LA IMAGEN DELANTE DE MI. ROMA II PARTE





  • En el Internet Cuarón informa que el título ROMA fue sugerencia de uno de sus colaboradores. Él pudo rechazarlo, mas lo aceptó. El título es por lo tanto de Cuarón y las interpretaciones de su obra, incluso el título, lo seguirán toda su vida y hasta después.
    ¿Imagen visual o parlamentos explicativos? En ROMA la cámara es la encargada de narrarnos la parte sustanciosa de la historia. El diálogo es parco, como pensamos que debe ser en todas la cintas. La cámara nos embelesa, como pensamos que deber ser en todas las cintas. Roma no es una sucesión de tomas de diálogos, no es lo que definiríamos como conversaciones filmadas; es una ilación de imágenes en movimiento que nos llevan a la comprensión del diálogo de civilizaciones, antes que las palabras nos enteren. No como lo hacen los comentaristas deportivos que nos dicen con aullidos interminables lo que acabamos de ver. Así es como algunas películas nos ahorrarían la molestia de pasar por la taquilla, porque frecuentemente el director nos dice más con la banda sonora que con la cámara. No es el caso de ROMA, no lo fue en GRAVITY. Cuarón como cineasta es muy visual, no parlanchín.
    ¿Diálogo de Civilizaciones o dos monólogos? Cleo vive en casa prestada que mantiene pulcra. Cleo cuida a niños ajenos que mantiene apapachados, pero todavía pregunta si no la van a correr porque está embarazada. Cleo tiene años en la casa y ha ganado acceso limitado a la luz eléctrica. Desde sus alturas los dueños de la casa han generado compasión por la mixteca quien sin saber nadar arriesga la vida rescatar del mar a un miembro de la familia. Es aquí donde percibimos un momento en que parecen entenderse la mixteca y los chilangos: forman una pirámide con abrazos de agradecimiento en la amplitud de la playa. Extrañamente es donde confiesa que no quiso que su hija naciera. Luego la heroína que salva vidas ajenas pero que no quiso salvar una íntima, lleva una criatura ajena en el regazo íntimo con la mirada de desesperanza étnica desde la ventanilla. Luego vuelven los monólogos a distanciar a los interlocutores del frustrado diálogo. 
    Toma Final En GRAVITY recibimos el mensaje que la mujer moderna, la del primer mundo ha luchado y obtenido acceso a los dominios territoriales (y espaciales), que antiguamente sólo hollaban pies de varón y que para ello sacrificaban familia y Dios, en ROMA nuestras mujeres de las etnias periféricas, también han encontrado modo de ascender en la gran ciudad aunque lamentablemente sea por la escalera que lleva a las alturas del lavado y secado de ropa.
        

    *El autor es Sociólogo, docente universitario, experto en análisis de cine, exdirector general del Cobach y fundador del Colegio de Sociólogos y de la Facultad de Ciencias Políticas de UABC.


  • Opiniones sobre esta nota