AGORABC. ¿TRANSICIÓN PACTADA?




  • La reciente visita del presidente Andrés Manuel López Obrador y la alta resonancia de sus palabras hacia el actual Gobernador, dan pie a generar una serie de suspicacias.
    Todos recordamos cómo de pronto, Enrique Peña Nieto, empezó a recibir una especie de bendición y perdón anticipado del entonces candidato puntero, lo que se hizo realidad con la bendición y mayor salvación ante una eventual persecución política del sucesor al sucedido.
    Pues bien, se antoja decir que la transición del PAN hacia Morena en Baja California está pactada.
    A estas alturas, solo un necio dogmático podría decir que el PAN conserva las probabilidades de seguir montado en la Gubernatura otros seis años más.
    El propio Kiko Vega, tiene en su escritorio no una sino varias encuestas que avisoran que viene una sucesión, y que la maquinaria del ferrocarril llamado Morena, viene con toda la fuerza, aún con el "regateo" que se hizo en torno a la baja del IVA para disfrazarla en un crédito y voluntad fiscal a las empresas y no al consumidor directo, como se había ofrecido por el hoy Presidente en campaña.
    De ahí que, especulando sobre el modelo de transición de EPN-AMLO, sentimos que hay indicadores para que esto se repita en nuestra entidad.
    Las palabras de respaldo al Gobernador por parte de AMLO el pasado domingo, dejó de a seis, no solo a los presentes sino a muchos de los ausentes, pues en el sitio no estaban todos los que son, pero era suficiente definir así las cosas ante el delegado especial de Morena, Leonel Godoy, como ante el propio y casi seguro candidato a Gobernador y senador con licencia Jaime Bonilla Valdez, quién obtuvo ahora una votación incluso superior a la que logró el actual Mandatario hace casi seis años en BC.
    Estaban también las fuerzas económicas e incluso las que quedan del PRI, para dar testimonio y  fé de lo que estaba descifrando con sus palabras López Obrador, blindando así al que a fines de este año, ya será un ex-gobernador más.
    De ser así la hipótesis y la lectura que esté haciendo el aún Gobernador, es viable suponer que se impulsará en el PAN a un candidato como el que promueven débilmente desde el Estado, que es mas que desconocido en la entidad por el electorado.
    No es notoria inercia política alguna de entusiasmo, ni unidad convocada por los ex-gobernadores del PAN, ni pretensos sin freno, ni entusiasmo de renovación en la dirigencia estatal blanquiazul que aun encabeza José Luis Ovando Patrón quien recibió no una derrota sino una paliza en la elección federal de mediados del 2018, cuando los de MORENA arrasaron con todo. Este hecho, si el afán de auto-recuperación existiera, ya hubiera provocado desde hace semanas atrás la renovación de sus cuadros dirigentes para cambiar totalmente una estrategia ya desligada del gobernador saliente.
    Recordemos, cómo EPN simuló montar una gran oposición a AMLO, enviando a un buen hombre no de partido, enderezando la derrota hacia el beneficio de su propio auto-blindaje pactado para "ganar perdiendo". 
    Y no podría ser de otra forma, el propio López Obrador, antes que lo hiciera el propio PAN, se apresuró a pactar la transición, juego en el que no había caído en las dos elecciones anteriores con el ocupante en turno de Los Pinos, lo que facilitó la cuestionada victoria de Calderón y posteriomente la mas abultada de EPN. 
    Así tuvimos que antes que nadie, el propio Meade, hombre triste dice el equipo de AMLO, fuera quien se apresurara a reconocer la tendencia en su contra y a favor del puntero López Obrador, con lo que el blindaje hacia Peña se materializaba.
    López Obrador así le ganaba la partida al PAN, a diferencia de seis años atrás.
    Por eso, el cómo se van moviendo los sucesos en BC, en este año electoral 2019 apuntan a la repetición del modelo de transición, en el que no está en duda el voto mayoritario, sino la resistencia a no aceptar ni resistir las claras victorias y derrotas que se avisoran en el porvenir.
    Tiempo de canallas o de maquiavélicos, pues... o de simulaciones. Después que no se digan sorprendidos y engañados. ¿Alguien le entra en serio y con franqueza al juego o a las vencidas con AMLO y su electorado casi intacto en BC?

  • Opiniones sobre esta nota