MIS ALUMNOS CIEGOS




  • Tuve el privilegio de tener mi primer alumno ciego, se llamaba José. En clases era muy atento y siempre hacia sus anotaciones en braille que es un sistema de lectura y escritura táctil pensado para personas ciegas. Se conoce también como cecografía. Fue ideado a mediados del siglo XIX por el francés Louis Braille, que se quedó ciego debido a un accidente durante su niñez mientras jugaba en el taller de su padre. Mi alumno José , al finalizar la clase salía acompañado de una compañera que lo trasladaba por los patios de la escuela. En los exámenes solía repasar sus apuntes con su compañera, los exámenes eran orales para José donde mostraba el dominio de la materia. Al finalizar su carrera me toco ser sinodal en su examen de tesis. Creo que ha sido la disertación mas brillante que he escuchado sobre el tema educativo.

    Pasando los años nuevamente tuve otro alumno ciego, muy joven y de condición económica alta, lo llevaba y traía su chofer, su ropa, todo su imagen nos decía aquello, cuando le pregunte de cómo estudiaba, me dijo que por computadora que había un programa que convertía las palabras en sonidos. Y había una biblioteca en Argentina que le proporcionaba los libros hoy llamados "audio libros". Eso me maravillo por el tema de la tecnología.

    Pasando el tiempo tuve en un semestre varios alumnos con esta condición. Y recuerdo a una joven de nombre  Alicia y en otro grupo a otro par de ciegos. Nunca había tenido tantos a la vez, es especial a una mujer. Nuevamente les pregunte si les podía ayudar con los temas de estudio. Ahí Alicia me aclaro las diferencias en la ceguera. En el caso de algunos de ellos eran totalmente ciegos desde su nacimiento. Por ello siempre suben su rostro hacia arriba, como queriendo aguzar el oído. Pues ellos no saben que es una regla el mirar de frente.

    Alicia había quedado ciega a los 4 años, pero ella sabía que había que mantener el rostro fijo. Esa era la manera de saber los ciegos de nacimiento, y los que habías perdido su vista posteriormente. Alicia era una destacada deportista, y me conto algunas dificultades que enfrentan las mujeres además de su ceguera. En particular el tema del acoso sexual.

    A mis alumnos "normales", en broma les decía que había personas que tenían ojos y eran ciegos, que podían leer y no lo hacían, les recomendaba que si no querían leer que escucharan libros. El escuchar los libros es una maravilla, pues te permite optimizar su tiempo, hay miles de libros escritos, pero saber cuáles son los mejores es muy importante.

     

    Por ejemplo si tomamos los clásicos, un texto por ejemplo de literatura como El Quijote de la Mancha, los que lo hemos leídos nos hemos maravillado con sus lectura, pero también podemos recordar algunos capítulos en audio libros. En especial ahora que son tiempos políticos, el relativo a cuando Sancho Panza gobierna la Barataria.

    A nuestra generación nos toco nacer con libros, cuentos, y desarrollamos el placer por la lectura. Hoy la educación enfrenta un grave problema, como lo es la de no lectura. Hace años un amigo psicólogo que se la paso estudiando 10 años en Francia en un departamento de Ciencias Cognitivas e Inteligencia Artificial. Era un ávido lector de ciencia y filosofía, le pregunte qué era lo que desarrollaba la inteligencia en los niños. La respuesta fue la lectura.

    Así pues cuando preguntaba al inicio de mis clases que levantaran la mano aquellos que habían leído 1 libro en su vida, y cuando íbamos en el 5 libro ya no había manos levantadas. Enrique Peña fue un ejemplo de ello. Así como haces que un estudiante lea los libros de texto de su carrera. Y suponiendo que terminen su carrera como se actualizan estos profesionales si no les gusta la lectura.

    Por ello la Presentación de la Estrategia Nacional de Lectura desde Mocorito, Sinaloa debe ser un tema debatido ampliamente, y no sea el huachicol la única agenda. El tema de la lectura debe ser básico en este país, desde el acceso a libros, la formación de maestros, los talleres de lectura, los precios de libros, las políticas editoriales, las bibliotecas, la formación permanente en las instituciones, universidades, sindicatos, escuelas, y partidos políticos.

    A ritmo de tambora de la banda del pueblo y las evocaciones a la aportación de Mocorito a la historia cultural del país que hizo Beatriz Gutiérrez Müller –esposa del Presidente–, se dio inicio a esta nueva política que pugnará por revertir el vergonzoso lugar que ocupa el país en el hábito de la lectura, el sitio 107 de entre 108 países que evaluó la Unesco, según refirió el titular de la Coordinación Nacional de Memoria Histórica y Cultural, Eduardo Villegas.

    La lectura, añadió - Beatriz Gutiérrez Müller- causa placer, adicción, sueños, desvaríos, emociones fuertes, nos lleva a viajar, vivir otras vidas, vivir otros mundos, culturas, nos hace ciudadanos del mundo, nos lleva a aprender otras experiencias, conocer horizontes. Yo añadiría que nos proporciona uno de los mayores placeres a los que tenemos como personas, que es el placer intelectual. Así que esperemos buenos tiempos para la educación y la cultura.

     


  • Opiniones sobre esta nota