UN PUNTO TORAL: EL EZLN Y LA DESCENTRALIZACION




  • Dentro de los tropezones, que ha tenido el grupo político triunfante en las elecciones pasadas el 1 de Julio de 2018 (la pifia de la participación del Papa en el proceso de los Foros de Amnistía, el desencuentro y fricción con el EZLN, y el asunto del fideicomiso). Me ha llamado la atención el desencuentro entre el Zapatismo y el próximo gobierno de López Obrador.

    Pero ¿porque de esta distancia? Leí con cuidado, los argumentos de los Zapatistas. Un golpe demoledor fue acusar al régimen político mexicano, de siempre haberlos traicionado. Acusaron que en su momento, Ernesto Zedillo, trató de destruirlos, traicionándolos a través del que fuera entonces Secretario de Gobernación, Esteban Moctezuma Barragán. Que negociaba con ellos, dándoles una cara, pero traicionándolos por la espalda dando otra cara con Zedillo. Acusaron al Padre Solalinde de tratar de hacer lo mismo, ya que sospechan, que la presencia de Moctezuma Barragán en el gabinete de AMLO obedece al mismo juego y  no aceptan ningún diálogo, hasta en tanto López Obrador asuma el cargo como presidente el 1 de Diciembre próximo, y tenga el poder real y formal, para entablar un diálogo en nombre del nuevo régimen.

    En lo personal, me pareció, en un principio, que lo más lógico, era que el EZLN, entrara en dialogo con el equipo político de AMLO, máxime que hay una persona clave en este asunto, que hoy pertenece al grupo lopezobradorista: JAIME MARTINEZ VELOZ (que sin lugar a dudas, conoce muy bien la cara del zapatismo).

    La dureza de la respuesta del EZLN, me llamó la atención. ¿Qué hay detrás de todo esto? Me puse a investigar y les comparto mis conclusiones, porque a mi juicio, aquí hay un asunto muy importante que nos afecta a todos, y además es un asunto relegado por décadas y manoseado a nuestras espaldas.

    Para explicarme, voy a tomar otro tema, que parece aislado e inconexo con los zapatistas y es el asunto de la descentralización. La famosa descentralización es un concepto, que se ha puesto en el centro de la discusión nacional, debido a una propuesta del próximo gabinete de López Obrador.

    LA DESCENTRALIZACION PROPUESTA.

    Para nadie es un misterio, la propuesta del gobierno electo, de sacar las oficinas del centro del país hacia distintas ciudades en diversos Estados. Son 18 secretarías de Estado, y más de doscientos organismos llamados “descentralizados”. De acuerdo a esta óptica, enviar oficinas y empleados federales, por ejemplo de la Secretaría de Educación Pública, que ya no estará en la Ciudad de México, sino que a partir del 1 de Diciembre, estará asentada en Puebla. La SAGARPA, pasará a asentarse a Ciudad Obregón, Sonora, y así sucesivamente. Aparentemente esto es descentralizar el aparato burocrático del Gobierno Federal, pero a mi juicio, eso no es descentralizar, ESO ES DESCONCENTRAR EL APARATO BUROCRATICO.  ¿Vale la pena hacer esa desconcentración? Viéndolo desde la óptica de la Ciudad de México que padece, desde hace décadas, de sobrepoblación crónica, el asunto, sin lugar a dudas, suena bien. Por otra parte es positivo, que la burocracia, deje de estar viendo el ombligo de este país, para pasar a otros puntos de la República, y que observen al país, desde otra óptica, EL PAIS NO ES SOLO CHILANGOLANDIA. Esas serían algunas de las ventajas de la desconcentración. Las desventajas: EL MONSTRUOSO COSTO DE MOVER TODAS LAS SECRETARIAS FUERA DE LA CIUDAD DE MEXICO. Este factor, es lo que creo, que puede hacer inviable este noble propósito del nuevo gobierno.

    Ahora bien, si hablamos propiamente de la descentralización, ¿a que nos referimos?

