ESTOS MESES




  • A cuatro meses del inicio de la pandemia del Covid 19 en Mexicali, las lecciones son muchas. Las positivas, nos enseñó que podemos vivir de la manera más sencilla, en el comer, el vestir, nos enseñó que somos tan vulnerables todos, no importa los niveles de ingreso. 
    Que vivimos irremediablemente en un mundo interrelacionado, que lo que pasa en China para bien o para mal, nos afecta. Nos puso a todas las instituciones a prueba. 
    La mayoría en el primer mes estábamos mudas, paralizadas, en especial al sistema de salud atrofiado por más de 30 años. Escases de médicos, enfermeras, hospitales etc. A las empresas productivas en los primeros meses no había útiles como guantes, batas, cubre bocas, respiradores, etc. Se tuvieron que traer de emergencia de China, en lo local el ingenio de algunas mujeres que se organizaron para producirlos de manera artesanal, con las proveedoras de telas e hilos cerradas. Nos salvó que algunas costureras tenían material y ellas cubrieron algunos elementos básicos como los famosos cubre bocas a hospitales de manera parcial.

    En estos centros de salud es donde se ha registrado la mayor batalla y todo su personal se ha concentrado esta tarea titánica. La atención a los enfermos no solo del Cavad sino de otras enfermedades, el temor al contagio no solo de ellos sino de su familia. Esto hará que el gobierno desde lo federal y las universidades públicas y privadas impulse la formación de profesionales de la salud. Y el enorme reto del sistema de salud en su conjunto pase por un nuevo diseño institucional en un país con severas restricciones y crisis.

    Nos puso a prueba a los gobiernos estatales y municipales, para atender los servicios básicos como recolección de basura, servicios de seguridad, entre otros. El apoyar a los grupos marginados que son una gran cantidad de personas con alimentos básicos y despensas. Y procurar afrontar la falta de empleo, o de ingresos reducidos en la mayoría de la población.

    Al poder Judicial que ha sido un verdadero caos pues no hay servicios y los abogados en permanente crisis, como es posible que no tengan modelos de atención ciudadana basada en las nuevas tecnologías de la información, no es posible que estos servicios se paralicen. 
    Les urge modernizarse pues esta pandemia nos avisa que puede regresar bajo la misma modalidad u otra. Y nos muestra un poder Judicial caduco en su modelo de atención ciudadana por ende de procuración de justicia.

    Al poder legislativo que pronto se incorporó a sus reuniones virtuales, y de desahogo a muchas iniciativas importantes.

    El sistema educativo, en su mayoría tanto de escuelas privadas como públicas optaron por usar la educación de manera virtual, la mayoría de las Universidades de México hace más de 20 años se trabaja en las aulas virtuales, y las nuevas empresas que se incorporaron como Zoom, Skype, Google meet  y otras hacen posible y accesible el poder trabajar desde casa. 
    Sin embargo, el regreso a clases empieza a condicionarse con las pruebas obligatorias de que muestres certificados de que no tienes Covid 19 para algunos maestros en escuelas privadas es una exigencia y los maestros con su sueldo lo tienen que pagar, las pruebas van desde los 4 mil a 1600 pesos. Esperemos que no obliguen a los alumnos a hacerse estas pruebas, pues sería el gran negocio para los laboratorios a costa de los bolsillos muy diezmados de la población.

    El quédate en casa de López Gatel repetido miles y miles de veces, nos ha hecho a muchas personas el poder acondicionar y trabajar en casa. El escuchar todos los días de la necesidad de aplanar la curva, hasta el cansancio y al final la curva nos aplanó a todos. Y que todos los pronósticos de que el 10 de mayo alcanzaríamos el pico de contagios, fecha que se fue posponiendo y no sabemos cuándo volvamos para Baja California el regreso empieza a ser pausado. Desde hace días los casinos al menos en Mexicali ya volvieron a sus actividades.

    Lo negativo fue el incremento de la violencia doméstica, a nivel nacional se denunció el aumento del 71% de las víctimas de violencia durante este confinamiento. Entre marzo y junio, más de 500 niñas, niños y adolescentes fueron víctimas de violencia sexual mientras se resguardaban en casa por la pandemia, reporta la Red Nacional de Refugios.

    Ante estos datos, que siguen demostrando el incremento de las violencias familiares y de género contra mujeres, niñas y niños, es urgente que el Gobierno mexicano presente una estrategia para prevenir, atender, eliminar y sancionar las violencias contra las mujeres, que contemple acciones puntuales, intersectoriales y presupuestarias para atender los impactos y secuelas que el Covid-19 ha dejado y seguirá dejando en la vida de todas las mujeres mexicanas.

    Los estragos en la actividad económica por la pandemia del coronavirus y las medidas de confinamiento ocasionaron la pérdida de 12.5 millones de trabajos en México durante abril, según datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) publicados el lunes. De acuerdo con los resultados de la primera Encuesta Telefónica de Ocupación y Empleo (ETOE), la población ocupada en el país bajó de 55.7 millones en marzo de este año, a 45.4 millones en abril.

    La autora es Socióloga y Doctora en Educación, egresada de la UABC. Actualmente directora del Instituto Municipal de la Mujer en Mexicali.

  • Opiniones sobre esta nota