SIN TAPUJOS. Alea jacta est




  • "Alea jacta est”. Latín. “La suerte está echada”. Español. “The die is cast”. Inglés. 
    Frase que indica, en tres idiomas, que los eventos han llegado al punto de no retorno. Que la suerte está echada. Que no hay vuelta atrás.



    Les comparto la reflexión del Lic. Leopoldo Hernández Romano, ex-Consejero de la Barra Mexicana, Colegio de Abogados, con relación al memorándum/decreto que expidió AMLO sobre el incumplimiento de la legislación vigente en materia educativa y su invitación a la acción.

    “La decisión de hoy de AMLO, nos pinta lo que viene para el País, alea jacta est.

    Un gobernante que modifica la Constitución con un memorándum, sin que ardan las redes y las calles, habla de la apatía y permisividad de nuestra sociedad. De su conformismo, ignorancia y ceguera. Lo mismo pasó en Venezuela, nadie levantó la voz lo suficientemente alto al inicio, pretendió poner un alto, defender las instituciones, aún a costa de su seguridad, y hoy, está en donde está.

    López Obrador amenaza, agrede, arrasa, sin que algo pase. La destrucción de nuestras instituciones, la economía y el tejido social es una realidad, que la gran mayoría de la sociedad se niega a ver o simplemente no entienden.

    Estamos más preocupados por reflexionar y/o descansar esta semana santa, que por defender el Estado de Derecho. Creemos que el País puede esperar, que milagrosamente la Corte hará su trabajo o los Senadores de oposición estarán dispuestos a contener. Queremos un milagro, operado por un ente supra social. No va a ocurrir.

    Si México pierde esta batalla, sin temor a equivocarme les digo, perdemos al País que construimos a partir del 85. Con todas sus debilidades y una grave injusticia social. Pero un País que veía al futuro, con una democracia que operaba, Instituciones que daban traspiés pero caminaban, una industria competitiva, un déficit educativo que trataba de ser atendido, unas finanzas públicas sólidas, abierto al mundo, preocupado de la cultura, que sabía vivir con su pasado e historia, trabajando ante una nueva realidad social, que buscaba empezar a integrar diferencias sociales, económicas, religiosas, sexuales y étnicas. Con una gran corrupción y cinismo, señalado por una libertad de expresión. Con inseguridad, pero libertad.

    Hoy las nubes cubren nuestros sueños, ha empezado a llover y nosotros no queremos aceptar que la tormenta ya empezó y va a cambiar todo. Pensamos que nuestro paraguas de bolsillo nos mantendrá a buen resguardo, cuando el aire empieza a arreciar.

    Probablemente hoy sea el día en que no haber levantado la voz de manera contundente y con fuerza se convierta en el hubiera de un futuro despedazado por culpa de nuestra apatía ciudadana.

    Hoy los invito a levantar la voz, a gritar por nuestra Constitución, a poner límites a un sueño mesiánico, impedir que se vayan al diablo las instituciones, la libertad de prensa, nuestras Instituciones y la verdad.

    Hoy el presidente (si, con minúscula) retó al Estado de Derecho. Es nuestra última oportunidad. ¿Vamos a levantar la voz y defenderlo o cedemos la plaza?” Hasta aquí la Reflexión Aguda del Lic. Hernández Romano. 

    Que yo suscribo. 

    (*)  Comentarios a: togomez39@gmail.com

  • Opiniones sobre esta nota