SIN TAPUJOS. Me da miedo el nuevo “Papá gobierno”




  • “El secreto de la felicidad no es hacer siempre lo que uno quiere sino querer siempre lo que se hace”. León Tolstoi

    Escribo el primer día del año 2019, estimado lector, y lo hago con gran preocupación. Con estos cinco meses de pre-presidencia y un mes con la banda en el pecho me he podido dar una buena idea de lo que nos espera con el Presidente López y le confieso me da miedo. Tiene algunas cosas muy buenas pero no me gusta cómo se están ejecutando. Y otras muy malas.

    Ya tengo algunos ayeres escribiendo en periódicos, comencé en 1982 en El Imparcial de Hermosillo, y desde ese tiempo una de mis críticas más persistentes ha sido lo obeso de “Papá Gobierno” en todos los niveles. La burocracia ha crecido y crecido. Si esto lo escribía hace más de 35 años, con mayor razón ahora. Está grave el problema.

    Con agrado comencé a ver que AMLO está combatiendo esa gordura atendiendo los reclamos de los que pagamos el costo de esos millones de burócratas. Muchos honestos y eficientes, pero buena parte hace como que trabaja y otros, aviadores, recomendados o familiares de políticos.

    Todo esto, se está tratando de corregir adelgazando a producto de gallina a tantas y tantas secretarías y dependencias. Pero a la hora de implementar tengo dudas de que se estén haciendo sin análisis costo-beneficio, a la carrera. Leo todos los días en la prensa, veo y escucho en los noticieros, las protestas de los miles de empleados de “Papá Gobierno” que se están quedando sin chamba.

    El corte está siendo parejo, les está valiendo si son gente honesta, eficiente y con espíritu de servicio, indispensable en estos menesteres de atender al público que a veces nos pasamos de necios y exigentes.

    En el mismo sentido se están haciendo recortes de presupuesto que tienen el mismo objetivo: Adelgazar a “Papá Gobierno”. Y está muy bien….en el papel. Me parece que el resultado de estas medidas no será todo lo bueno que se requiere. Están eliminando a mucha gente innecesaria y aviadores, pero se están llevando entre las patas a burócratas cumplidos y necesarios. Lo vamos a ver muy claramente en la decadencia, lógica, de los servicios públicos.

    Le repito que me da miedo este nuevo papá. Nos urge tener un mejor país, pero hasta ahorita me parece peor el remedio que la enfermedad.

    EL FUTURO DE AMLO

    Muy bueno que el Presidente esté tomando medidas que son necesarias. El problema es la forma, a la carrera. En su futuro veo se irán incrementando las protestas. Me parece que su gobierno será muy ineficiente. Vendrán problemas en los servicios monopólicos que presta “Papá Gobierno”, como la energía eléctrica, los combustibles, el agua y la recolección de basura.

    Aprecio problemas en su personalidad. El hombre se ha ido inflando gracias a los elogios y reverencias que recibe diariamente de sus millones de fanáticos en dosis inmensas. Veo muy difícil obligarlo a que aterrice a base de “periodicazos”; es muy terco y se siente iluminado. Me parece que si cambia y se pone a escuchar será a fuerza de “encuestazos”, caídas importantes provocadas por sus errores. El problema es que el proceso será largo, costoso y los daños tal vez irreversibles para nuestro país.

    Concluyo. Tiene cosas buenas AMLO, pero por la forma en que se están ejecutando, corre el riesgo de una vuelta a la tortilla. Como dice la famosa y muy mexicana frase: Se le puede voltear el chirrión por el palito.

    NOTA FINAL

    He utilizado el adjetivo “Papá Gobierno” varias veces en este escrito porque me parece una de las fallas más grandes que tenemos muchos mexicanos: Queremos todo del Gobierno. Con la mano extendida, como niños chipilones y pidiches.

    Va a estar muy duro lo que viene. Pero esta situación de falta de dinero, austeridad y carencias, nos va a obligar a crecer, a ser adultos y ciudadanos responsables, a destetarnos.

    Por mi parte, estimado lector y aunque sea obligado por las circunstancias, ser un mejor ciudadano, será mi propósito de Año Nuevo ¿Y el tuyo?

    *) Comentarios a: togomez39@gmail.com

  • Opiniones sobre esta nota