GOBIERNO MUNDIAL




  • Dedico este artículo a mi gran amiga y colega, la Dra. Leonor Maldonado Meza.

    Hace algunos meses, le hicieron una pregunta a Vladimir Putin. ¿Podrá regresar algún día la Unión Soviética? Y Putin, que es un viejo zorro político expresó una gran sonrisa sardónica. Y dijo que jamás volvería la Unión Soviética y que jamás Rusia se volvería a convertir en un país socialista. Los periodistas, le preguntaron porque estaba tan seguro. Y su respuesta fue toda una lección. “La URSS se desintegró por culpa del sistema socialista, porque en ese tipo de sistema, los gastos, siempre superan a los ingresos”.

    Una respuesta que pocos entendieron. En términos Marxistas, ese proceso se denomina como Tasa decreciente de ganancia. A veces, ese fenómeno, es difícil de identificarlo, máxime a nivel global. Hace tiempo uno de mis maestros de mi postgrado, lo encontré en un café por casualidad. Mi amigo y ex maestro, era el Director de la empresa lechera más grande de BCS (Lácteos El Caracol, S.A.). Al estar platicando, comentamos (era el año 2014), de la apertura comercial a la importación de leche a nuestro país. Mi amigo, me comentó que, debido a esa apertura comercial de lácteos, su empresa estaba pasando por uno de los peores momentos. Me dijo (palabras más, palabras menos)…..”Nosotros producimos leche de verdad, con cientos de vacas de carne y hueso que ordeñamos todos los días. En este momento, ese sistema es muy caro. Nos saca de mercado, por los altos costos. Me sale más barato, comprar un rifle y pegarle un tiro a cada vaca, para dejar de producir leche, y en su lugar, importar leche en polvo de Estados Unidos y venderla envasada mezclada con agua……eso es lo que está haciendo gran parte de nuestra competencia”.

    ¿Por qué baja la ganancia en un sistema económico? Pueden ser varios factores. El hecho es que cuando en un negocio, aumenta la inversión, esperando aumentar la ganancia, a veces, sucede, que la tasa de ganancia no crece, y por el contrario, desciende. En gran parte es debido, a que hemos llegado al límite de un sistema. La crisis financiera que hoy vivimos, no se engendró en enero pasado, vaya ni siquiera en los últimos años. Esta mega crisis que hoy vivimos, es producto, del desacoplamiento del dólar al patrón oro, en 1971, hecha por Richard Nixon. Fue a partir de entonces, que la economía mundial entró de lleno en la ficción total. Y las deudas, se empezaron a disparar al máximo, porque la actividad económica (casi en su totalidad), se convirtió en motivo de especulación. Hay economistas que hoy en día aseguran que por cada dólar invertido en un objeto concreto (producido en una fábrica) hay 30 dólares derivados en productos financieros especulativos. Es decir, si sumamos el PIB mundial, lo tendremos que multiplicar por 30 para ver la masa monetaria generada por la especulación. Esa “ganancia” es simple papel, números en un tablero, riqueza de saliva. Es de tal magnitud la deuda a nivel mundial por todos los mercados de bolsa y las grandes corporaciones privadas y los gobiernos, que el escritor y periodista Daniel Estulin, calcula que la deuda total acumulada es de 2.5 cuatrillones de dólares (un cuatrillón es un millón de trillones de dólares, 1x1024). ¿Esa masa de deuda es pagable? No de ninguna forma. ESA ES LA RAIZ DE LA CRISIS QUE HOY NOS MANTIENE ATRAPADOS. Dice Daniel Estulin que el efecto de la quiebra masiva de la economía mundial actual, será equivalente al doble de la crisis y la gran depresión generado por el crack de 1929. Y estoy totalmente de acuerdo.

    El Estado Profundo.

    Cada vez que alguien trata de referirse al gobierno en las sombras, todo mundo lo ataca de conspiranologo. Un pecado mortal. Sin embargo y pese a ese tipo de críticas, soy de los que piensan que tal gobierno de las sombras existe y lo compone gente de carne y hueso como nosotros, excepto que ellos (menos del 1% de la población mundial) poseen el 70% de la riqueza total de este mundo. Son auténticamente los que mandan, no los payasos del circo, que son los Presidentes de todos los países, pobres o ricos.

