SIN TAPUJOS. EL ARRIBO DE DOÑA REALIDAD




  • “Japón recibió dos bombas atómicas. Alemania fue devastada por dos guerras: Son primer mundo. México aún llora por la conquista”. Mexicano triste.


    Desde un punto de vista beisbolero, deporte del que soy aficionado de toda la vida, debo decirle al estimado lector que mi balance general de AMLO en los cinco meses de pretemporada y los casi cuatro que lleva como titular es claramente negativo. En especial, peligrosamente costoso.

    Reconozco que es bateador de poder, ha pegado fácil una docena de jonrones, pero también demasiados fauls y globitos al cuadro; no escoge las pichadas, le tira a todo lo que venga. Su fildeo es errático, comete demasiados y costosos errores. En resumen, es un jugador individualista, impulsivo y poco concentrado en lo importante, ganar juegos para su equipo y para sus aficionados. Es un hecho que sigue siendo un imán de taquilla, los llenos son casi diarios, la inmensa mayoría con la mano extendida.

    Y esto del imán de taquilla se comprobó el pasado sábado en la inauguración del nuevo estadio para los Diablos Rojos del México donde hubo regular asistencia pero con la novedad de que nuestro flamante Presidente de la República fue “ponchado” por el grueso de la fanaticada, tal y como lo relata el periódico Reforma en su nota “Falla Presidente en turno al bat” (párrafos):
     
    “Cd. de México (24 marzo 2019).- Esta vez no tuvo el control. Acostumbrado a estar en el bat, al Presidente Andrés Manuel López Obrador le tocó pitchear y aventó una bola desganada, tibia, aunque presumía lanzar a 95 millas. No quiso permanecer mucho tiempo en el campo del nuevo estadio de Los Diablos. Ahora no fue la estrella. En las gradas resonó un abucheo general nada más pisó el diamante.

    "¡Fuera, fuera, fuera!", le gritaron. También le chiflaron mentadas. El público le lanzó al Presidente una bola con moña que él no supo conectar, y eso que, como ha dicho antes, batea arriba de 300. "No voy a hablar mucho porque hay algunos de la porra del equipo fifí, pero la mayoría de la gente está a favor del cambio", dijo al micrófono. El estadio, teñido de rojo, le respondió con un nuevo abucheo y una rechifla”. Aquí termina la nota citada.
     
    Acostumbrado a hablar largo y tendido en todas partes, AMLO se limitó en esta ocasión a unos tres minutos. Esta inusual respuesta de miles de aficionados capitalinos parece confirmar dos cosas; una, mi pasada columna titulada: “Encuesta electrónica reprueba a AMLO” y otra, el arribo de doña Realidad a los terrenos del nuevo gobierno federal.
     
    IMPUNIDAD, PÉSIMO EJEMPLO Y MALA IMAGEN
     
    El jueves 21 pasado tuve que ir a Valle Las Palmas adelantito de Tecate y pasé por la Caseta de El Hongo alrededor de las 11 de la mañana. Me la encontré tomada por tres personas, un hombre cincuentón y dos jovencitas que nos pidieron, amablemente por cierto, una cooperación al pasar. Lo mismo sucedió de regreso como a las tres de la tarde. Al frente de las casetas estaban estacionadas dos patrullas de la Policía Federal de Caminos. 
     
    El “numeroso” contingente nos entregó un volante pequeñito con la leyenda: “RESISTENCIA CIVIL DE B.C. ¡NO PAGUES CASETAS! NOS ESTÁN ROBANDO. No seas cómplice de la corrupción. Viva México. Viva la Patria. Viva la Resistencia”. 
     
    Terrible ejemplo de impunidad ante un delito flagrante, pésimo ejemplo para no trabajar y mala imagen para nuestro país. Por otra parte, estupendo “negocio” el que están haciendo, imagínese lo que recaban diariamente ¡sin trabajar ni invertir!
     
    FINALMENTE
     
    Circulando por las calles siento que estamos viviendo una “calma chicha” aparente aquí en Mexicali, en todo el Estado y en el país. Pero leyendo los periódicos, viendo los noticieros o recibiendo información por WhatsApp, las cosas se ven muy, pero muy diferentes: Se aprecian barruntos de tormenta.
     
    Y me parece que estamos haciendo muy poco para prevenirla y enfrentarla. Seguimos llorando por la conquista.
     
    (*)  Comentarios a: togomez39@gmail.com

  • Opiniones sobre esta nota