La Pacificación (III)





  • “Cualquiera que despierto se comportase como lo hiciera en sueños, sería tomado por loco”. 
    Sigmund Freud.
    (1856-1939).

    Estados Unidos, tiene un PIB de 19 trillones de Dólares (lugar núm. 3 en el ranking mundial, medido su PIB por paridad de compra de acuerdo a la CIA Factbook), es un país con 300 millones de habitantes, tienen un ingreso per cápita promedio de $59,000.00 Dlls. anuales, y un 15% de su población, se encuentra por debajo de la línea de pobreza, una fuerza laboral de 160 millones de personas (PEA) y su tasa de desempleo es de 4.4% de su PEA. Estas son muy buenas cifras para un país (claro sin presentar la monstruosa cifra de su deuda total). Lo que no dicen estas macro estadísticas, es que en Estados Unidos, existen 27 millones de consumidores permanentes de drogas duras y 66 millones de alcohólicos consuetudinarios. CADA 19 MUNUTOS MUERE UN NORTEAMERICANO POR SOBREDOSIS DE HEROÍNA O DE OPIOIDES. El impacto económico anual por consumo de drogas y alcohol en Estados Unidos es de 442 mil millones de dólares (en comparación, la diabetes tiene un impacto económico de 240 mil millones de dólares), más del 40% de las personas con alguna adicción, sufren además de algún desorden mental, a pesar de lo cual, menos de la mitad, recibe tratamiento tanto para la adicción como para el padecimiento subyacente. Estas no son cifras inventadas por mi, aparecieron en un artículo del periódico EL UNIVERSAL, el 17 de Noviembre de 2016 (http://www.eluniversal.com.mx/articulo/ciencia-y-salud/salud/2016/11/17/estados-unidos-tiene-27-millones-de-adictos-y-66-millones). Estados Unidos es el mercado consumidor de drogas más grande de todo el mundo, con un valor de merado de miles de millones de dólares. NUNCA SE ACABARA EL TRAFICO DE DROGAS EN NUESTRO PAIS, SIENDO VECINOS DE ESE GIGANTESCO MERCADO Y TENIENDO ADEMAS EL TRAFICO DE DROGAS COMO UNA ACTIVIDAD NEGRA, CLANDESTINA, DEBIDO A LA PROHIBICION LEGAL EN NUESTRO PAIS. Si se legalizan las drogas en México, en automático el problema pasa a ser de Estados Unidos exclusivamente, debido a nuestra vecindad geográfica, y la asimetría en la resolución de este problema.

    ¿Pero porque se consumen tantas drogas en Estados Unidos? La explicación no es económica, ES EMINENTEMENTE SOCIOLOGICA. Cuando he visitado Estados Unidos, siempre he notado algo. Son un país de la SOBREPRODUCCION, del consumo masivo a gran escala y también por consecuencia, son el país del híper dispendio (fíjense en su basura, es nueva o está casi sin uso, es basura semi nueva). En Estados Unidos, no tienen productos, literalmente nadan sobre productos. La vida del Norteamericano medio, es levantarse muy temprano por la mañana, viajar dos horas en su carro en un freeway abarrotado, llegar volando a checar su ingreso a la fabrica, trabajar como burro por ocho o diez horas, regresar en carro por el mismo freeway hasta su casa, medio limpiar la misma, hacer comida (comúnmente ya preparada, solo lista para calentar), bañarse y acostarse a dormir, para volverse a levantar de madrugada y volver al trabajo. Eso lo hacen hombres y mujeres en edad de trabajar. Es un ciclo vicioso y monótono al infinito. Casi o prácticamente no ven a los hijos, menos aún a los parientes y no saben (ni les importa) saber quién es el vecino, que vive a un lado de su casa. Los hijos, comúnmente se van de su casa a más tardar a los 15 años, y en el mejor de los casos, trabajan y estudian. Hablan, si acaso, una vez al mes por teléfono con sus padres y punto. Cada quien hace su vida….. como puede.