    ¿Se puede creer que una masa de deuda de 4.5 cuatrillones, creció y creció por décadas, sin que nadie se diera cuenta?, ¿Se puede creer que semejante montaña de deuda, NADIE se diera cuenta de sus efectos devastadores en el futuro? Obvio que si se dieron cuenta. El 2008 fue un chispazo que dio el aviso de lo que venía…. pero aparentemente nadie hizo caso. ¿O será acaso (mal pensado que soy) que dejaron crecer la masa de deuda especulativa, a sabiendas de su resultado futuro? Yo pienso que si. No nos hagamos tontos, ¿Acaso los CEOS de los grandes bancos mundiales, nunca supieron, ni se dieron cuenta, de la gigantesca masa de deuda que sería impagable? ¿Qué curioso? Los grandes CEOS corporativos bancarios, fueron capaces de ver los efectos “devastadores” del cambio climático y sus efectos en la naturaleza (y hasta pusieron dinero para tratar de mitigarla, a través de las ONG´s ambientalistas), pero nunca se dieron cuenta de la híper mega deuda especulativa. No, obviamente no se dieron cuenta, porque el plan era sobre generar esa mega deuda, porque sabían perfectamente que era impagable. No la pagarían ellos, la terminaríamos pagando todos nosotros (7 mil millones de seres humanos). Claro, no en términos económico financieros (traté de calcular a cuánto asciende la deuda mundial especulativa por cada habitante de la tierra, y los ceros son demasiados. Un cuatrillón es un uno, seguido de 24 ceros. Pero calculo, que a cada habitante nos toca un pedazo de deuda, que asciende a poco más de 3.5 millones de dólares por persona, y los niños que en el futuro nazcan, cargarán esa cantidad, como deuda solidaria post generacional). ¿Cómo vamos a pagar esa deuda? Con la quiebra masiva de las economías nacionales y de millones de pequeños y medianos empresarios. Con el desempleo generalizado y el hambre de millones de personas. Lo que viene, es el corralito Argentino de 2001, pero a nivel mundial.

    Producción de alimentos y población mundial.

    Cuando tengan oportunidad, vean un video en Youtube de un agorero inglés del apocalipsis, Stephen Emmott, que se denomina DIEZ MIL MILLONES (https://www.youtube.com/watch?v=r9-E00wCRlM) Este video, está basado en un libro que escribió este tipo, y que lleva el mismo título. La tesis de Emmott, es que los graves problemas que hoy enfrentamos, es debido a la tendencia poblacional del mundo, que esta desbocada y es ilimitada. Hoy somos 7 mil millones de habitantes, para el 2050, habrá según él, de 10 a 12 mil millones de habitantes, y el factor poblacional, es lo que ha acabado a la tierra. Muy curioso, no ha sido la desmedida ambición de la plutocracia mundial, y el amasamiento de mega gigantescas fortunas; no, el problema, es que, según esto, somos muchos habitantes, que estamos depredando los recursos de un planeta finito. Entonces, la conclusión es muy sencilla, hay aproximadamente 6 mil millones de habitantes que sobramos en este planeta. Esta es EXACTAMENTE la visión de la plutocracia agrupada en su cabeza principal: EL GRUPO BILDERBERG (el grupo que es la inteligencia de la plutocracia mundial y donde deciden el destino colectivo de nuestras vidas).

