SIN TAPUJOS. ADIÓS A DOÑA LOLITA, REGRESA DOLORES





  • "Un pendejo callado es oro molido".  "No te le acerques a un chivo por delante, a una mula por atrás y a un pendejo por ningún lado". Proverbios populares.

    Cada día que pasa es más evidente la falta de dinero por parte del gobierno Federal, las noticias de incumplimiento en los pagos son un clamor general y por supuesto esta situación repercute en todos los Estados y municipios, ya que todos dependen de las partidas presupuestales que les corresponden por ley.

    Esta situación se agrava en algunos Estados con gobernadores calificados como “rebeldes” al presidente López, como por ejemplo Javier Corral de Chihuahua y Enrique Alfaro de Jalisco que ya amenazan en su desesperación con salirse del pacto federal y cobrar ellos los impuestos.

    El tema es que no hay dinero porque la economía del país va en picada y ha repercutido en los ingresos provenientes de impuestos. Los indicadores son muy claros: Se ha desalentado la inversión extranjera y nacional aquí en México, situación que se agrava con grandes problemas en la economía de casi todo el mundo.

    Esto por supuesto ha sido desmentido por el presidente López y su corte, quienes afirman tener otros datos que indican todo va “requetebién” y que los mexicanos somos “felices, felices, felices”.

    EL EXSECRETARIO URZÚA EXPRESA SU OPINIÓN

    El día de hoy Lunes 16 de Septiembre se publicó en el diario El Universal una columna titulada “Nubarrones económicos (I)” firmada por Carlos M. Urzúa, ahora catedrático del Tec de Monterrey, donde explica la razón de estos “nubarrones” y concluye que uno importante es la inversión pública, en especial el gasto en infraestructura, que se ha desplomado. Termina con este párrafo textual: “La respuesta, como se verá en la siguiente columna, es que ya no alcanza el dinero. Las pensiones, los programas sociales y las paraestatales, se llevan las grandes tajadas del reducido presupuesto”.

    Ojo con esto que dice Urzúa: 1) Las pensiones. Son una verdadera bomba de tiempo. Esto no es nuevo, ya tiene varios años incubándose. 2) Los nuevos programas sociales. Implementados por el presidente López requieren de cantidades enormes, y 3) Las paraestatales. Se refiere básicamente a Pemex y CFE, verdaderos barriles sin fondo, empresas ineficientes y corruptas a morir. Enorme lastre, capaces de hundir al país.

    EL GOBIERNO SE DISPONE A SACAR AGUA HASTA DE LAS PIEDRAS

    Viendo esta situación de verdadera emergencia al presidente López no le queda más remedio que buscar dinero donde esté. Obviamente el dinero grande lo tienen los ricos-ricos (claro, lo que todavía está en el país porque buena parte hace rato que se fue).

    Es así que se está reforzando a la Secretaría de Hacienda, vía el SAT, para realizar esta tarea de localizar dinero. Se va doña Lolita y en su lugar quedará Dolores. Esta entidad federal se encargará de meter lupa y sacar los dientes para cobrar los impuestos que ya existen con nuevas herramientas que lo facultan hasta para meterse a las casas de los contribuyentes, no digamos a las oficinas.

    Obviamente en este esfuerzo para sacar dinero van a revisar a todo mundo; ya sean empresarios, profesionistas, artistas, deportistas, políticos, funcionarios públicos, etcétera. Del sexenio pasado o anteriores. En cualquier lugar donde brille la existencia de billetes, ahí caerá Dolores a ejercer su chamba.

    Como ejemplo de un filón donde se dará vuelo: Las facturas falsas. Aquí le transcribo un párrafo de una noticia reciente sobre el tema. &Se tienen diez mil empresas con facturas apócrifas, con casi nueve millones de facturas falsas que suman 1.6 billones de pesos, lo que significa una evasión de 354 mil millones de pesos, equivalente a 1.4 del PIB, expuso el funcionario del SAT”.

    Fíjese nada más: 354 mil millones de pesos de evasión en esta parte de la economía. La cantidad es estratosférica, increíble. Pero no me negará, estimado lector, que con esto alcanza para muchas becas para ninis, apoyos para “viejejitos” y demás clientela electoral. También para meterle dinero bueno al malo, en Pemex y la CFE.

    Afortunadamente ni usted ni yo, estimado lector, hemos dejado de pagar nuestros impuestos, y por otra parte, seguro no calificamos en estas “Ligas mayores del dinero”, somos simples llaneros. Y hasta aquí la dejo.

    Comentario a: togomez39@gmail.com

     


  • Opiniones sobre esta nota