SIN TAPUJOS. NO TIENE COLA QUE LE PISEN




  • El peor de los castigos en el infierno está destinado a aquellos que se mantienen neutrales en tiempos de crisis. Manuel (Maquío) Clouthier

    Debo decir por delante y sin tratar de descubrir el hilo negro que los comentarios que recibo de mis lectores son la parte más importante de mi desempeño en este oficio de escribir. Los aprecio y respeto mucho, tanto los elogios como las críticas.
    Cuando me decido a publicarlos lo hago siempre revisando cuidadosamente al remitente y luego respetando no dar sus nombres. Tengo muy claro, por experiencia propia, que las represalias son tan reales como la muerte y los impuestos.
    Estoy convencido de que vivimos tiempos muy difíciles por la calidad de nuestros gobernantes. Como un claro ejemplo ya vivimos las atrocidades del sexenio de Peña Nieto y estamos iniciando lo que califico de un Calvario, con AMLO y su equipo de Morena. Para enfrentar esta poderosa maquinaria política estimo se requiere de gente muy preparada, del más alto nivel posible
    Hecha esta aclaración aquí le transcribo una carta que recibí de un lector y me decidí a publicar por su tema de importancia. Aquí se la trascribo:
    “Señor Gómez Montalvo:
    He leído varias de sus columnas, es así que preocupado por lo flaco de la caballada que observo en relación a la gubernatura de BC me permito enviarle mi punto de vista sobre el candidato OSCAR VEGA MARIN quien considero no tiene los tamaños políticos para enfrentar a Jaime Bonilla y gobernar a nuestro estado.
    A este señor lo conozco desde hace más de diez años. Está casado con Hilda, una señora tranquila, buena gente. Vega Marín entiendo nació en Puebla, pero desde chico se vino a vivir a Mexicali y unos años después estudió en el CETYS Tijuana la carrera de Administración de Empresas. Se casó y después se fue a México unos años a trabajar en algunos cargos políticos. 
    Cuando Kiko Vega ganó la gubernatura le dieron “un puestillo” (así decía Magaña que se burlaba de él, que “de cuidador de Edecanes en los eventos”). Luego al parecer no hizo nada en la política y puso un changarro en Montecarlo que cerró a los meses.
    Cuando Margarita Zavala se lanzó de Candidata a la Presidencia, él se fue a México a apoyarla. Al renunciar M. Zavala al PAN, se regresa a Mexicali, sin trabajo y pone un negocio que creo ya ni funciona.  Y ahora se lanza de candidato para Gobernador. Así que ni como empresario, ni como político.
    Su esposa se dedica al hogar, sus dos hijos estudian la preparatoria en el Cetys y el anda de actor haciendo creer que va ser un buen gobernador. No digo que no sea un buen hombre, lo que conozco sí es buen padre y esposo. Pero en mi punto de vista es una persona sin amplia experiencia en política, nunca ha sido ni diputado, ni senador, ni presidente municipal, nada de relevancia. Ha tenido puestos por amiguismo, de embarrada, de huesito.
    Por lo que lo he visto en redes y conocido sobre él, no creo que pueda con un cargo así, no tiene la madurez ni el intelecto para tomar buenas decisiones para lo que Baja California necesita. Mi voto no lo tiene”. Hasta aquí la carta que recibí de un lector. 
    FINALMENTE
    En primer lugar debo aclarar a este lector preocupado que Vega Marín fue Secretario de Educación en el Estado de BC y Secretario Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública a nivel federal, puestos que considero de relevancia.
    Por otro lado, viendo el vaso medio lleno y desde mi punto de vista, en el candidato panista aprecio una cualidad muy, pero muy importante, básica para ejercer un puesto público. Que por no aparecer en la carta y por mi propia opinión, parece ratificarse: No tiene cola que le pisen, no es un corrupto. 
    Una gran diferencia con uno que otro de sus cinco adversarios, que gracias a sus brillantes antecedentes lucen como el famoso Thyrannosaurus Rex.
    Por estas razones concluyo que le debo dar a don Oscar, a quien no conozco personalmente, el beneficio de la duda. En las próximas semanas de campaña podremos apreciar si tiene los pantalones, la capacidad y la experiencia que se requieren para enfrentar al tremendo trabuco AMLO-Bonilla. 
    Suerte mataor…la va a necesitar.
    (*)  Comentarios a: togomez39@gmail.com


  • Opiniones sobre esta nota