Enero 2020





  • No amigo lector, el titulo de este articulo, no está equivocado. Estamos en Enero de 2019. Así es…Pero me he adelantado, un año, porque exactamente, dentro de un año, volveré a publicar, aquí en el AGORA DE BC, este mismo artículo (sin cambiarle una coma), para recordarles a todos ustedes, lo que escribí en Enero de 2019, a un mes de haberse instaurado el Gobierno del Pejenomics Neoliberal del Tec de Monterrey de la 4ta. Transformación (¿?)….

    En artículos anteriores, a lo largo del 2018, he estado insistiendo en lo que se avizora; es la crisis económica que viene: LA CRISIS MUNDIAL POR LAS DEUDAS SOBERANAS. Es lo que nos espera dentro de un año, exactamente. No lo digo yo, lo dice un financiero Americano. Quizá habrá alguien, que piense, que lo que se asevera es una gran chifladura, porque hacer predicciones sobre el futuro, es hacerle al adivino, y los adivinos, nunca le atinan a nada. Eso es absolutamente cierto, una adivinanza, no es más que una simple conjetura, sin sustento. Es como lanzar un dardo al aire, pensando que le vamos a atinar a algo. A principios de cada Enero, siempre aparecen los clásicos adivinos y las pitonisas hablando del futuro. Así es, es una pésima costumbre, lo admito……pero…..

    Pero ¿qué sucede cuando lo que se enuncia, no es una adivinanza, sino una predicción científica, con muy altas probabilidades de convertirse en realidad? Entonces el asunto cambia. Deja de ser una mera especulación para convertirse en una hipótesis bien fundamentada….con una base matemática estadística que establece, que dicha hipótesis tiene un 90% o más de ser acertada. Sé muy bien, que predecir acontecimientos económicos, es como tratar de predecir terremotos en la naturaleza, algo, que hasta hoy, es sumamente complejo. Pero, no faltan los chiflados, esos a los que nadie les hace caso, ni entienden, pero han tomado el papel de predictivos. Yo le he seguido la huella a uno de ellos, y se ha convertido en uno de mis gurús preferidos.

    En 1950, nació un niño en Estados Unidos, cuyo padre, lo observaba como un potencial, bueno para nada. A los 13 años entró a trabajar como ayudante a una tienda que vendía colecciones de monedas antiguas y estampillas de correo. En esa tienda, después de haber trabajado dos años en el pueblo de Pennsauken, New Jersey, en 1965, el jovencito de 15 años, compró una rara colección de monedas, de pennies canadienses, por unos cuantos dólares. El jovencito, mantuvo esa colección, y buscó información sobre su valor de mercado entre los coleccionistas. Su valor era de varios millones de dólares, por ser una colección sumamente rara. Pero lejos de correr a venderla, la retuvo, y predijo el punto de mayor valor en el tiempo, antes de empezar a bajar de precio. Así lo hizo, se volvió millonario, siendo muy joven, e instaló su propia tienda de colecciones de monedas y estampillas, con tan solo 21 años de edad (1971). Este joven empresario, entonces empezó a comprar ORO y a venderlo, prediciendo su mayor punto de valor, y siguió ganando dinero. En 1973, publicó precios de mercado de los commodities como un simple hobby, llamando poderosamente la atención de inversionistas, que observaron que sus predicciones de precios a futuro, eran muy acertados. Como aumentó las solicitudes de algunos inversionistas en la bolsa de futuros de Chicago, se vio obligado a invertir más tiempo y esfuerzo en su predicción de precios de commodities como el Algodón, el Maíz, la Soya, etc. Entonces empezó a publicar un boletín comercial (vendía sus estimaciones) sobre precios de commodities en el mercado de futuros agropecuarios, lo que le hizo ganar bastante dinero.

    Después de terminar la secundaria, el chico bueno para nada, tomó cursos en el Instituto RCA en Nueva York, y tomo cursos en la Universidad de Princeton, pero no pudo obtener su grado de colegio. Este joven, era hijo de un abogado, y su abuelo, también había sido abogado, pero perdió toda su fortuna en la gran quiebra de 1929. Eso le llamó la atención de este joven, y estudió a fondo los ciclos de las crisis económicas, donde su abuelo había perdido su fortuna, llegando a la conclusión que cada ciclo de crisis se produce cada 8.6 años. Cuando este número de años lo convirtió en días, resultó que eran exactamente 3,141. A este número lo llamó el algoritmo Pi (porque en un circulo el diámetro cabe 3.1416 en una circunferencia) Casualidad?

