Efecto AMLO se ha convertido en Gran Atractor




  • El efecto AMLO no se detiene, se ha tornado en gran atractor que arrasa ya a la totalidad del resto de variables. Los promedios y algoritmos de búsqueda y aceptación siguen creciendo y tiene que llegar a decrecer para poder analizarlo. La subida es larga porque deviene desde 2006 pasando por el 2012 con un promedio real del 50% con una cúspide en el último año que rebasa el 60% y arriba hoy al 70% de aceptación a tres meses de tomar el poder.

    El mayor error que cometió Vicente Fox fue abrir superexpectativas que cuando no se cumplen generan caídas abruptas (superpérdida de expectativas) en el mercado social, Si Fox no las hubiese abierto hoy sería considerado un mediocre mejor que retrógrada y traidor al cambio. AMLO se cuida sigilosamente de ello, no quiere prometer de más de manera innecesaria o muy improbable. AMLO es un político profesional de larga experiencia, sabe que abrir superexpectativas ofrecen un respiro efímero pero a cambio de una doble caída.

    AMLO ha tomado en discurso todas las críticas que se habían generado y enfriado en los últimos treinta años y hoy despoja a los críticos haciéndoles girar a su alrededor. En cuanto a los beneficiarios del antiguo régimen, ha neutralizado sus críticas y limitado sus recursos solo con la promesa de aplicar el filo de la ley lo cual le exime y deja sin legitimidad a sus adversarios. Pero lo que mas amplía las expectativas recientemente, es el Efecto de Totalidad Coherente que empieza a apreciarse al ir integrando todos sus planes sin caer en contradicciones, omisiones ni falsas jerarquizaciones, demostrando que sus planes no eran inconexos, parciales ni confusos.

    En esto coinciden estadísticas y algoritmos. Al promediar la lógica binaria (encuestas y estadísticas) todo en un uno ficticio conlleva lógicamente a un crecimiento exponencial, pero como en sociedad las poblaciones pueden crecer exponencialmente durante un tiempo pero finalmente limitadas por la disposición de recursos, esto produce una imagen J en ascenso pero una S en descenso como reflejo simétrico pero inverso al mismo ascenso. En cambio, en matemática de caos el gran atractor acelera y asciende de múltiples formas y tiempos, arribando a la cúspide desacelera igual pero puede mantenerse o tardar en descomponerse no necesariamente como imagen inversa al ascenso. Aquí la imagen es de un remolino que crece y se desvanece bajo distintas formas y movimientos.

    En ambos casos, los analistas seguimos a la espera de que el antes efecto ahora convertido en gran atractor AMLO empiece a decrecer para poder iniciar entonces especulaciones con menores medidas de caos acerca de lo que caracterizará a la llamada Cuarta República.

    Raul Corral Quintero 
    Anahuacalli, 31 agosto 2018

  • Opiniones sobre esta nota