¿No me acuerdo o no recuerdo?




  • Parece moda en todo el país decir "no me acuerdo" por "no recuerdo", toman la palabra "acuerdo" como sinónimo de "recuerdo". Acuerdo deviene de a-cordar, de "a" hacia destino y "cordis" corazón, ponerse de acuerdo con alguien; y, la palabra "recordar" deviene de "re", rere, acción repetitiva y también de "cardio", cordis, corazón, volver a hacer pasar por el corazón. Y, ¿qué tiene que ver el corazón en todo esto?

    En la antigüedad anterior a Helvetius se creía que la memoria tenía sede en el corazón y desde entonces creemos que está en el cerebro, aunque al parecer, según demuestra Karl Pribram en su libro Los Lenguajes del Cerebro (1969) la memoria se encuentra distribuida por todo el cuerpo no solo en el cerebro. Incluso, yo mismo me dí a la tarea de aplicar y corroborar esta tesis de Pribram en mis alumnos de UAM-Iztapalapa en abril de 1991. Llevé a mis alumnos al cercano Cerro de la Estrella, lugar consagrado a la renovación del fuego. Era un día soleado, los invité a buscar su mejor lugar, les induje a hipnosis e hicimos un recorrido imaginario por cada parte del cuerpo. Eran 20 alumnos en postura loto distantes, apenas iniciamos con la cara, al llegar a la mejilla izquierda súbito abrió los ojos una alumna y volteó a todos lados. De inmediato le recordé que habíamos acordado no abrir ojos y los volvió a cerrar. En el recuento narró que cuando adolescente su padre le dio tremenda bofetada al verla en minifalda, la sintió tan claramente que por eso abrió los ojos y constató que sus compañeros estaban igual de alejados y que yo estaba a seis metros siempre de la mano de mi hija que era una bebé que difícilmente caminaba.

    Ahora pues, estamos igual de equivocados que antes respecto de la sede de la memoria, el corazón poco tiene que ver con la memoria y el cerebro tiene la primacía de que a través de los sentidos entra la información que el cerebro trata pero que no deposita solo en el sino por todo el cuerpo. La memoria no tiene ninguna sede local, ni solo en el corazón ni solo en el cerebro, se distribuye por todo el cuerpo.

    Por su lado, la palabra "memoria" deviene de nemecheia, némesis que significan olvido, memoria es algo que a través de los sentidos entra registro a memoria y luego es olvidado, contraria a ignorado que es algo que no ha entrado a memoria. Así, no es lo mismo acordar que recordar, acordar es meter una información a memoria en concordancia con otro o consigo mismo y recordar es volver a hacer pasar (re, rere) ese ítem o información por el corazón esto es a la memoria.

    Entonces, pues, no se dice "no me acuerdo" porque es como decir no me pongo de acuerdo conmigo mismo o con alguien. Se dice "no recuerdo" que significa que duda que esa información haya entrado a su memoria porque no se repite o hace eco.

    Raul Corral Quintero 
    Anahuacalli, 11 octubre 2018

  • Opiniones sobre esta nota