    Para no hablar de teorías. Pondré ejemplos concretos. Yo vivo en BCS, me he dedicado en los últimos treinta años a trabajar en el sector pesquero y turístico, y lo que voy a decir no son inventos, sino producto de lo que he vivido. Baja California Sur, es el Estado de la República, que más playas tiene. Tiene una línea costera que mide más de 2,200 Km. (casi lo que mide la frontera de México con Estados Unidos). El ejido al que pertenezco, tiene 35 kilómetros de playa. Si yo como ejidatario, y como dueño de una parcela, pegada a la orilla de la playa, se me ocurre (por ejemplo) la idea de construir una torre rústica, hecha de madera a la orilla de la playa, para que los turistas disfruten de la vista y con binoculares, observen las ballenas y las aves marinas, aún siendo el propietario de la tierra, NO PUEDO HACERLO. Antes tengo que ir a la SEMARNAT, a la CONANP, y a la Dirección General de Vida Silvestre (enviando documentos hasta la Ciudad de México) para solicitar un permiso para construir esa simple torre hecha a mano. Y un burócrata, que está sentado a dos mil kilómetros de mi parcela, va revisar el largo listado de requisitos que tengo que cumplir para poner una simple torre de madera, si a su juicio, y el del director de la CONANP, y de una larga serie de funcionarios, incluido el delegado de la SEMARNAT en La Paz, están de acuerdo y dan el visto bueno, en algunos meses, recibiré el permiso para instalar esa torre (esto es un simple ejemplo, muy cercano a la realidad). En pocas palabras, los 2,200 Km. De playa están ahí, yo las vivo, yo las disfruto, como habitante de Baja California Sur, si así es, pero la realidad es que ni un MILIMETRO le pertenece a mi estado, los 2,200 Km de playa, SON PROPIEDAD FEDERAL. Otro ejemplo: Si siendo yo dueño de mi parcela, se me ocurre excavar un pozo para obtener agua, tengo que hacer un trámite, SI ASI ES, AL GOBIERNO FEDERAL, porque todas las aguas sean superficiales o subterráneas, SON PROPIEDAD FEDERAL, y el trámite lo tengo que hacer ante la CONAGUA. Si se me ocurre poner un aeródromo en mi parcela, para que aterricen avionetas de gringos o mexicanos, no puedo, tengo que pedir un permiso a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, a la DIRECCION GENERAL DE AERONAUTICA CIVIL (que solo existe en la Ciudad de México), y ROGARLE que me otorgue un permiso, porque todo lo relacionado con el espacio aéreo mexicano, ES MATERIA FEDERAL, y así puedo continuar al infinito. EN POCAS PALABRAS, DIGANME ALGO, UNA SOLA COSA QUE NO SEA MATERIA FEDERAL. Todo es materia federal en este país, porque de eso depende el poder y el control CENTRALIZADO en manos del gobierno federal, que comanda EL PRESIDENTE DE LA REPUBLICA. La autonomía y la soberanía de los estados, ES UNA CARICATURA, los mugrosos CONGRESOS ESTATALES, están maniatados, porque no pueden legislar en materia de recursos naturales porque aunque están físicamente en nuestro Estado, no son jurídicamente nuestros, porque son PROPIEDAD FEDERAL. Cuando escucho DESCENTRALIZACION, entiendo, que es TRASPASAR ESAS GIGANTESCAS FACULTADES DEL GOBIERNO FEDERAL A LOS ESTADOS, Y CREAR ESTADOS VERDADERAMENTE AUTONOMOS Y SOBERANOS, DUEÑOS DE SUS RECURSOS NATURALES Y DE TODAS SUS LEYES EN CUALQUIER MATERIA, QUE REGULEN SU VIDA, DENTRO DE SU TERRITORIO. PARA MI DESCENTRALIZAR, ENTIENDO, REFRENDAR EL PACTO FEDERAL, ENTRE ESTADOS AUTONOMOS QUE SON VERDADERAMENTE LIBRES Y SOBERANOS, Y NO LA CARICATURA DE PACTO FEDERAL QUE HOY TENEMOS, DONDE EL GOBIERNO FEDERAL ES EL DUEÑO DE TODO.

    A estas alturas, ustedes se preguntarán, bueno ¿y eso que tiene que ver con los zapatistas? Aparentemente nada, y en esencia, tiene que ver todo.