    De ese modo este joven, empezó a estudiar (por sí mismo, como auto didacta) historia económica, historia del comercio y el intercambio, etc. y fue acumulando información y datos (desde la época antigua, hasta la actualidad) y creó un modelo matemático e informático (software), que predice los acontecimientos económicos futuros. Así nació……Martin Armstrong….el “adivinador” de las crisis económicas…del futuro. Tengo varios años, siguiéndole la huella a Martin Arthur Armstrong. Predijo con exactitud asombrosa la crisis de 2007-08 en Estados Unidos. Años antes había predicho la crisis de Rusia de 1999, y lo acusaron de fraude y robo por parte del Gobierno de Estados Unidos, y lo echaron a la cárcel 11 años. Todo porque se negó a regalarle a la CIA y al Pentágono, su software. Lo presionaron al máximo, pero Martin no se doblegó. 

    2020.

    Martin ha predicho, que la próxima y definitiva, gran crisis se producirá en Enero de 2020. Yo he leído con atención sus argumentos. Sus predicciones se basan en graficas sobre sus análisis económico-financieros. Voy a resumir su predicción para Enero de 2020. Martin expone que en Enero del año entrante, se van a cruzar dos líneas (es decir, dos eventos en sus tendencias), por una parte, Martin analiza, la disposición de los recursos naturales en calidad de materias primas para la industria. De acuerdo con la proyección de esa tendencia, la gran mayoría de los recursos naturales, se están agotando por muy diversos fenómenos: Sobre explotación, sequías, erosión de suelos, perdida de bosques y selvas y un fuerte agotamiento de todos los recursos minerales, metálicos y no metálicos, en especial, el petróleo (que sigue siendo nuestro principal energético primario, y del cual desde hace dos décadas pasadas, atravesamos el umbral del inicio de su agotamiento, hoy simplemente, estamos consumiendo las últimas reservas mundiales). Insisto esta línea presenta una fuerte tendencia a la baja. Pero por otra parte, existe una línea, la demográfica, que indica que el tamaño de la población mundial es del orden de los 7,500 millones de seres humanos. El problema no es ese. El problema es que tan solo mil 200 millones de esos seres humanos consumen el 75% de los recursos del planeta, y la demanda de recursos, sigue en aumento, debido al fuerte crecimiento económico de países como China, la India, Brasil, Canadá, etc. Una sobredemanda de recursos naturales. Muchos de ellos están en inventarios con números muy bajos. De acuerdo al análisis de Martin, las dos líneas se cruzan en Enero de 2020. Es como una especie de X, donde una línea va hacia arriba (la demanda) y la otra hacia abajo (la oferta, por agotamiento). Esa es la raíz de la próxima gran crisis, PERO DESAFORTUNADAMENTE, NOS VA A AGARRAR CON LOS DEDOS EN LA PUERTA. Martin predice que la gran crisis comenzará en Europa, ya que quizá Grecia (que supuestamente ha sido rescatada por el Banco Europeo, apagando el incendio de la crisis con deuda) se declarará finalmente en quiebra, y eso precipitará la quiebra de otros países como Italia, España, Portugal, Inglaterra, Francia, Alemania, etc. Porque sucederá? Por las gigantescas deudas acumuladas, compradas por los gobiernos de los países en la crisis pasada de 2008, por las bajísimas tasas de interés de la FED en el pasado, que hicieron que las deudas se inflaran como globos. Hoy las deudas soberanas de países enteros son gigantescas, la principal, la de Estados Unidos (recomiendo ver el video en youtube denominado SOBREDOSIS: LA PROXIMA GRAN CRISIS FINANCIERA…. https://www.youtube.com/watch?v=Nep1eGXV-r8) y ahí se explica de forma milimétrica el callejón sin salida en que han metido a la economía mundial.
    Quieren pruebas de lo afirmado en las predicciones de Armstrong para 2018-19-20?

