Migrar porqué y para qué




  • Sin duda Trump desconoce la historia de Europa, sin darse cuenta pisotea alegremente profundas heridas históricas, también desconoce la historia de la ex URSS porque no sabe ni lo que han sido ni lo que son capaces de hacer, tampoco conoce a China porque no quiere aceptar porqué le ha desbancado y en lugar de comportarse como Putin se comporta como Gorvachev, tampoco conoce a latinoamérica por el éxodo migracional que provocan y que Trump rechaza y cobardemente culpa a otros. Mas bien parece que Trump no sabe de historia y con su tuit se está saltando a todo su gabinete compuesto no solo de antihistoricistas en su mayoría huntingtonianos, también salta historiadores y diplomáticos que están precisamente para asesorar sus respuestas.

    Aparte del partido demócrata en el gabinete de Trump existen quienes no están de acuerdo con su política exterior. El caso mas destacado para México es de mayo 2018, la renuncia de la embajadora de EEUU en México, Roberta Jacobson, quien se dijo: "feliz de escapar del desorden que presenció durante más de un año en que laboró para el gobierno de Donald Trump... no puedo sentir mas que alivio por no tener que defender lo indefendible.. espera que el presidente estadunidense comprenda que necesita a sus vecinos, tanto el del norte como el del sur, como aliados si quiere abordar algunos de los problemas internos más complicados de su país."

    El que migra lo hace por motivos muy particulares, existen motivos como migrantes hay, pero existen momentos históricos donde mayorías migran por aventura o ambición y existen momentos donde la mayoría lo hace más por necesidad. En ocasiones las causas personales predominan en otras ocasiones la necesidad. No hay una fórmula exacta en las causas y tratado de la migración, pero es un hecho que el éxodo centroamericano se debe al fracaso del tipo de intervención de EEUU en esos países y en el nuestro que se acaba de liberar de ello. El hecho es que el éxodo llegó y se estaciona en México.

    Los mexicanos creemos que no somos culpables de las causas del éxodo, pero no es así, en muy pequeña parte sí, recordemos que existen trasnacionales mexicanas que operan ahí. Interviene mucho mas el gobierno y las trasnacionales estadounidenses, los gobiernos centroamericanos son proconsulados del gobierno de EEUU, las trasnacionales estadounidenses son impunes y principales corruptoras de centroamérica y del mundo, lo único que quieren es incondicionalidad absoluta tras las armas. Pues, con esto queda claro que la política intervencionista tentó fondo y ya fracasó, no se puede explotar ya mas a los pueblos dominados porque no tiene ya más, les han despojado de todo. Por eso migran como éxodo, por el total y rotundo fracaso de la política estadounidense en Centroamérica, del fracaso en África corresponde a Europa.

    Nací en la frontera con EEUU, recuerdo de niño había escasez de mano de obra y eran los mismos agentes aduanales los que saltaban a México a jalar de los brazos a los braceros que boicotearían a César Chávez en 1962, después cuando ya no los necesitaban eran muy estrictos. En temporada de cosechas, para boicotear a sindicatos o cuando servicios o industria demandaban mano de obra, la patrulla fronteriza simplemente no cuidaba, se hacían de la vista gorda. Un juego que los polleros sabían cuando la patrulla fronteriza bajaba la guardia y cuando la subía. Cuando estudié economía entendí esos juegos extraños se debían a que los ciclos económicos tenían que ajustarse al crecimiento poblacional porque la población tarda décadas en cambiar o seguir igual, en cambio los ciclos económicos también son muy fatales pero flexibles. La economía se tiene que ajustar a la población pero la población nunca se ajusta a la economía.

    EEUU se industrializa de manera muy acelerada durante la segunda guerra mundial, requirió sobremanera mano de obra y por eso rogó al gobierno mexicano enviara no solo tropas y aviones, también obreros y campesinos que levantaran las cosechas. De ahí el Programa Bracero que prácticamente era una política de puertas totalmente abiertas. Se acabó la guerra pero luego vino la guerra de Corea en 1959 y el programa siguió hasta que por 1964 se volvió a cerrar. En los cincuentas los residentes fronterizos mexicanos pasábamos con una identificación del gobierno local, para los norteamericanos pasar a México siempre ha sido todavía mejor pues hasta hoy con cualquier identificación pueden pasar y quedarse en México. Después la patrulla fronteriza adoptaba esa actitud ambivalente de férreo rechazo y de dejar pasar en temporadas de cosecha o algún requerimiento de empresas, boicotear al movimiento chicano o cualquier otro movimiento sindical. Algo parecido sucede con el contrabando de drogas según la prensa.

    No quiero aburrir con diagramas economicistas, simplemente con la historia concluyo que, cuando la dinámica de crecimiento de un aparato productivo nacional es álgido requiere de cantidades extraordinarias de mano de obra de todo tipo, cuando es baja requiere de menos cantidades e incluso tiende a malbaratar y expulsar la mano de obra desempleada. Entonces, mi mejor respuesta al problema migratorio que tenemos es que, EEUU está en seria crísis económica y financiera, se está encerrando a todo mundo a costo de pérdida de su intervencionismo mafioso respaldado por su poderío militar ya declinante, los puestos de trabajo los están reservando a WASPs. Las leyes de EEUU han llevado a la pérdida de poder sindical y contractual desde Bush padre y desde el 2008 se inicia la expulsión de inmigrantes de su territorio. La causa de la crisis es su gran deuda de 21 billones de dólares impagable en el mediano y largo plazo, al contrario, desde la caída de ENRON en 2001, la crisis inmobiliaria del 2008 y la salida de Arabia Saudí de los petrodólares la economía estadounidense solo decrece. No se espera un auge y que requiera de mano de obra externa excepto robo de cerebros. Todo apunta a que el imperio se desmorona contrayéndose a su interior, en cambio, en México existen amplios planes de desarrollo en el corto, mediano y largo plazo.

