CIRCULANTE Y CORRUPCION




  • El problema mayor con el circulante es que se presta mucho al fraude, lavado, evasión fiscal, salir de contabilidad y la fuga o entrada ilegal de capitales líquidos con billetes de alta denominación. Se ha vuelto incontrolable, duro y falto de valor o respaldo productivo intrínseco. 

    Por esto es que AMLO propone que todas las transacciones del gobierno serán de flujo continuo y en tiempo real para poder seguir punto por punto el movimiento del circulante sin billetes o monedas. Nada raro, hay al menos dos países que han logrado sacar de uso billetes y monedas por monederos electrónicos cada vez mas sofisticados y personalizados. 

    El proceso de digitalización del dinero inició hace cuarenta años, hoy el promedio mundial de transacciones digitales/circulante monetario es de 25 a 1 y la tendencia es a desterrar totalmente el circulante sin respaldo por metales preciosos cada vez mas diversos para la cuarta revolución tecnocientífica y el valor criptográfico que apenas inicia pero reforzará en mucho la socialización de la computadora cuántica. El fin último es el control total de transacciones financieras en tiempo real con múltiples accesos. 

    Al control total financiero le justifica la necesidad de seguridad financiera que se eleva como derecho humano fundamental de quinta generación, pero entonces inicia la confrontación por el control inteligente cerrado o abierto. Nuevas formas de democracia que sin embargo se siguen expresando en el grado de apertura y cierre del Estado en su relación con la sociedad desde Thomas Hobbes.

    Raul Corral Quintero 
    Anahuacalli, 11 junio 2018


  • Opiniones sobre esta nota