UMBRAL PUBLICO. PISA 2018




  • En días recientes se dieron a conocer a la opinión pública dos informes de resultados que tienen que ver con el contexto actual de dos segmentos muy importantes de la estructura de la educación pública en México y cuyo análisis situacional nos arroja un panorama muy descriptivo de cómo estamos y cómo vamos rumbo al cambio de década: PISA 2018 y ranking universidades.

    Primeramente (posteriormente abordaremos el segundo tema), comentaremos los resultados de la evaluación 2018, del Programa para la Evaluación Internacional de los Estudiantes (PISA), pero antes, ¿Qué es el Programa PISA? es un estudio elaborado por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) para evaluar las habilidades y conocimientos de los estudiantes de 15 años en las áreas de Lectura, Ciencias y Matemáticas.

    El Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación, INEE señala que, básicamente de lo que se trata es de evaluar: lectura, para saber la capacidad de comprender escritos; matemáticas para emplear estos conocimientos y ciencias para involucrarse en temas científicos. Y así, conocer sus competencias y habilidades respectivas.

    Así mismo, que esta información permite comparar los resultados de los distintos países miembros de la OCDE, para poder identificar la medida en que estos han avanzado o permanecen estancados. Pero principalmente, hacia adentro de cada uno de ellos, contar con elementos informativos para diseñar políticas públicas orientadas a mejorar la calidad educativa.

    La información publicitada por la Secretaría de Educación Pública muestra los siguientes resultados y consideraciones:

    · En el Programa PISA 2018 participaron más de medio millón de alumnos de 79 países.

    · Se resaltó que en esta edición de la prueba internacional tomaron parte 7,299 estudiantes mexicanos de 286 escuelas de las 32 entidades federativas.

    · De los estudiantes mexicanos: 55% alcanzan aprendizajes suficientes en Lectura, 44% en Matemáticas y 53% en Ciencias.

    · Alcanzar aprendizajes suficientes será un desafío de primera importancia para alrededor de 50% de los estudiantes.

    · En los últimos 18 años los niveles de logro educativo no han experimentado cambios relevantes.

    Por otra parte, el Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación, INEE señala que PISA no está diseñado evaluar el aprendizaje de los contenidos específicos fijados en los programas de las escuelas o de los distritos o regiones correspondientes. Tampoco está pensado para evaluar el desempeño de los docentes ni los programas vigentes.

    Ante estos resultados que deducen un estancamiento en la educación en México en los últimos veinte años, ¿qué expresó el titular de la secretaría de Educación Pública? el Secretario Esteban Moctezuma Barragán comentó que los resultados PISA 2018 serán utilizados como una herramienta para el mejoramiento continuo de las evaluaciones y de la educación. Que las niñas, niños y jóvenes deben tener la mejor educación, por ello se presentarán mejores métodos lúdicos, además de capacitar al magisterio, emparejar el piso para los alumnos y una plena relación entre los niveles educativos. También el Secretario expresó “qué el estancamiento en los resultados de la prueba PISA 18 se pueden atribuir a factores como la corrupción en temas magisteriales y el permanente conflicto con el sindicato”.

    Como ya se comentó el propósito primordial del Programa PISA refiere a evaluar las habilidades y conocimientos de los estudiantes de 15 años, es decir los que cursan tercero de secundaria, entonces la pregunta obligada es, ¿Cuáles son las características de la educación secundaria en México?

    En México en el ciclo 2018 – 2019, en el total del sistema educativo participan 36,635,816 alumnos en la modalidad escolarizada, de ellos 25,493,702 corresponden a alumnos que cursan educación básica, como es del conocimiento general, dentro de la educación básica, se encuentra la educación secundaria, cuyo alumnado a nivel nacional es de 6,473,608 personas.

    Pero el alumnado nacional de educación secundaria presenta los siguientes indicadores, que nos muestran el comportamiento de esta población estudiantil, cuyos detalles a nivel nacional son: en el ciclo escolar 2018 – 2019 el indicador de reprobación es de 5.1 por ciento, el abandono escolar alcanzó un porcentaje de 4.4% y una eficiencia terminal de 86.7 por ciento.

    Si nos vamos a observar cómo están algunas entidades federativas en los dos últimos indicadores, por ejemplo, en Baja California el abandono escolar se ubicó en un 4.6% y la eficiencia terminal en un 86.8%; en Chihuahua; el abandono escolar se situó en un 5.0 % y la eficiencia terminal en un 82.8% y en Sonora el abandono escolar se situó en un 4.6 % y la eficiencia terminal en un 86.1 por ciento; lo que se puede apreciar, es que los indicadores de estos estados, no son mejores en lo general que la media nacional.

    En conclusión, si la población estudiantil de secundaria a nivel nacional es de 6,473,608 alumnos y en la prueba internacional tomaron parte 7,299 estudiantes mexicanos, un porcentaje menor al uno por ciento y suponiendo que se seleccionaron los mejores, entonces la perspectiva refiere a un estancamiento en el nivel de la educación básica; además, si el indicador de reprobación es de 5.1 por ciento, el panorama hacia el 2020 y la próxima década, no es muy alentador.

    Mtro. Pedro Rafael Ávila Cota

    Economista (UNISON), Maestría en Administración Pública (UACH) y Profesor de Asignaturas en la Facultad de Economía Internacional de la Universidad Autónoma de Chihuahua. pravilacota11@gmail.com

  • Opiniones sobre esta nota