    A la pregunta de que debe hacer México frente el éxodo centroamericano, depende de si se requiere o no. Cuando Trump está en plena guerra interna contra el neoliberalismo, en México ya estamos a punto de enterrarlo dejándonos un desastre de guerra muy cercano al que se vive en centroamérica. Entonces, en el tiempo presente no podemos ayudar a nuestros hermanos simplemente porque estamos igual, ¿quién ayuda a quién y con qué? En cambio, si obtiene éxito el nuevo modelo que ya está planeado y dispuesto que requiere de amplia disponibilidad de fuerza de trabajo, entonces los migrantes no solo serán bienvenidos serán hasta necesarios. Ahora mismo las maquiladoras tienen un déficit de mas de medio millón de puestos de trabajos que no han podido llenar. Tan necesaria es la migración como a EEUU cuando creció a marcha forzada en los primeros cuarenta años de guerra y posguerra hasta 1971, como cuando había que cruzar todo su país con las líneas de ferrocarril en el siglo XIX o ahora con los programas inmigratorios especiales para profesionistas destacados y grandes empresarios a quienes EEUU pide a gritos los salve de la gran crisis financiera que viven. En México pudimos absorber bien administrados casi un millón de españoles expulsados por el franquismo cuando nuestra población era de un tercio y la mitad de la actual de 127 millones, porque fue larga la época del desarrollo estabilizador con promedio de crecimiento de 6% PIB que se disolvió después de que entraron los neoliberales con Miguel de la Madrid hasta hoy con un 2% promedio.

    La migración es benéfica si se requiere y se administra bien y maléfica si no se requiere y se administra mal. Con administrar bien me refiero a que los inmigrantes entren según sus necesidades pero antes según sus capacidades. Ningún país por mas pobre puede permitir que su frontera sea violada o tomada como que no existe por anarquistas, debe haber un control tan estricto sobre los extranjeros como lo realizan las grandes potencias. Me considero ciudadano del mundo y viajo pero mientras existan países a cada uno pido permiso por respeto a su soberanía, máxime hoy que la globalización retrocede y los nacionalismos ascienden. Con bien administrados me refiero a que, la migración suceda en la medida en que el aparato productivo nacional crezca a tal grado y en tales áreas.

    Para ello es necesario el control absoluto de quien entra y quien sale y si inmigra sea de acuerdo al crecimiento de nuestras áreas productivas. Para el control total antes se requiere de una cartilla de identificación nacional confiable. Se le confió al IFE haciéndole pasar como credencial electoral pero José Woldenberg e Hildebrando Zavala vendieron los datos a la CIA y FBI. Hasta tepito te identifica más rápido que cualquier secretaría de Estado que duda y exige asegurarse de cualquier identificación en lugar de verificar ellos mismos con sus teléfonos inteligentes que a todas horas usan. La cartilla nacional de identificación debe emitirla una entidad oficial seria y confiable que valide y concentre todo tipo de identificación oficial si deseamos controlar la población.

    Tenemos un millón de norteamericanos indocumentados en México, no sabemos a que vinieron ni que hacen, todos tienen credencial de IFE falsa, utilizan servicios, evaden impuestos, ocupan puestos de trabajo saturados o innecesarios, algunos cobran mucho mas por el mismo trabajo. Esto mientras los centroamericanos que van de paso sufren asesinato, esclavismo, extorsión, violación, etc. La subsecretaría de inmigración no puede seguir siendo un comité opcional de relaciones públicas para extranjeros, después del asilo político y humanitario todos los extranjeros tienen que ajustarse a nuestras leyes y nuestro sistema productivo nacional.

    México es treceava potencia mundial y no podemos seguir con la misma política migratoria. Europa y EEUU no quieren recibir a los expulsados de sus políticas coloniales de África, centro y sudamérica que implican varios millones que ya están llegando a América preferentemente a Tijuana que no tiene agua. Rusia y China requieren de migración joven y no migran ahí ni los sirios. Empezaron con miles de áfrica y las Antillas, ahora vienen diezmiles de centroamérica, dentro de poco serán cien miles y muy seguramente rebasarán el millón y al tiempo constituirán decenas de millones de todo el mundo. Pese a que México está en planes de expansión productiva, sin embargo, no podrá contener millones de expulsados de todo el mundo si toman como única tabla de salvación las puertas abiertas de México.

    Podemos aceptar migración de acuerdo a nuestros requerimientos pero no podemos salvar al mundo cuando el mundo lo requiera. Lo que indica claramente que además de administrar bien nuestra disponibilidad tenemos también que compartir el problema migratorio con los organismos y gobiernos internacionales corresponsables.

    Raul Corral Quintero 
    Anahuacalli, 15 noviembre 2018

  • Opiniones sobre esta nota