    En un artículo publicado por el Periódico Español, EL PAIS, el periodista Miguel Moreno Mendieta el pasado 30 de Diciembre, entrevistó a los más asiduos financieros de los bancos españoles y fondos de inversión, y esto es lo que dijeron (resumo el texto):
    “Los grandes bancos de inversión tienen un departamento especializado en el diseño eficiente de carteras de activos. Las mentes más brillantes del sector se reúnen con regularidad para decidir qué recomiendan a sus clientes: aumentar el peso de la Bolsa estadounidense, reducir la ponderación de los bonos de países emergentes, tomar posiciones en deuda emitida por empresas con baja calificación crediticia, comprar oro... En un contexto ideal, un inversor que no tenga restricciones geográficas o por tipo de activo siempre podría encontrar oportunidades donde sacar rendimiento cuando algunos mercados bursátiles o de bonos están yendo mal. Este contexto ideal era así, hasta 2018.
    “El ejercicio que ahora termina pasará a la historia como un hecho excepcional, porque prácticamente todos los activos financieros han tenido un comportamiento negativo”, explica Joan Bonet, director de estrategia de mercados de Banca March. La primera excepcionalidad ha sido que han funcionado mal tanto las acciones como los bonos. En renta variable, las caídas han estado en la horquilla entre el 5% y el 20%. No ha sido un año tan catastrófico como 2000 o 2008. El problema es que, en esta ocasión, no ha habido ningún lugar donde refugiarse. En renta fija, se han depreciado tanto los bonos europeos como los estadounidenses, y tanto los emitidos por empresas como los emitidos por los gobiernos.
    “Normalmente, los años en los que las Bolsas van mal suelen funcionar bien los bonos. El dinero que estaba invertido en renta variable fluye hacia la renta fija, lo que revaloriza estos activos. Esto ha sido así casi siempre. Tan solo en unos pocos ejercicios desde los años 30 se ha dado el caso de que vayan mal bonos y acciones, y 2018 ha sido uno de ellos”, explica Manuel Gutiérrez-Mellado, del equipo de ventas de BlackRock –la mayor gestora de fondos del planeta– en España y Portugal.
    (Link: https://cincodias.elpais.com/cincodias/2018/12/28/mercados/1546012692_079354.html )

    Los Índices de las bolsas. 

    Voy a exponer las tendencias de los principales índices bursátiles en el pasado 2018. Su comportamiento a Diciembre y su acumulativo en 18. Y ahí está la prueba de lo que viene.
    CONTINENTE AMERICANO. INDICE NASDAQ: Dic. 18: -4.62, Anual 18: -10.18 INDICE S&P 500: Dic.18: -7.03, Anual 18: -9.94, INDICE MSCI LATAM (incluye un índice bursátil, de la bolsa de capitales combinado de países como Brasil, Chile, Colombia, México y Perú): Dic.18: -11.5, Anual 18: -3.7. CONTINENTE EUROPEO: INDICE STOXX 600: Dic. 18: -13.7 Anual 18: -6.0 ESPAÑA IBEX: Dic. 18: -15.4 Anual 18: -6.7 FRANCIA CAC: Dic. 18: -12.1 Anual 18: -6.7 REINO UNIDO FTSE 100: Dic. 18: -12.4 Anual 18: -3.9 ALEMANIA DAX: Dic. 18: -18.3 Anual 18: -6.2 CONTINENTE ASIATICO: JAPON INDICE NIKKEI: Dic. 18: +12.1 Anual 18: -10.5, CHINA MSCI: Dic. 18: +21.2 Anual 18: -7.0  Cuanto perdió la Bolsa Mexicana de Valores en 2018: -15.89 puntos. Que nos indica todo esto? Que las tendencias de las bolsas van a la baja de forma gradual y sostenida a nivel mundial. ¿Cambiará su tendencia en 2019? LO DUDO. Lo que nos indica también, es que el modelo económico actual a nivel mundial está agotado. Prácticamente todos los países del mundo se endeudan para hacer crecer sus economías. Por eso, la siguiente crisis, comenzará con la quiebra de los bancos centrales, ya que las gigantescas deudas públicas (deuda soberana) SON IMPAGABLES. Es ahí donde comenzará el derrumbe. Desde el primer mundo, nos han vendido la idea, de que el mayor de nuestros problemas es el cambio climático. La realidad es que es una cortina de humo, para no ver, que nuestro mayor problema es el clima económico, por sobre endeudamiento. El “clima” económico actual, es peor, mil veces, que el clima del planeta y la elevación del nivel de los mares o el aumento en la temperatura global.

