ESCENARIO POSTELECTORAL




  • Salirse de la realidad en psicología y psiquiatría es principio de locura, de manera análoga, cuando los políticos profesionales no aceptan o parten de la realidad pierden toda capacidad de estrategia y de futuro o permanencia. Sus pretensiones propias que tratan de imponer a los demás, cuando obtienen éxito son asertivos pero cuando fracasan los rige el mismo principio de pérdida del principio de realidad. En cualquier caso, el único parto real es partir de la realidad sea cual sea esta o destinar al fracaso todas las pretensiones políticas mal proyectadas. Como sabemos la ley exige un mínimo de 3% para seguir permaneciendo como partido, con base en ello, la nueva realidad política nacional por partidos 2018 es la siguiente a partir de hoy:

    1) En cuanto al frente del PRI: el Partido Verde 1,8%, Panal 1%, que automáticamente pierden el registro el día de hoy. El PRI queda en picota pues solo retuvo el 4.5% aun sin contar excesos de gastos y e incidentes electorales, así que es posible pierda su registro. De salvar este escollo, el PRI tendrá que reformarse para poder competir en 2021 sin posibilidad de fraude para ninguno, expulsar a los tecnócratas ItamoSalinistas, ajustar cuentas con los neoliberales que secuestraron al partido y ahora están aislados. El siguiente paso será regresar a su razón fundante que es la revolución ya muy gastada y con poco poder de cohesión o de hacer masa social. Así que, lo mas probable es que de no perder su registro en 2018 el PRI lo pierda en 2021. 

    2) En cuanto a la coalición del PAN-PRD-MC: El PRD 1,7% desaparece aun sin tomar en cuenta excesos de campaña y fraude electoral. El MC obtuvo 1.7% también desaparece. El PAN retiene solo el 7.3% que aún con los mayores excesos en gastos de campaña y el descomunal fraude en Puebla (estilo Edomex II pero ahora dirigido por el PAN), seguramente mantendrá su registro pero las mismas élites económicas neoliberales mas mafiosas del país que secuestraron al PRI secuestraron al PAN. Así que para reencauzar al PAN al igual que el PRI, las bases panistas tendrán que expulsar a la élite neoliberal privilegiada, a tiempo de que ésta misma élite planea desde hace tres meses en deshechar al PAN y formar otro partido. Es segura por doble partida la escisión del PAN, las bases panistas en su mayoría pequeños y medianos empresarios se quedará con el PAN o pasarán a formar parte del nuevo partido de los mas altos empresarios. En ambos partidos la razón fundante es representar a los emprendedores mexicanos que seguirán vivos, aunque sin prebendas ni canongías pues el nuevo gobierno no es socialista es liberal de nuevo cuño (no neoliberal), Habrá problemas con obtener el 3% mínimo si se dividen para 2021 pero la cantidad de recursos económicos que manejan seguramente harán el milagro.

    El neoliberalismo kakistocrático se fracturó durante el proceso electoral, el principal ideólogo itamita Luis Videgaray se enfrentó al principalísimo ideólogo neoliberal Carlos Salinas, sus candidatos Anaya y Meade no cedieron un centímetro en su plan de al final sumarse al puntero para acercarse a AMLO, rebasarlo con fraude electoral en contubernio con el INE que se fue por la libre porque no se decidieron. Muchos analistas aún insisten en que PRI y PAN perdieron porque no se unieron, pero la verdad es que este plan de principio estaba destinado al fracaso pues si ahora sumamos el 7.3 del PAN y 4.5 del PRI no llegan ni al 12%.

    3) En cuanto al frente de Morena. El PT no corre riesgo de perder registro. PES individualmente obtuvo 2.6% es muy probable pierda el registro. Entonces, en suma cinco partidos pierden registro (PRD, Partido Verde, MC, Panal y PES), y cuatro siguen (PAN,PRI, Morena y PT). 

    Morena tiene toda la cancha limpia con muy poca historia y con muy pocos compromisos, pero su mayor aspiración no es solo modernizar su partido es cambiar la dinámica interna y de interacción hacia fuera de todos los partidos. No solo el retorno a la legalidad política y constitucional y el aumento a las penas a la corrupción y el fraude electoral, también tendrá que cambiar y automatizar las prácticas políticas y las formas de consensuar. Un <partido plebiscitario> que implica una apertura y contacto permanente con la sociedad civil, en especial en la elección y programas de candidatos. 

    La idea de partido no ha podido ser reemplazada en todo el mundo por ningún teórico y mucho menos por los políticos. Por lo que seguirá la forma clásica de partido en Morena sin simuladores ni corruptos, servidores públicos articuladores del campo instituido y la sociedad civil, elemento intermedio de organización social de la sociedad civil con la sociedad política. La única novedad en los partidos son las redes sociales que constituyen ya la fábrica de líderes de opinión que ocuparán cargos políticos, canales bidireccionales que ya modifican la política en tiempo real y que una vez encriptados totalmente actuarán como canales plebiscitarios. 

    Los intereses inmediatos de las bases partidarias se han impuesto por sobre cualquier ideología, pero ahora vemos el retorno de las ideologías y la ética por efecto de la exposición pública a que someten las redes sociales a los nuevos sujetos políticos posmodernos.

    Raul Corral Quintero 
    Anahuacalli, 4 julio 2018

  • Opiniones sobre esta nota