SIN TAPUJOS.México ¿Otra Venezuela?




  • Ayer recibí un escrito firmado por Irving Gatell sobre un asunto que nos tiene preocupados a muchos mexicanos. No lo conocía. Así que investigué y me encontré con que es una persona mayor, judío, muy reconocido en las redes sociales por su gran participación; es además músico, teólogo y opositor de la 4T, reside en la Cd. de México. Aquí le van, editados, sus comentarios en twitter del pasado 8 de julio: 

    1. Mucha gente me ha preguntado si creo que México se puede convertir en otra Venezuela. Mi respuesta es que no. Definitivamente no lo creo. Les voy a explicar por qué, pero -sobre todo- por qué en realidad eso no es una buena noticia. Más bien, es aterrador. 

    2. Es un hecho que AMLO y Chávez tienen muchos rasgos en común, pero giran en torno a su talante populista….3. Al carecer de una verdadera ideología y vivir al día con sus ocurrencias, AMLO resulta ser un tipo bastante conservador…4. Por supuesto, me refiero a un conservadurismo mediocre, más orientado a lo autoritario que a lo tradicionalista….5. Lo relevante es que Chávez y AMLO implementaron sus programas de gobierno a partir del populismo…y dedicarse a regalar dinero. 

    6. Ambos tuvieron éxito porque lograron aprovechar coyunturas complejas en México y Venezuela. El resultado fue que mucha gente que no necesariamente simpatizaba con ellos, aceptó darles su apoyo esperando a que "el cambio" prometido tuviera un efecto positivo a largo plazo. 7. Pero aquí empiezan las diferencias que harán que el gobierno de AMLO no pueda ir por la misma ruta que el de la Venezuela chavista, aunque el modelo clientelar y asistencialista disfrazado de "estado de bienestar" sea exactamente el mismo. 

    8. Chávez pudo llevar a cabo su plan -irresponsablemente- porque durante varios años disfrutó del mejor momento del petróleo venezolano… A Chávez le entraba mucho dinero todo el tiempo. 9. Ahí vino su gran fallo: se sintió omnipotente y capaz de comprar todo. 10. Eso además provocó que los ideólogos…creyeran que el proyecto socialista y anti-yanqui era viable…Chávez dominó por completo la primera década del siglo XXI. 11. Es obvio que AMLO se muere de ganas por lograr eso…pero no lo van a lograr por una razón muy sencilla. 

    12. No existe modo de que México pueda disfrutar de ingresos petroleros como los que tuvo Venezuela…el proyecto simplemente es inviable. 13. ¿Ahora entienden por qué la prisa de AMLO en reactivar la industria petrolera en México, aún a costa de joder ecosistemas y regresar a modelos obsoletos desde hace 40 años? Además de la urgencia de lograrlo en 3 años. Sabe que el éxito de su proyecto pasa por ahí. 

    14. Es decir, sabe que el petróleo puede dejar ingresos estrambóticos necesarios para costear las redes clientelares y la lealtad de propios y extraños. Lo que -penosamente- no sabe es que ese nivel de ingresos no se logra de la noche a la mañana, y menos por decreto suyo. 15. 
    Aquí es donde irrumpe la situación terrorífica: AMLO está obsesionado con ese proyecto porque no tiene contacto con la realidad. Es un pobre hombre desconectado, delirante, incapaz de enfrentarse a la vida real. Es, en esencia, un tipo profundamente miedoso. 

    16. No existen ni remotamente las condiciones para que México pueda disponer del mismo dinero que Venezuela tuvo, en su momento...17. Mientras no tiene una industria petrolera boyante, está desfondando programas sociales e instituciones, dejando a mucha gente en situaciones de vulnerabilidad, sentenciando a muerte a enfermos, o abandonando en el desempleo a miles de mexicanos. 18. Evidentemente, confía en que cuando venga la bonanza petrolera a partir de 2022, podrá recomponer todo y consagrarse diciendo que los sacrificios fueron temporales, pero valieron la pena. Lo trágico es que dicha bonanza nunca va a llegar. 

    19. AMLO y Chávez son idénticos en que la apuesta de ambos fue y es la fórmula perfecta para aniquilar y destruir cualquier país. La diferencia es que uno tuvo dinero para intentarlo, y el otro no. Eso va a provocar que en México sucedan dos cosas que en Venezuela no pasaron. 

    20. La primera es que en México habrá consecuencias nefastas más rápidas y más intensas. La segunda es que a mediano plazo, AMLO no va a poder comprar la lealtad de las fuerzas armadas, civiles o militares. Eso nos va a conducir a un riesgo todavía mayor: un golpe de estado. 21. Por todo ello no veo en el futuro de México una situación similar a la de Venezuela. La ruta va a ser muy diferente. Pero eso no me consuela. Al contrario. Me preocupa porque se va a cumplir la famosa frase de Karl Marx con la que inicia El 18 Brumario: 

    22. "La historia se repite dos veces: la primera como una gran tragedia, la segunda como una miserable farsa". Y -carajo- nos tocó a los mexicanos el de la miserable farsa. Ese va a ser el epitafio de AMLO y sus cachanchanes. Mientras, se van a llevar al país entre las patas. Irving Gatell”. Y aquí termina esta interesante tesis. 

    Y hasta aquí la dejo ¿Que lo dejé pensativo? ¿Qué don Irving no tiene razón y el presidente López nos llevará a un mejor país? Me gustaría conocer sus comentarios. 

    (*) El autor, 79 años, es ingeniero agrónomo, agricultor por más de 20 años en Caborca (1971-94). En sus inicios entomólogo algodonero en el Valle de Mexicali (1963-64). En Sonora, hasta 1998, directivo industria plaguicidas por 22 años y casi 10 en industria editorial. En Mexicali, Director Grupo Palaco (2011-14). Comentario a: togomez39@gmail.com

  • Opiniones sobre esta nota