Detienen a Eugenio Hernández, exgobernador de Tamaulipas




  • Fue personal de la Procuraduría General de Justicia del estado quien llevó a cabo la detención del exmandatario, sobre quien pesan acusaciones de peculado y lavado de dinero.

    Debido a que se trata de un delito del fuero estatal, Hernández Flores permanece en Tamaulipas, en tanto no se confirmen otros delitos.

    "Fue ingresado al Centro de Ejecución de Sanciones de Ciudad Victoria esta misma mañana", dijo el Fiscal Anticorrupción de Tamaulipas, Javier Castro Ormaechea en rueda de prensa.
    La procuraduría estatal detalló en un comunicado que presuntamente Hernández Flores, a través de su prestanombres, Alberto Berlanga Bolado y la empresa GMC S.A de C.V, realizó en 2007 una operación de compra por 16 millones de pesos de un terreno de mil 600 hectáreas, localizadas en el Puerto Industrial de Altamira y que pertenecen en realidad al patrimonio del estado. 

    Dichas hectáreas tenían un valor en ese entonces de mil 54 millones  de pesos, y hoy de mil 584 millones de pesos.

    Para la operación de compra-venta participaron las empresas: Materiales y Construcción Villa de Aguayo, propiedad de Fernando Cano Martínez, presunto prestanombres de Tomás Yarrington, y GMC, de Alberto Berlanga, exsecretario de Obras Públicas y Desarrollo Urbano en el gobierno de Hernández Flores.

    Al abundar sobre los antecedentes del terrreno en el Puerto Industrial de Altamira, el gobierno de Tamaulipas precisó que en 2002 Tomas Yarrington, como gobernador, vendió las mil 600 hectáreas en 14 millones de pesos a su prestanombres Fernando Cano Martínez a través de la empresa Materiales y Construcción Villa de Aguayo y éste a su vez en una segunda operación de venta, cinco años después, lo transfirió por 16 mdp a la empresa GMC de Altamira propiedad de Alberto Berlanga, presunto prestanombres de Eugenio Hernández Flores.

  • Artículos relacionados



  • Opiniones sobre esta nota