Segundos valiosos se pierden para atender una emergencia real





  • ENSENADA, B.C..- Durante los primeros meses del año en curso se han atendido más de 260 mil llamadas de emergencias al 9-1-1, de las cuales alrededor de 12 mil  son de broma, por lo que la Secretaría de Seguridad Pública del Estado (SSPE) fortalece los mecanismos tecnológicos para identificar a las personas responsables de este tipo de actos catalogados como faltas administrativas.
     
    El coordinador de Centro de Control, Comando, Comunicación y Cómputo (C4) en el puerto, Álvaro Ortiz Gutiérrez, informó que del total de llamadas recibidas de enero a la fecha 70 mil 942 fueron llamadas reales.
     
    Los reportes más frecuentes en la línea de emergencias fueron individuo sospechoso, persona agresiva, alarma activada, falta al reglamento, persona enferma y accidentes de tránsito.
     
    Expresó que una llamada de broma al 9-1-1 es una grave falta donde segundos valiosos se pierden y ponen en riesgo el arribo inmediato de las autoridades a una situación de crisis o emergencia, por lo que puede interferir en el rápido auxilio de algún ciudadano en peligro.
     
    El funcionario destacó que para mantener informada a la población sobre la opciones que C4 brinda para emisión de llamadas de emergencia y denuncia,  la SSPE continúa con campañas informativas con sector educativo,  empresarial, social y civil del puerto donde se transparenta el funcionamiento, resultados positivos y casos de éxito.
     
    “Las instituciones son de la ciudadanía, por ello debemos trabajar en conjunto para fortalecer los servicios que el Gobierno de Baja California pone a disposición de todas las  familias de Baja California", aseguró Ortiz Gutierrez.
    La SSPE pide a la ciudadanía abstenerse de realizar llamadas de broma  a la línea de emergencias 9-1-1 y la de denuncia anónima 089, números que han sido herramientas claves para la atención de incidentes.

     

  • Artículos relacionados



  • Opiniones sobre esta nota