    Esta manera de vivir (si es que a esto, se le puede llamar vida) tiene varias consecuencias sociales. La gente trabaja, no solo hasta el agotamiento físico, también hay un desgaste mental, por la monotonía de una actividad que los enajena de todo su entorno. Los vínculos con los hijos y el tiempo en familia, son mínimos, casi nulos. Las parejas conviven en las noches, solo porque duermen en el mismo cuarto, la gran mayoría de las veces con camas separadas. La tasa de divorcios en la sociedad norteamericana, es altísima 52.7% (y de acuerdo con las últimas estadísticas, la tasa de divorcios está disminuyendo drásticamente, por una razón obvia, los jóvenes, están dejando de casarse…..para terminar en divorcio, prefieren no casarse). El american way of life (el estilo de vivir americano) tiene un altísimo costo social: La individualización, el aislamiento, la soledad y la incertidumbre permanente sobre su futuro, agravado, debido a la presión social por ser el más productivo, el mejor, el más bello, el más popular, el más rico….en pocas palabras EL MAS COMPETITIVO. Pero socialmente, esas fuerzas (aislamiento, incertidumbre y competitividad social) terminan por ahogar a los norteamericanos. Yo trabajo en el sector turismo, y creo conocer bien a los gringos. Me llama la atención varias cosas de ellos. Hay algunos, muy pocos, por cierto, que les gusta platicar con los LOCALES como les dicen ellos. Y se admiran, cuando ven como somos los mexicanos en general, con estrechos lazos familiares, con familias con varios hijos (que pueden vivir en nuestra casa hasta su época adulta y mas allá), que nos importa un pito el tiempo, que vivimos y vemos la vida de otra manera, que estamos acostumbrados a vivir con poco dinero (en comparación con ellos) y a pesar, de que como sociedad, somos más pobres que ellos, vivimos más felices (a pesar de todos nuestros problemas). Hay otros gringos, QUE EL AISLAMIENTO NO LO DEJAN NUNCA. Rentan un motorhome gigante (con cocina integral y refrigerador), lo cargan con comida, motocicletas, lancha y cañas de pescar, etc. Y viajan a nuestro país. Por ejemplo a alguna playa en la península. Buscan, por lo regular, la playa más aislada, donde estén solos. Pueden estar una semana, quince días, terminan sus vacaciones, limpian el lugar, y regresan a Estados Unidos en su motorhome. ¿Cuándo abandonaron Estados Unidos? NUNCA. ¿Cuándo estuvieron en México? NUNCA. Porque ese tipo de gringos tan común, llevan a Estados Unidos dentro de su motorhome, viajan dentro de una burbuja a México, y regresan dentro de esa burbuja, a Estados Unidos (hasta el agua que beben la traen de USA). ¿Por qué se comportan de esa manera? Porque se apegan al principio de no inmiscuirse con nadie, y que cada quien hace su vida. CONTINUAN CON EL AISLAMIENTO AUN EN VACACIONES EN LA PLAYA. Si se encierran esos días a ver televisión en sus casas, o viajan a una playa, sin abandonar el aislamiento, es exactamente lo mismo, no importa lo que hagan. Son esclavos permanentes y voluntarios de la soledad y el aislamiento, por eso son tan vulnerables a las drogas y el alcohol…..porque son el escape a la putrefacta monotonía en que viven. Vienen a México, y literalmente se destrampan alcoholizándose, drogándose, desnudándose, gritando…..porque es el momento en que transgreden la barrera del aislamiento y las rígidas reglas de la vida en gringolandia. Y muchos lo saben, ya alcoholizados, empiezan a hablar pestes de la mierda de vida que viven en Estados Unidos, muchos lo gritan, de que les sirve ganar tanto dinero y tener tantas cosas, si nunca están satisfechos….eso yo lo he escuchado, no una, sino varias docenas de veces, sino es que más.

