De porqué soy hinduísta




  • Es curioso que los Corral son árabes que migraron a España durante los 780 años que perduró la dominación árabe, quienes además de los números introdujeron la ganadería intensiva en Europa que tampoco había. Quince años después de expulsar a los árabes de España llega Cristobal Colón a México pero hay muy pocos Corral durante la Colonia, migraron mas después de la idependencia. En la Reforma migraron más desde España aprovechando las leyes de desamortización que lanzaron al mercado una gran cantidad de terrenos muy baratos al mejor postor aun siendo extranjero. Al ser ganaderos migraron de ciudad de México a Durango, Coahuila, Nuevo León, Chihuahua y Texas. De Chihuahua devienen los Corral que arriban a Sonora desde mediados del siglo XIX. En Sonora unos Corral se dedicaron a hacerles la guerra a los yaquis y otros nos mezclamos con ellos. 

    Los Quintero son de origen gallego que migraron a las Islas Canarias, vivían de Quintas de Verano por eso eran quinteros, migraron a Sinaloa huyendo de la primera guerra mundial y la epidemia de 1919 que azotó España y todo Europa. Migraron directo a la costa de Sinaloa que eran lo más parecido a las costas de las Canarias, pero más como agricultores y pescadores que como quinteros. En 1926 se funda ciudad Obregón, terrenos urbanos que siempre habían sido comunidades étnico agrarias luego brevemente ejidos se abrían a la venta a cualquier particular. Entonces, mis abuelos Quintero migraron a ciudad Obregón fabricando sombreros de todo tipo, compraron varios alrededor del parque 18 de marzo y luego también se dedicaron a la construcción. 

    Pues bien, yo soy el primero en romper totalmente con todo estas tradiciones, no soy ni siguiera hijo de ganadero, agricultor ni vaquero como por siglos han sido los Corral y soy un pésimo comerciante como para ser un Quintero. Nada que ver, la última vez que me subí a un caballo me tiró y nunca he usado sombreros. En cambio, gracias al amigo Manuel Magaña Maza llevé un curso de reencarnación o metempsicósis en el que resultó que en mi vida inmediata anterior fui filósofo. Bajo hipnósis aparecí en el sepelio de mi padre anterior y mi madre me llamaba por mi nombre y como filósofo morí sintiéndome culpable de haber confiado poco en la humanidad. 

    Un filósofo mediocre que está bien con la naturaleza pero que no ha logrado su iluminación a falta de credibilidad y amor incondicional para con los demás. Filósofo que según mi carta astral no es la primera reencarnación que llego a serlo. Lo acabo de terminar de aceptar difícilmente, desde que en mi tesis doctoral todo los sinodales concluyeron que era una obra con un discurso eminentemente filosófico, desde entonces empecé a creer todas esas locuras del hinduísmo y el kabalismo. 

    Entonces entré en dudas, me pregunté ¿qué es la línea genética y que son las vidas anteriores, que tienen que ver con lo que uno es en el presente. De inmediato me dí a la larga tarea durante muchos años de seguir mi huella genética diez o quince generaciones atrás y nada tienen que ver con mi vida actual ni con lo que yo soy realmente mas que con mi apariencia morfológica, en cambio, acudí al reencarnacionismo Hindú e inmediato me dijo que había sido filósofo en mi vida anterior, lo mismo que ya llegando a la vejez acabo de descubrir siempre he sido. 

    Además, consultando los apócrifos, en el mismo relato del ciego de nacimiento que Jesús toma lodo lo mezcla con saliva y le devuelve la vista, agrega que el ciego en su vida anterior había sacado los ojos con propia mano a un esclavo y por la ley del Talión correspondía nacer ciego. ¿Un Cristo reencarnacionista? y esa parte no aparece en la biblia. No lo dudo porque Cristo pudo haber conocido al hinduísmo y budismo aparte del judaísmo y el libro de los muertos egipcio. Tomando en cuenta que los apócrifos son documentos originales recién hallados de los mismos siglos I al IV aC, en cambio los libros y evangelios de la biblia son selecciones y versiones de los cuatro apóstoles que Constantino y el Concilio de Nicea eligieron en el 325aC. 

    La aparición de los apócrifos ha dejado claro que al parecer el concilio limitó a cuatro de más de 33 evangelistas dejando de lado a María Magdalena y al lado femenino del cristianismo, seleccionaron solo algunos escritos de los cuatros y además censuraron todo lo referente a las religiones anteriores y contemporáneas al judaísmo. Gloria a Krishna.

    Pero para mi en el fondo no hay ninguna confusión, todas las religiones milenarias hablan de un mismo Dios, he sido iniciado en el hinduísmo, budismo, judeocristianismo, mahometanismo y rosacrucismo.

    Raul Corral Quintero 
    Anahuacalli, 1 febrero 2019

  • Opiniones sobre esta nota