Localizan guaridas de Cesar Duarte en Texas




  • EL PASO, Texas (Proceso).- La vista es privilegiada desde el jardín de la mansión ubicada en el número 323 de Amelia Drive, en esta ciudad: se admira el valle que termina en los linderos de Ciudad Juárez, Chihuahua. La casa, con un valor aproximado de dos millones y medio de dólares, es refugio de César Duarte Jáquez, exgobernador priista de Chihuahua, acusado de 11 delitos y ahora fugitivo.

    Su aprehensión por agentes estadunidenses podría ocurrir en cualquier momento, pues “tres solicitudes de extradición para César Horacio Duarte Jáquez fueron entregadas a los departamentos de Estado y de Justicia el 31 de enero de 2018”. Además, el gobierno mexicano presentó “dos solicitudes adicionales en la embajada, el pasado 2 febrero, y serán entregadas el próximo lunes 12, habiendo concluido la formalización de la solicitud y su respectiva traducción”, explica por escrito a Proceso y a Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI) la embajada de México en Washington.

    El sábado 3, el secretario de Gobernación, Alfonso Navarrete Prida, al tiempo que anunció la liberación de recursos para el estado de Chihuahua, en reunión con el gobernador Javier Corral aseguró que pediría a las autoridades estadunidenses acelerar la captura de Duarte.

    El funcionario dijo: “La Procuraduría General de la República, de conformidad con sus obligaciones derivadas de tratados internacionales suscritos por el país, llevará a cabo las solicitudes de detención inmediata con fines de extradición en contra del exgobernador César Duarte, con objeto de garantizar celeridad y certeza en la impartición de justicia”.

    En El Paso, Duarte tiene registradas, a su nombre o a los de sus familiares más cercanos, nueve propiedades, las cuales visitó y recorrió el corresponsal de Proceso como parte de una investigación conjunta de este semanario y la organización MCCI.

    La de Amelia Drive –favorita de Duarte y de su esposa, Bertha Olga Gómez Fong, de entre las propiedades que tienen en El Paso, según las fuentes consultadas en los gobiernos mexicano y estadunidense– es una de las más caras de la zona residencial del oeste de esta ciudad. Además de contar con la privilegiada vista ya descrita, fue construida en una de las partes más elevadas de la colina donde viven las familias pudientes de la localidad fronteriza.

    Al frente, la casa tiene un muro de piedra y una cerca electrificada que separa el patio de una cochera con capacidad para cuatro automóviles. Por la izquierda se puede ingresar a pie a la mansión, cuya entrada principal tiene un amplio techo sostenido por seis columnas estilo romano.


  • Artículos relacionados



  • Opiniones sobre esta nota