    Pero por desgracia el american way of life, no solo afecta a los gringos, también ha llegado a nuestro país y se ha “adaptado” (o será propiamente dicho: adoptado). Claro aquí tendríamos que definirlo como the mexican happy old fashion way life (el feliz modo de vida mexicano al estilo antiguo o la Mexican Happyness, la mexicana alegría, que significa: Nos vale madre todo). Como siempre hemos imitado todo de Estados Unidos (desde el nombre del país, la constitución, la masonería presidencial, el “Federalismo”, el estado “laico”, etc.) también aplicamos las recetas económicas venidas (o impuestas) por gringolandia. Hace muchas décadas nuestro país (dentro del contexto de la división internacional del trabajo) fue clasificado por el Banco Mundial y el FMI, como un país maquilador (en un grupo conformado por otros países tercer mundistas, como Taiwan, Singapur, Malasia, Indonesia, Tailandia, Filipinas, Camboya, Viet Nam, entre otros), debido a que éramos atractivos a la inversión, por tener mano de obra híper barata. Las plantas maquiladoras empezaron a asentarse en nuestro país en los años 60´s del siglo pasado. Ciudad Juárez, Tijuana o Nogales, Acuña o Nuevo Laredo, fueron ciudades fronterizas maquiladoras. El caso de Ciudad Juárez, fue patético. De tener en 1974, una población de 200 mil habitantes, para 1984, había quintuplicado su población (obvio, población venida de todas partes de la república), el desarrollo urbano fue caótico y desordenado, porque la población creció a un ritmo vertiginoso, Cd. Juárez, era el Taiwan mexicano, y demandaba grandes cantidades de mano de obra, con cientos de plantas maquiladoras de muy diverso tipo. Pero las maquiladoras, que crearon un gigantesco BOOM económico, crearon al mismo tiempo un gigantesco CRASH social. La estructura familiar mexicana, estaba compuesto por el padre, la madre y los hijos. El padre era el sostén económico de la familia. En la década de los 50´s del siglo pasado, era raro, que las mujeres ingresaran al ejercito de trabajo. PERO LAS MAQUILADORAS, AVIDAS DE MANO DE OBRA BARATA, Y SOCIALMENTE DOCIL A SU EXPLOTACION, empezaron solo por contratar mujeres, por cientos, y luego por miles. Primero mujeres adultas (pero ante el escenario de los embarazos), empezaron solo a contratar jovencitas de 15 años, soleteras. Llegaron al punto del colmo, QUE A PESAR DE SER JOVENES Y SOLTERAS, se les prohibía que se embarazaran, a tal punto, que hubo maquiladoras, que exigían que las obreras mostraran, sus toallas femeninas en sus días de regla, a las supervisoras, para demostrar que no estaban embarazadas. Y NO EXAGERO, ES ALGO QUE SE VIVIO EN LAS MAQUILADORAS DE MEXICALI, y se lo pueden preguntar a las obreras. Este fenómeno de contratar a las mujeres en masa, conllevó un efecto social devastador. La familia mexicana, se vio trastocada en su modelo tradicional. Las mujeres encontraban empleo, los hombres fueron relegados, y se volvieron económicamente dependientes del ingreso de la mujer. Aquellos hombres afortunados, que tenían trabajo y ganaban un sueldo, podían ver a la cara, dignamente a sus esposas, los otros, simplemente, no soportaban la situación y abandonaban su casa, con todo y sus hijos, otros emigraban a Estados Unidos, etc. Las maquiladoras, deformaron la vida familiar en nuestro país, con la complacencia de las autoridades en nombre del desarrollo económico. Si los hombres y las mujeres trabajaban, los hijos quedaban solos, casi al garete. Esos niños, después muchachos, caían en el consumo de drogas, pandillerismo, o se convirtieron en sicarios, porque fueron un fácil ejercito social de reserva, listos para ser reclutados por la delincuencia. ¿Cuál fue el efecto de todo esto en una Ciudad como Juárez? El odio hacia las mujeres (por ser las privilegiadas del trabajo y el ingreso) aumentó exponencialmente, y es lo que explica ese fenómeno que se conoció como LAS MUERTAS DE JUAREZ (mas de 4,000 mujeres, asesinadas o desaparecidas. Las que se lograron recuperar sus cuerpos, eran mujeres jóvenes, trabajadoras de las maquiladoras, y muertas con una enorme saña y brutalidad, además de ser violadas). Hoy debido a los bajísimos salarios, hombres, mujeres y hasta los hijos, se ven obligados a trabajar, para crear una bolsa de ingreso, suficiente para sostener su casa, si logran encontrar empleo, lo logran, si no, se van a engrosar la economía informal, poniendo, diversos puestos de venta de artículos en la calle, o engrosando la delincuencia, o ejerciendo ambas.