    México lindo y querido. 

    Tal pareciera ser que el asunto del presupuesto pasado, es un asunto meramente interno de nuestro país. PUES PRECISAMENTE, ESE PEQUEÑO DETALLE, ES EL QUE ME PREOCUPA. No ver el contexto mundial que se nos avecina, es para decirlo muy suave, algo esencialmente ESTUPIDO. Nos estamos viendo como una avestruz que guarda la cabeza en un hoyo, pensando que esta a resguardo con el resto del cuerpo. Si se hubiera tomado en cuenta el contexto económico mundial, SE HUBIERA TENIDO QUE PLANTEAR UN PRESUPUESTO……….PRUDENTE. Bajar el gasto del gobierno federal, si, pero no a rajatabla. Ahorrar para resistir ese hubiera sido un camino correcto y sensato. Pero hemos “ahorrado” para gastar lo ahorrado. Absurdo. Carlos Ursúa y compañías debieron haber subordinado el presupuesto, para RESISTIR CHOQUES EXTERNOS, no para darle el gusto al presidente en sus proyectos fastuosos. Como no tenemos una economía blindada y un presupuesto en calidad de escudo, ¿Qué nos espera? Para comenzar, una devaluación gradual del peso. Un aumento del precio del petróleo. Pero como tenemos muy poco petróleo exportable y si mucho gasto, su efecto positivo, no servirá de nada. El futuro del peso como moneda, es su evaporación completa. TENEMOS UNA MONEDA DEBIL, MUY FRAGIL….y ante los acontecimientos futuros, su valor se va a esfumar y la inflación se va a disparar. Debido a la guerra comercial de Estados Unidos y China, y la chifladura galopante de Donald Trump, las exportaciones mexicanas, se van a ver muy afectadas, y ahí se van a acentuar nuestros dolores de cabeza. El problema, es que la oligarquía de este país (y ahora grandes sectores de la población) esperan que el gobierno los rescate y resuelva sus problemas. Pero en un contexto económico internacional adverso, ¿QUIEN SALVARA AL GOBIERNO? ABSOLUTAMENTE NADIE y ahí es donde caeremos en cuenta del enorme dislate cometido con el presupuesto 2019; gastar para expandir, en lugar de ahorrar para resistir. 
    MI MEJOR CONSEJO: Es momento que el gobierno adopte medidas preventivas y establezca a la onza de plata libertad como moneda de curso legal, Y ES MOMENTO QUE EL BANCO DE MEXICO, TRANSFORME LAS RESERVAS EN DOLARES, A RESERVAS EN METALICO, FUNDAMENTALMENTE EN PLATA, POR SER LOS PRODUCTORES NUMERO UNO EN EL MUNDO, DE ESTE METAL FINO. AUN ESTAMOS A TIEMPO, POR EL BIEN DE TODOS, PRIMERO LOS MEXICANOS (parafraseando a ya saben quién). Recibirán el mensaje? No lo creo. Como todo el tiempo, van a reaccionar, cuando tengamos el mega tsunami encima.

    La Paz. B.C.S a miércoles 2 de enero de 2019.
    Jorge Peón. Sociólogo.

    DATOS CURIOSOS: En las protestas en Francia por los chalecos amarillos, una de sus demandas, es que se aplique la LEY GLASS-STEAGAL en Francia. Los franceses, se dan cuenta que la especulación financiera, es el veneno que nos está matando lentamente a todos. Urge aplicarla en México y además, quitar las AFORES en manos de los bancos privados. Las AFORES son un robo en despoblado a los trabajadores y un regalo ilimitado a los banqueros. Las AFORES son sangre fresca acumulada en los bancos…... Pero esos bancos, son propiedad de los vampiros. “Excelentes” manos para depositar el ahorro de los trabajadores. Por ese tipo de “soluciones”, es que brotan los chalecos amarillos en Francia como hongos, y no dudo, que próximamente en medio mundo, incluido México. De la crisis de deuda estamos transitando en automático a la crisis social global.


  • Opiniones sobre esta nota