El día que AMLO ocupó la plaza cívica




  • Proveniente de Tijuana, donde se había reunido con el gobernador Kiko Vega, el futuro presidente Andrés Manuel López Obrador palpó el acelere pre-electoral al que intentó poner freno pidiéndoles que trabajen, más que por la elección venidera que llegará en su momento, por la transformación del país.
    No obstante el llamado, bajo el templete permanecieron varios aspirantes a diputados y alcaldes de Morena, interno y potenciales invitados, bajo la mirada acuciosa del que será conducto de la decisión final de quienes serán los candidatos próximos: Jaime Bonilla.
    Envuelto en su dinámica y visión estratégica nacional, AMLO se pensó vendría y daría la "bendición" o palomearía a los que serán futuros candidatos. O en última instancia le dirían a Bonilla, Tu eres el bueno.
    Se imaginaron varios, que el senador Bonilla, en el trayecto carretero de Tijuana a Mexicali, le presentaría en solitario abordo de la Suburban un panorama al próximo presidente y líder real de MORENA, para los comicios venideros de Gobernador, alcaldías y diputaciones del 2019. Tendría al menos hora y media para hacerlo.
    Pero fríos y como un baldazo de agua, cayó a varios de los presentes en el acto-mitin concluyente, cuando el político tabasqueño pidió ante miles de oyentes que en lugar de pensar en la elección, trabajen por la transformación, pues se lucha no por cargos, sino por ideales y convicciones.
    Otro detalle en el evento fue intentar prender a la masa asistente con un ¡¡Fuera Kiko!!, coreado a grito abierto con la presencia distribuida en cuatro puntos estratégicos, uno frente a Palacio Municipal, otro en el macetón frente al Legislativo y otro en la explanada del edificio del Poder Ejecutivo, así como otro mas de los disidentes del sindicato de Burócratas de Mexicali. Sin embargo el coro unánime falló y si AMLO lo captó, lo único que hizo fue llamar la atención a la unidad y reconciliación, a dejar atrás "los pleitos". También hizo mutis del reclamo anti-Constellation, lo que sorprendió a mas de uno.  
    No obstante, el líder burócrata de la Cespm, Manuel Guerrero, en el mayor del atrevimiento, se colocó a un lado de AMLO al momento en que éste hablaba a los miles del sindicalismo independiente que debe haber lo que incomodó al orador, a tal grado que uno de los ayudantes del sucesor de EPN se le acercó y jaló del brazo discretamente a Guerrero para llevarlo hacia su sitio, pero con ello buscó vivir el momento del reflector mayor y de gloria futura, pues quiere ser no candidato a diputado, sino ¡a la alcaldía de Mexicali!.
    Otro hecho que llamó poderosamente la señal fue que contrario a lo que los manifestantes querían, no permitieron el paso al templete al sombrerudo Rigoberto Campos, sedicente "defensor del agua", pero sí subió casi del brazo Jaime Bonilla, al Verde del clan de los Pérez Tejada, David, a quien de inmediato empezaron a manejar como posible aspirante a Presidente municipal por MORENA-Verde en Mexicali, con lo que su padre y hermano, que ya fueron alcaldes, estarían de plácemes totales. Fue muy visto que Bonilla rescató al totalmente vestido de verde, y ahijado de Martínez Palomera, de la multitud para subirlo al templete de la exhibición y pasarela, a la que tuvieron acceso solo unos cuantos, la mayoría nuevos diputados federales con excepción de la ausente senador "LadyChampagne" que reapareció en la gira pero hasta el otro día pero en la vecina Sonora. 
    Pero la buscada lucidez no paró ahí, sino que ignorando el llamado de AMLO a esperar los tiempos, Rigo y sus seguidores, varios de izquierda por cierto, e incluso Jaime Martínez Veloz, excolaborador de Peña en Segob, que quiere ser Gobernador, intentaron otro mas de los prematuros "destapes" al puro estilo priista en la sede de Canaco, cuatro días después del llamado a la calma, lo que significó una total indisciplina y "madruguete" que reavivará la lucha en MORENA. El intento de destape, fue frustrado pues no ocupó líneas en la prensa escrita, ni electrónica, salvo algunas páginas de redes sociales que no le dieron la mayor importancia al hecho.
    También, no obstante los distractores políticos, los que se movieron en el acto con todo sigilo, fueron los ex-panistas Modesto Ortega y Armando Terán, siendo el primero de ellos el coordinador logístico del evento en el que la estrella principal era el único orador: AMLO. Eso lo sabían ambos, y procuraron mantener el bajo perfil.
    Modesto más bien se centró en asegurar que los agentes municipales de civil, hicieran la cadena de seguridad que "cuidó" al tabasqueño en su trayecto de media hora a paso lento que hizo entre el tumulto entre el monumento a Los Pioneros, hasta el pie del monumento dejándose querer y retratar por la multitud que lo esperaba, multitud que sin embargo no fue no por mucho a las concentradas en las manifestaciones cívicas del año pasado cuando las protestas contra el "gasolinazo".
    Ya por la noche, recluido en el hotel Lucerna, que ha sido casa temporal de varios ex-presidentes, como Miguel de la Madrid, Salinas y Zedillo, con lo que quedaba de su aguante, el futuro presidente platicó con algunas personas que lo buscaban en el tradicional hotel, entre ellos el senador Arturo Durazo, y merodeaban suspirantes a la gubernatura como Arturo Gonzalez Cruz, y el profe Jesús Ruiz Barraza, aunque "casualmente" Martínez Veloz había saludado al "peje" en una parada técnica en media carretera de descenso de La Rumorosa.
    Ido en su mente, saludó a Ruiz Barraza, sin pararse en su lento andar y a quien parecía no reconocer, y del que escuchó al amparo de las sombras lucernosas de l anoche el ofrecimiento de su centro de estudios para el sur de Ensenada, ido siguió AMLO rumbo a su habitación y recibió un golpe a manera de saludo de despedida de Ruiz en su hombro derecho que zarandeó sin vigilancia al futuro Mandatario.
    Lo ido en su mente se explicaba, iba preocupado en su soledad, a comunicarse a la ciudad de México, pues su hijo menor que procreó con la intelectual Beatriz, había sufrido un accidente que por fortuna no pasó a mayores. Ese día fue el día hasta que cayó la noche calurosa, pues al día siguiente continuaría su paso hasta San Luis Rio Colorado otro nuevo bastión de Morena.

  • Opiniones sobre esta nota