    Si vemos el asunto de los ZAPATISTAS, ellos se alzaron en armas contra el gobierno el 1 de Enero de 1994. El conflicto armado duró escasamente 12 días. Los zapatistas enviaron una carta a Salinas de Gortari, pidiendo un periodo de tregua y un alto momentáneo al conflicto. Fue cuando Salinas nombra a Manuel Camacho Solís (que años después se supo era el financiador de los zapatistas, y que el comandante Marcos, el original y verdadero, era uno de sus brazos derechos, que había sido guerrillero en Nicaragua), como Comisionado Nacional para el dialogo con los Zapatistas. Camacho Solís, entonces organiza la COMISION DE CONCORDIA Y PACIFICACION (COCOPA) y se abre un periodo, de 2 largos años, de dialogo, y al final de ese periodo en 1996, se concreta un marco de entendimiento, que firma el gobierno federal, y el EZLN. A ese documento se le conoce como los ACUERDOS DE SAN ANDRES LARRAINZAR. Acuerdos, que al transformarse en una LEY denominada como LEY COCOPA, y al querer plasmarlos en la constitución, el gobierno federal, se echó para atrás, y a pesar de haber sido firmados y estar basados en acuerdos internacionales como el acuerdo 169 de la ORGANIZACIÓN INTERNACIONAL DEL TRABAJO, de la ONU, el gobierno federal, olímpicamente los desconoció. Y ESO ABRIO UNA GRIETA HISTORICA EN NUESTRO PAIS, QUE CONTINUA COMO UNA HERIDA ABIERTA, HASTA NUESTROS DIAS. ¿Por qué el Gobierno Federal, se arrugó a la hora de honrar su palabra y su firma en los acuerdos de San Andrés?

    Estuve revisando el texto de esos acuerdos, el texto original. Es un acuerdo muy extenso, pero voy a mostrar, partes que a mi juicio, son esenciales de ese pacto (me remito a puntos de su original) que a la letra dicen:
    COMPROMISOS DEL GOBIERNO FEDERAL CON LOS PUEBLOS INDÍGENAS 

    Las responsabilidades que el Gobierno Federal asume como compromisos que el Estado mexicano debe cumplir con los pueblos indígenas en su nueva relación son:

    Reconocer a los pueblos indígenas en la Constitución general. El Estado debe promover el re conocimiento, como garantía constitucional, del derecho a la libre determinación de los pueblos indígenas que son los que descienden de poblaciones que habitaban en el país en la época de la conquista o la colonización y del establecimiento de las actuales fronteras estatales y que cualquiera que sea su situación jurídica, conservan sus propias instituciones sociales, económicas, culturales y políticas, o parte de ellas. La conciencia de su identidad indígena deberá considerarse un criterio fundamental para determinar los grupos a los que se aplican las disposiciones sobre pueblos indígenas.

    1. El derecho a la libre determinación se ejercerá en un marco constitucional de autonomía asegurando la unidad nacional. Podrán, en consecuencia, decidir su forma de gobierno interna y sus maneras de organizarse política, social, económica y culturalmente. El marco constitucional de autonomía permitirá alcanzar la efectividad a los derechos sociales, económicos, culturales y políticos con respeto a su identidad

    2 Ampliar participación y representación políticas. El Estado debe impulsar cambios jurídicos y legislativos que amplíen la participación y representación políticas local y nacional de los pueblos indígenas, respetando sus diversas situaciones y tradiciones, y fortaleciendo un nuevo federalismo en la República mexicana. El reclamo de que las voces y demandas de los indígenas sean escuchadas y atendidas debe llevar al reconocimiento de derechos políticos, económicos, sociales y culturales de los pueblos indígenas, dentro del marco de la nación mexicana, y a una decisiva reforma del Estado en materia de prácticas institucionales. El Gobierno Federal promoverá las reformas constitucionales y legales que correspondan a los acuerdos y consensos alcanzados.

    Participación. El Estado debe favorecer que la acción institucional impulse la participación de los pueblos y comunidades indígenas y respete sus formas de organización interna, para alcanzar el propósito de fortalecer su capacidad de ser los actores decisivos de su propio desarrollo. Debe promover, en colaboración con las expresiones organizativas de los pueblos indígenas, que éstos vigoricen sus capacidades de decisión y gestión. Y debe asegurar la adecuada corresponsabilidad del gobierno y los pueblos indígenas en la concepción, planeación, ejecución y evaluación de acciones que actúan sobre los indígenas. Puesto que las políticas en las áreas indígenas no sólo deben ser concebidas con los propios pueblos, sino implementadas con ellos, las actuales instituciones indigenistas y de desarrollo social que operan en ellas deben ser transformadas en otras que conciban y operen conjunta y concertadamente con el Estado los propios pueblos indígenas.

