiosas, su mente no fue sólo el tenis, sino analizar el juego europeo y la manera de prepararse, entre otras cosas positivas que ha sumado a su trabajo.

    A la vuelta de 3 años, el talento de Baja California ahora enfrentará el reto más grande de su carrera tenística, jugar con México la “Copa Mundial del Tenis”.

    “Yo siempre creí que podía estar en una Copa Davis, de eso de trata de creer en ti, si no, pues no hay sentido, yo siempre estuve consiente de lo difícil que era pero siempre estuvo el sueño en la mente: Estar en estas Copas y representar a mi país.



    ¿Cuáles son tus nuevas metas en el tenis?

    “Portar otra vez la camiseta de México, hasta que me canse, es un sentimiento que no voy a poder describir y no van a ser reemplazados, quiero ser titular, es difícil porque están jugando bien mis compañeros, pero tengo eso mente, ser titular en uno o dos años más para jugar por mi país.



    ¿Estás listo para jugar tenis en la Mayor, siendo un juvenil?

    “Yo estoy listo, voy a tratar de hacer lo mejor que pueda, hay mucha gente que esta haciendo su trabajo, pero gracias a Dios a mi toco estar aquí, no te puedes confiar porque siempre hay gente atrás de ti”, respondió quien no se cansa de expresar su orgullo por sus padres, quienes le enseñaron este bonito deporte.

  • Artículos relacionados



  • Opiniones sobre esta nota