Soldados piden regresar a cuarteles porque “estamos hartos de capturar criminales que luego salen libres”




  •  Soldados de tropa destacamentados en Tamaulipas difundieron una carta en la que manifiestan su deseo de regresar a los cuarteles, porque “estamos hartos de luchar contra sicarios”.

    “En los últimos días surgió un escándalo que involucra a las Fuerzas Armadas en el tema de Derechos Humanos”, señala la misiva que circula en las redes sociales, y precisa que los militares están cansados de esta “narco-guerra” en la que capturan a criminales, pero en poco tiempo salen libres “porque las demás autoridades no hacen su trabajo”.
    “Estamos cansados de ver como emboscan a nuestros compañeros de forma cobarde y que ninguna autoridad, Organización No Gubernamental y de Derechos Humanos ‘hagan algo’”, subraya.
    Constantemente, se añade en el escrito, pierden compañeros en esta guerra, “y aunque eso no debe ser motivo de venganza, siempre nos dejará a nosotros ese dolor, ese dolor de ver hermanos caer y que nadie haga algo; porque somos nosotros los que salimos a partirnos la madre con los sicarios”.
    Son ellos, se agrega, los que están peleando contra los criminales para salvaguardar a la sociedad, debido a que las policías están penetradas por el crimen organizado.

    “Somos nosotros los que luchamos, no tú defensor de derechos humanos, no tú miembro de alguna ONG que nos acusa de lo peor, no tú que te quejas de nuestro trabajo en la comodidad del hogar”.

    Los soldados de infantería sostienen que han perdido compañeros que fueron “levantados” en su día libre y los han torturado hasta matarlos. “Han matado a las familias de nuestros compañeros como represalia ¿Creen que eso no nos duele?”, preguntan.

    Y hacen alusión a los nueve soldados que fueron “levantados” en la zona metropolitana de esta capital y posteriormente aparecieron degollados.

    El texto menciona que la violación de derechos humanos por parte de militares es un tema muy conocido y no se debe de ocultar.

    “Sin embargo, no es para justificar el actuar de nuestros hermanos de armas, solo diré lo siguiente y queda a criterio de la sociedad: Queremos que el país sea mejor, y si para lograrlo hay que morir o quedar mal de por vida, con gusto aceptamos el precio, pero no echen Nuestro sacrificio al carajo.

  • Artículos relacionados



  • Opiniones sobre esta nota