    Libre determinación. El Estado respetará el ejercicio de la libre determinación de los pueblos indígenas, en cada uno de los ámbitos y niveles en que harán valer y practicarán su autonomía diferenciada, sin menoscabo de la soberanía nacional y dentro del nuevo marco normativo para los pueblos indígenas. Esto implica respetar sus identidades, culturas y formas de organización social. Respetará, asimismo, las capacidades de los pueblos y comunidades indígenas para determinar sus propios desarrollos. Y en tanto se respeten el interés nacional y público, los distintos niveles de gobierno e instituciones del Estado mexicano no intervendrán unilateralmente en los asuntos y decisiones de los pueblos y comunidades indígenas, en sus organizaciones y formas de representación, y en sus estrategias vigentes de aprovechamiento de los recursos naturales.

    El reconocimiento en la legislación nacional de las comunidades como entidades de derecho pú- blico, el derecho a asociarse libremente en municipios con población mayoritariamente indígena, así como el derecho de varios municipios para asociarse, a fin de coordinar sus acciones como pueblos indígenas. Las autoridades competentes realizarán la transferencia ordenada y paulatina de recursos, para que ellos mismos administren los fondos públicos que se les asignen, y para fortalecer en sus diferentes ámbitos y niveles. Corresponderá a las Legislaturas estatales determinar, en su caso, las funciones y facultades que pudieran transferírseles.

    El Gobierno Federal se compromete, en un marco de pleno respeto republicano, a impulsar que los gobiernos y las legislaturas de los estados de la República consideren, entre otros, estos elementos como criterios en la legislación para construir las características de libre determinación y autonomía indígena.

    Y la joya de la Corona (Nota mía):

    El Gobierno Federal asume el compromiso de construir, con los diferentes sectores de la sociedad y en un nuevo federalismo, un nuevo pacto social que modifique de raíz las relaciones sociales, políticas, económicas y culturales con los pueblos indígenas. El pacto debe erradicar las formas cotidianas y de vida pública que generan y reproducen la subordinación, desigualdad y discriminación, y debe hacer efectivos los derechos y garantías que les corresponden: derecho a su diferencia cultural; derecho a su hábitat; uso y disfrute del territorio, conforme al artículo 13.2 del Convenio 169 de la OIT; derecho a su autogestión política comunitaria; derecho al desarrollo de su cultura; derecho a sus sistemas de producción tradicionales; derecho a la gestión y ejecución de sus propios proyectos de desarrollo.

    Después de leer el largo texto de los acuerdos, me quedó muy claro, porque el Gobierno Federal, se echó para atrás. Todo el texto subrayado, son las partes que a mí me parecieron las más esenciales. Si ustedes son acuciosos, verán que en este texto hay algo valiosísimo. LES OTORGA PLENA AUTONOMIA A LOS PUEBLOS INDIGENAS, PARA DECIDIR, DE ACUERDO A SUS USOS Y COSTUMBRES, SU FORMA DE GOBIERNO, ELEGIR A SUS AUTORIDADES, ORGANIZARSE ECONOMICAMENTE DE ACUERDO A SUS COSTUMBRES, A SER PROPIETARIOS DE SUS TERRITORIOS Y A ORGANIZARSE EN MUNICIPIOS INDIGENAS AUTONOMOS.

    Los Acuerdos de San Andrés establecen claramente que será modificada la Constitución General de la República, para:

    “Impulsar la celebración de un nuevo pacto social incluyente, basado en la conciencia de la pluralidad fundamental de la sociedad mexicana y en la contribución que los pueblos indígenas pueden hacer a la unidad nacional, a partir del reconocimiento constitucional de sus derechos y en particular de sus derechos a la libre determinación y a la autonomía”.

    Imaginemos que los acuerdos de San Andrés, el Gobierno Federal los hubiera respetado, entonces un ejidatario indígena, que vive en un pueblo indígena, con 35 Km de línea costera. Que le interesa construir una simple torre de madera, para que los turistas puedan disfrutar de la vista panorámica, disfrutar de la observación de las ballenas y las aves silvestres marinas. Si desea construir esa torre de madera, en sus tierras, no tendrá que hacer el larguísimo tramite federal hasta la Ciudad de México y hacer costosos pagos, por derechos federales, manifestación de Impacto ambiental, cambio de uso de suelo, estudio técnico justificativo por desmonte de terreno forestal y el larguísimo etc al que estamos sometidos todos nosotros, simplemente acudirá con sus autoridades locales, para solicitarles su permiso (de acuerdo a sus usos y costumbres) y asunto arreglado.

