SIN TAPUJOS. LAS COBIJAS NO ALCANZAN




  • Nuestro país y nuestra región, Baja California, tienen tres cobijas muy importantes para cubrirse del “frío” del desarrollo económico y tratar de enfrentarlo con éxito: Una es el empleo, otra es el agua, y la tercera, el presupuesto. Hay otras “cobijas” también necesarias, como la Seguridad, el Estado de Derecho, la Libertad de Expresión y las que usted quiera agregar. Pero las más importantes, desde mi punto de vista, son las tres primeras. El problema que tenemos es que ya no alcanzan para cubrirnos. Permítame explicarle las razones:
    LA COBIJA DEL EMPLEO. Está amenazada por varios cambios importantes. Uno de ellos la automatización, los famosos robots. Otra, el monto enorme de las inversiones que se requieren para crearlos. Uno más, el crecimiento poblacional, cada día somos más. Y por último, la migración, un ejemplo clarísimo aquí en Mexicali es el incremento de centroamericanos, haitianos y sígale por su cuenta, gente que está llegando a mejorar el recurso humano, sí, pero también a competir con nosotros los mexicanos. 

    LA COBIJA DEL AGUA. Está amenazada en primerísimo lugar porque “la llave” del agua que nos llega por el Río Colorado, está, nos guste o no, del lado americano. Los gringos están viendo con enorme preocupación que mientras ellos están cuidando con lupa el agua de que disponen allá, nosotros la desperdiciamos con un manejo deficiente, sistemas de riego obsoletos y cultivos incosteables. En resumen: Muy baja productividad por metro cúbico. Para colmo, se cobra mal, en algunos casos casi regalando. Estos son hechos, a la vista. 
    La cobija del agua se está encogiendo, el cambio climático la está dañando. Corremos el riesgo de que en la desesperación y la necesidad, los vecinos del Norte nos la arrebaten. ¿Difícil? De acuerdo, pero no imposible, y menos con un atrabancado como míster Trump al frente.

    LA COBIJA DEL DINERO PÚBLICO. El presupuesto. Tradicionalmente, los gobiernos federales han tenido que dedicar gran parte de los recursos provenientes de nuestros impuestos a apoyar el combate a la pobreza. La lista de programas de apoyos es impresionante….y necesaria. Una razón es la justicia distributiva y la otra mantener la paz social. 
    El problema que tenemos, inminente, es un nuevo gobierno electo, con ideas más radicales en el tema de la pobreza que jalarán aún más esta cobija. Otro asunto muy serio son los combustibles, se están gastando montañas de billetes para importarlos de EU, en dólares, ante la drástica caída de la producción en Pemex. Todo esto con cargo a lo mismo.
    Las noticias del pasado fin de semana en relación a la migración proveniente de Honduras, con todo y su posible manejo político, nos dan una buena idea de lo que se viene en un futuro cercano para nuestro país. Son demasiados y en aumento los países expulsores de migrantes en America Latina y se pueden agregar el Caribe y países africanos. Me parece que tendrán que revisarse las políticas migratorias mexicanas. Me disculpan, pero primero están los dientes que los parientes.
    Por último, no puedo dejar de mencionar que si se concreta el rechazo al NAIM en la Ciudad de México se dará un golpe muy fuerte, de consecuencias trascendentales, a la inversión extranjera, a la confianza y a la cobija del empleo.
    Por delante una disculpa por exponer estas realidades. Para solucionar un problema lo primero es reconocerlo. En resumen, estimado lector, digan lo que digan, prometan lo que prometan: Las cobijas no alcanzan.

    *) El autor, 79 años, ingeniero agrónomo. Entomólogo algodonero Valle de Mexicali (1963-64). Agricultor 20 años Caborca (1971-94). En Sonora y BC directivo industria Plaguicidas 22 años y 8 en la industria Editorial. En Mexicali, Director Nutrimex (2011-14) (email: togomez39@gmail.com)


  • Opiniones sobre esta nota