    El tratado de libre comercio con Estados Unidos y Canadá, ahondó estos efectos sobre la sociedad mexicana. Ciudad Juárez paso de la pesadilla de las maquiladoras y el asesinato de las mujeres, casi inmediatamente a un nuevo capítulo, peor aún que el anterior. La ciudad cayó en manos de la delincuencia organizada de los policías y los militares, y por otra parte, la delincuencia organizada de los narcos. La sociedad Juarense quedo en medio de este sándwich criminal, y pagó con sangre este negro periodo inaugurado por Felipe Calderón: Se dispararon los secuestros, los asesinatos, los robos, los asaltos, el cobro de piso a los negocios, etc. EL BOOM ECONOMICO MAQUILADOR LOGRADO POR CD. JUAREZ (QUE ERA LA ENVIDIA DEL PAIS) SE FUE AL CAÑO, FUE UN LOGRO ECONOMICO GIGANTESCO, CON SABOR MUY AMARGO. ¿Y QUE DECIMOS DE ACAPULCO? Otrora la joya turística del país, se fue también al caño, por la misma causa ¿Y CANCUN?, también se esta acapulquizando y va que vuela a su destrucción, por vía de la delincuencia.

    Vean el caso donde entran las mega mineras, o los proyectos petroleros, o los proyectos gaseros como el fracking ¿Quién va a pagar las consecuencias sociales de todos estos mega proyectos? LOS PUEBLOS DE NUESTRO PAIS. Lo que trato de decir, con todo esto, es que el fenómeno del narco y la delincuencia, son el efecto, de una raíz profundamente social.

    Debe movernos a reflexión. Como lo he dicho en otros artículos, la delincuencia, NO NACE, SE HACE. Y depende como sean educados los niños, desde su etapa temprana, Y EN ESO LOS PAPAS, tienen toda la responsabilidad (no los maestros o la escuela). Reflexionemos: como país, producimos pocos científicos, pocos profesionales altamente calificados, PERO COMO PAIS, SI PRODUCIMOS EXCELENTES DELINCUENTES (MUNDIALMENTE FAMOSOS), Y LOS PRODUCIMOS, NO A PUÑOS, SINO POR TONELADAS (¿No es acaso esto una vergüenza?). Somos un país en déficit social, porque producimos más delincuentes, que personas productivas y útiles. Y el hecho de que tengamos esta característica como país, no solo es debido a la corrupción del gobierno, los funcionarios, los partidazos, los políticos, etc. NUESTRO FRACASO, ES PORQUE COMO SOCIEDAD, PRODUCIMOS POLITICOS CORRUPTOS Y CHAFAS (muy corruptos, porque son nuestro reflejo), COMO SOCIEDAD, ACEPTAMOS CON AGRADO LA TRANSGRESION DE LA LEY, TODO NOS VALE MADRE, Y HACEMOS LITERALMENTE, LO QUE NOS PEGA LA GANA…… “HAGO SIEMPRE LO QUE QUIERO Y MI PALABRA ES LA LEY,….. NO TENGO TRONO, NI REINA, …..PERO SIGO SIENDO EL REY”…..¿no acaso lo cantamos con orgullo nacional, esta canción de José Alfredo Jiménez, y gritamos VIVA MEXICO, con dos o tres tequilas adentro?......pues creo que es tiempo, que pensemos, muy seriamente, en sus consecuencias, porque la pacificación del país, jamás será posible, si no cambiamos de raíz nuestras costumbres pendencieras. Está en nuestras manos…..no en las del gobierno (así sea de derecha o de izquierda, neoliberal o nacionalista). Porque la delincuencia…no tiene ideología…..solo un origen, nuestro origen, porque nosotros los creamos….con nuestras propias manos y nuestra pésima educación….son nuestro fruto……producto de nuestro fracaso social, político, económico, histórico, cultural, etc.

    La Paz, B.C.S. a 8 de Septiembre de 2018.


    Jorge Peón. Sociólogo egresado y despedido de la UABC, como maestro de tiempo completo en la Unidad de Ciencias Marinas de Ensenada en 1981. Orgulloso ex sindicalista del STAUABC.
    Contacto: jpeon.aridacorp@gmail.com 


  • Opiniones sobre esta nota