    Los acuerdos de San Andrés Larrainzar, si el gobierno federal los hubiera aceptado y respetado, hubiera cambiado el PACTO FEDERAL, pues los pueblos indígenas en lucha, sin darse cuenta, TOCARON EL CORAZON DEL MAYOR ENGENDRO POLITICO QUE PADECEMOS EN MEXICO, LA GIGANTESCA CONCENTRACION DE FACULTADES Y DERECHOS DEL GOBIERNO FEDERAL. Si el gobierno federal, hubiera concedido AUTENTICA AUTONOMIA A LOS PUEBLOS INDIGENAS, NOS HUBIERA TENIDO QUE CONCEDER, AUTOMATICAMENTE, PLENA AUTONOMIA A LOS ESTADOS Y MUNICIPIOS DE ESTE PAIS. DE ESE TAMAÑO ES EL ASUNTO DE LOS ZAPATISTAS. Y NO ES COSA MENOR. Y ESO EN SU MOMENTO PASO DESAPERCIBIDO PARA TODOS NOSOTROS. PORQUE SE ENVOLVIO EN EL ROPAJE DE SER UN ASUNTO MERAMENTE “INDIGENISTA”. FALSO.

    Los zapatistas saben perfectamente lo que quieren, Y LES OTORGO TODA LA RAZON. EL RESTO DE LOS MEXICANOS, DEBERIAMOS DE APOYARLOS DE FORMA IRRESTRICTA, ASI COMO LA GRAN MAYORIA APOYA A RABIAR A LOPEZ OBRADOR, CON LOS OJOS CERRADOS. LA LUCHA ZAPATISTA, ES UNA LUCHA QUE NOS INVOLUCRA A TODOS, Y EL FIN QUE BUSCAN, CAMBIARIA, NO SOLO EL ROSTRO, SINO LA ESENCIA TODA DE ESTE PAIS, ELIMINANDO LOS METAPODERES DEL GOBIERNO FEDERAL, DE LO CUAL, NOSOTROS, “LOS MESTIZOS” NOS HEMOS ACOSTUMBRADO A VER COMO ALGO NORMAL, CUANDO EN VERDAD ES UNA GIGANTESCA DISTORSION Y UN ABUSO HISTORICO QUE HA PISOTEADO Y SUBYUGADO NUESTROS DERECHOS Y SOBERANIA, POR DECADAS.

    Si de verdad, López Obrador, como dice, quiere hacer la CUARTA REPUBLICA, Y UNA TRANSFORMACION TOTAL DEL PAIS, QUE NOS BENEFICIE A TODOS…….DEBE COMENZAR POR RATIFICAR LOS ACUERDOS DE SAN ANDRES LARRAINZAR, MODIFICAR LA CONSTITUCION, OTORGARLE PLENA AUTONOMIA A TODOS LOS PUEBLOS INDIGENAS (QUE LO MERECEN, POR SER LOS PUEBLOS ORIGINARIOS) Y DE PASO, TRANSFORMAR ESTE PAIS, PUES DESPUES DE LOS INDIGENAS, SEGUIRIA LA TRANSFORMACION DEL PACTO FEDERAL, Y LA PLENA AUTONOMIA Y SOBERANIA DE LOS ESTADOS Y MUNICIPIOS EN TODO EL PAIS. Si eso lo hiciera el Peje, sin lugar a dudas, merecería se le construyera un gigantesco monumento. Pero creo que esos son sueños guajiros. Tal como lo hizo Zedillo, el hocicón de Fox (que dijo que arreglaría el asunto de los Zapatistas en 15 minutos, y todavía seguimos esperando), Calderón o Peña Nieto, es casi seguro, que el Peje nade de muertito, se haga el loco, como que ese asunto no existe, y mandar todo al olvido, y que transcurran los próximos seis años EN EL AQUÍ NO PASA NADA. POR ESO LOS ZAPATISTAN SON TAN REACIOS Y DUDAN MUCHO, QUE ALGUIEN CUMPLA CON LOS ACUERDOS. Pero yo les pregunto, A NOSOTROS LOS MEXICANOS DE A PIE, ¿QUE ACASO NO NOS BENEFICIA QUE SE RESPETEN DE A DEVERAS LOS ACUERDOS DE SAN ANDRES LARRAINZAR Y SE PLASMEN EN LA CONSTITUCION? Piénsenlo.

    La Paz, B.C.S. a 20 de Julio de 2018.


  • Opiniones sobre esta nota