    Si usted ve este video, va a comprobar que la tesis central es que el planeta está siendo devastado ambientalmente por el tamaño de la población mundial. Según esto el 40% de las tierras agrícolas apenas son suficientes para alimentar a la población actual, y, por tanto, en el futuro cuando la población llegue a 10 o 12 mil millones, tendremos que acabar con los terrenos que hoy ocupan los pocos bosques que nos quedan. Pero a Emmott, se le olvidan algunos pequeños detalles. Elimina el factor tecnológico. La agricultura, la ganadería y la acuacultura pueden potenciarse utilizando herramientas como la genética, la biotecnología, la inteligencia artificial, etc. De hecho, si observamos el concepto de la tendencia decreciente de la tasa de ganancia, en el caso del sector rural, su tendencia es positiva (aplicando las últimas tecnologías) ya que la composición orgánica de capital (alta inversión fija, con un mínimo de inversión en capital variable) otorga altos rendimientos productivos. Lo cual la tesis de Emmott es falsa para el caso de la producción de alimentos. Solo pongo un ejemplo. Australia es el líder mundial en producción de lana. Las granjas australianas poseen miles de cabezas de borregos de raza merino. Los australianos calculan que tienen 100 borregos, por cada habitante de Australia. Y por otra parte, si sumamos todas las aves de corral a nivel mundial, nos tocarían 3 pollos de engorda y dos gallinas ponedoras, por cada habitante del planeta. Otro punto falso en la tesis de Emmott, es que piensa que, para alimentar a la población mundial, solo hace falta tierra como medio de producción ¿Y los Océanos?, No, no estoy pensando en la pesca, que definitivamente está a nivel de agotamiento y es altamente depredadora. Estoy pensando en la acuacultura de peces, moluscos y crustáceos marinos a gran escala. Ahí tenemos una fuente casi ilimitada de proteínas de muy alta calidad. Sé muy bien que, a estas alturas, mis buenos amigos ambientalistas, se estarán rasgando las vestiduras, gritando al cielo que es depredar el planeta. Lo cual, para mí, es de risa, porque lo que depreda el planeta, no es la producción de alimentos, es la ambición económica desmedida.

    ¿Realmente el planeta esta sobrepoblado? No, el problema no es que seamos muchos de forma ilimitada. De hecho, si usted sale de la ciudad donde vive y viaja en carretera, se dará cuenta, que, a unos pocos kilómetros de viajar, empezará a ver grandes extensiones de terreno donde no hay población, habrá quizá campos agrícolas, pero si sigue viajando, encontrará grandes espacios donde la flora y la fauna siguen siendo silvestres. Entonces, ¿Qué es lo que esta sobrepoblado? LAS CIUDADES. Las ciudades son las sobrepobladas y han llegado a su límite. Algunas (como la Cd de México) ya hace mucho tiempo que están sobre dimensionadas y sobre pasaron todos los límites. La zona conurbada de la Cd de México, alberga una población de 22 millones de habitantes, en un espacio, que no llega a ser el 1% del territorio nacional. Las ciudades son grandes resumideros que consumen, enormes cantidades de agua dulce, energía eléctrica, alimentos, servicios médicos, etc. Y producen miles de toneladas de basura todos los días. Ahí es donde está asentada toda esa masa poblacional excedente, que habla Emmott, y esa masa poblacional excedente, es la que la Plutocracia mundial, busca eliminar a cualquier precio. Doy otro dato: En estados unidos hay una población de 300 millones de personas, de las cuales 95% viven en el medio urbano y 5% en el medio rural. En nuestro país, existe una población de 130 millones de habitantes, de los cuales, 80% vive en el medio urbano y tan solo el 20% en el medio rural. Entonces, ¿de qué sobre población estamos hablando? De la sobrepoblación urbana obviamente, porque a partir de la década de los 50´s del siglo pasado, el campo, tuvo una emigración masiva de habitantes a las ciudades. Una auténtica sangría poblacional. Hoy, por ejemplo, tan solo el 1% de la población, se dedica a las actividades pesqueras en nuestro país. Insisto, entonces ¿De qué sobrepoblación estamos hablando?

    El futuro que nos espera.

    Aparentemente el hecho de existir una población urbana mundial robusta, fortalece al capitalismo. A mayores consumidores, más grande el mercado. Bueno, en la época del capitalismo industrial, esto era así. El problema es que hoy existen millones de consumidores que no son de alto nivel económico (y por tanto excedentarios) sino, que son, consumidores deficitarios. Pongo un ejemplo. Pensemos en un maestro de primaria que gane unos 4 salarios mínimos de sueldo. Quiere comprarse un televisor, y lo puede hacer bajo sistema de crédito. Requiere un carro y hará lo mismo. Todo lo podrá hacer constriñéndose al nivel de su salario. Consume poco, y muy lento, y no genera grandes ganancias al capital financiero, pero paralelamente, ese mismo maestro requiere y demanda, agua, electricidad, servicios médicos, habitación, servicios públicos y un largo etc. Así existen millones de personas y familias en todo el mundo, que viven incluso con un dólar de ingreso al día. Esas personas, bajo la óptica del capital, generan más perdidas que ganancias y desde el punto de vista económico, contribuyen enormemente a la tasa descendente de ganancia (lo que se invierte en ellos, no lo gana el capital).

