“Me convertí en enemigo” del gobierno de EPN; evitaremos que se repita lo que pasó en Edomex: Ebrard




  • El representante territorial de Morena y ex jefe de Gobierno, Marcelo Ebrard Casaubón, reconoció haberse convertido en un “enemigo” del gobierno de Enrique Peña Nieto, pues se le hizo responsable -sin fundamento- “de haber enviado información respecto al famoso caso de la Casa Blanca”, por lo que incluso reveló que hubo instrucciones del secretario de Gobernación para que no pudiera ser diputado federal en 2015.

    La periodista Carmen Aristegui ratificó que “no hay una mano” de Ebrard en el reportaje que documentó que el presidente Enrique Peña Nieto vivía en la casa de un contratista de gobierno que ganó la licitación para el tren México-Querétaro.

    Ebrard afirmó que el abogado Gonzalo Aguilar Zínser -fallecido el jueves- le confirmó que el gobierno de Enrique Peña Nieto creía que hubo una filtración para el reportaje, por lo que prácticamente se volvió “enemigo del régimen”.

    Sin embargo, hasta ahora “no tengo ningún procedimiento en lo personal”, por lo que no fue convocado ni está sujeto a un proceso de carácter judicial.

    “Lo que hubo fueron un montón de investigaciones, auditorías, a todos mis hermanos le hicieron auditorías”.

    Afirmó que notó una “posición política adversa para mi candidatura en el año 2015”, en lo cual “no estuvo ajeno el gobierno de la Ciudad de México”, específicamente Miguel Ángel Mancera.

    “Era un personaje que no era cómodo, compatible con la estrategia que estaban llevando a cabo el PRD y la jefatura de Gobierno”.

    Añadió que le “habría encantado” que el gobierno de la Ciudad y su jefe de Gobierno mantuvieran un rumbo hacia la izquierda y no se sumara a apoyar el Frente que encabeza Ricardo Anaya.

  • Artículos relacionados



  • Opiniones sobre esta nota