    Pero agreguemos un factor más grave. El modelo económico capitalista actual, ESTA TOTALMENTE AGOTADO. El modelo capitalista post industrial, ha llegado a su fin. El mundo que viene, es un mundo que demanda UN MINIMO DE EMPLEO DE MANO DE OBRA en todos los rubros. Los carros y los autobuses que vienen, no necesitarán de choferes. Serán 100% autónomos gracias a la inteligencia artificial. Los bancos (edificios que hoy conocemos y utilizamos) dejarán de existir de forma física, para ser 100% virtuales. El dinero físico, dejará de existir, para dar entrada al dinero digital (de hecho, el yuan chino, acaba de digitalizarse, dándole una patada en la cola al dólar). Las escuelas dejarán de existir físicamente y darán paso a la educación en todos sus niveles por internet, y así sucesivamente. Pocos empleos serán necesarios (excepto en fábricas, granjas, etc. donde permanecerán los puestos de trabajo para los seres humanos, pero serán mínimos y altamente calificados). ¿Entonces que va a suceder con la gran población urbana? El desarrollo tecnológico en puerta, no requiere de la población, y, por tanto, se ha convertido en prescindible. El problema es que no pueden tirar a la basura a millones de seres humanos, porque no son objetos. Pero entonces, lo que si puede hacer la plutocracia, es eliminarnos muy inteligentemente de forma gradual a largo plazo. De repente aparece un virus, muy contagioso, que se disemina rápidamente y mata algunos miles de personas. Es un simple ensayo. De hecho, la plutocracia cuenta con una baraja de opciones para bajar la tasa de población. Mi hipótesis personal, que escribí en una novela en 2014, es que los alimentos, los van a utilizar como un arma para bajar la población mundial. ¿Se han puesto a pensar, quien produce nuestros alimentos? Un puñado de corporativos mundiales. Ellos pueden utilizar la genética, la biotecnología y la nanotecnología para modificar los alimentos (al estilo de los transgénicos) y reprogramar la genética de nuestros cuerpos para vivir menos años y para esterilizarnos en masa, sin darnos cuenta de ello. ¿Suena a ciencia ficción? Pues piénselo dos veces.

    La ideología ambientalista, es la coartada perfecta, para “justificar” el control del crecimiento de la población mundial. No dudo, que los merolicos ambientalistas, que hoy pululan en casi todas nuestras universidades, el día de mañana justifiquen el control natal a cualquier costo “para salvar al planeta”. ¿Para salvar al planeta? O para salvar las grandes fortunas y empresas de la plutocracia mundial. Cuando las economías nacionales hayan quebrado (Japón se acaba de declarar en recesión y nuestro querido México, va directamente a la bancarrota, gracias a los genios de la 4t), entonces, nos dirán que, para salvarnos, la única alternativa, será la creación de un GOBIERNO UNICO

    MUNDIAL, y como buenos borregos que somos (porque así estamos, embrutecidos en masa con los celulares) aceptaremos sin pensarlo. Cuando la humanidad mansamente acepte ese gobierno mundial, estaremos bajo el control total y absoluto de la plutocracia mundial. En muy poco tiempo, las tasas de natalidad, serán descendidas a nivel de uno al millar (hoy son del uno por ciento en general), ya que, en 50 años, la plutocracia quiere que lleguemos a un volumen poblacional de 4 mil millones para 2070, y para 2120, habrá caído a tan solo 2 mil millones. EL OBJETIVO FINAL y la salvación de sus fortunas. Abramos los ojos, a la plutocracia no le interesa la naturaleza y el ambiente, no les interesa nuestras vidas, solo les interesa sus negocios y sus fortunas. Entonces el problema no lo tienen ellos. El problema (y muy grave) lo tenemos nosotros, ya que, si no les ponemos un alto, terminarán por eliminarnos en masa gradualmente. El coronavirus, es apenas un pequeño ensayo y la quiebra masiva de empresas y la pérdida de empleos, una realidad.

    26 de Mayo de 2020.

    Jorge Peón.

  • Opiniones sobre esta nota